Mundiales de rugby: Australia y Estados Unidos albergarán las próximas dos citas

·4  min de lectura
Una escena de los Pumas ante Francia, en el último Mundial, en 2019
Cameron Spencer

Con la mira puesta en el desarrollo y la expansión del rugby a largo plazo antes que en el lucro inmediato, World Rugby oficializó a Australia y Estados Unidos como sedes para los próximos dos mundiales, en 2027 y 2031, respectivamente. De esta manera, se rompe la ley no escrita de que cada ocho años el Mundial se juegue en Europa, como había ocurrido hasta aquí.

Será la tercera vez que la máxima cita se dispute en Australia y la primera que se traslade a América, siguiendo con la tendencia que comenzó en el último Mundial de 2019, cuando Japón se convirtió en el primer país asiático y la primera nación no tradicional del rugby en albergar el evento.

Las sedes ya estaban designadas y sólo faltaba la aprobación del Consejo Directivo de World Rugby, algo que se produjo ayer en la reunión anual llevada a cabo en Dublín, Irlanda. World Rugby también anunció las sedes de los próximos Mundiales Femeninos, que este año disfrutará de su novena realización (postergada de 2021), en Nueva Zelanda. Las citas venideras serán en Inglaterra en 2025, en Australia en 2029 y en Estados Unidos en 2033.

“El Consejo también aprobó un nuevo modelo que le permitirá a World Rugby crea alianzas con las uniones y los gobiernos nacionales para establecer una estructura local en cada país”, rezó el comunicado en que se dio a conocer la asignación.

El desembarco en Australia para 2027, que fue cosede con Nueva Zelanda en el primer Mundial en 1987 y sede única en 2003, marca el regreso al hemisferio sur luego de 16 años y tiene como principal objetivo recuperar un mercado que ha perdido centralidad en los últimos años, relegado por otros deportes como el Rugby League y el Aussie Rules (fútbol australiano). Además, se enmarca en una gran apuesta del gobierno australiano por el deporte, que incluye a los Commonwealth Games de 2022, la gira de los Lions de 2025, el Mundial Femenino de 2029 y finaliza con Juegos Olímpicos de Brisbane 2032.

La alianza entre el Mundial de Rugby y los Juegos Olímpicos parece haber llegado para quedarse. Comenzó con Japón 2019/Tokio 2020, continuó con Francia 2023/París 2024 y se prolongará con la experiencia australiana y Los Angeles 2028/Estados Unidos 2031.

“El nuevo modelo refuerza el éxito del proceso de selección de sedes que ha atraído a postulantes sustentables y confiables, mostrando el claro potencial de ofrecer excelentes resultados tanto para el anfitrión como para el deporte”, agregó el comunicado de World Rugby. “Luego de que Japón 2019 resultara en un récord de ganancias y con Francia 2023 encaminado a quebrar todas las marcas de venta de entradas, acuerdos comerciales y televisación, el Mundial de Rugby se ha convertido en una oferta atractiva para los gobiernos y uniones nacionales”.

En 2016, Joe Biden, por entonces vicepresidente, junto a los All Blacks
CHRIS MCKEEN/AFP


En 2016, Joe Biden, por entonces vicepresidente, junto a los All Blacks (CHRIS MCKEEN/AFP/)

La gran apuesta de Biden

En el gran país del norte, la apuesta de World Rugby tiene varios aristas. Se trata del país donde el rugby ha experimentado mayor crecimiento en los últimos años, potenciado por el ingreso del seven al olimpismo (organizó el Mundial de la especialidad en San Francisco 2018) y la creación de la liga profesional (MLR) en 2018. El interés de Estados Unidos por desarrollar el rugby llegó hasta el presidente Joe Biden, quien participó activamente en la campaña de seducción para lograr la doble sede. Para World Rugby, naturalmente, se trata de un mercado muy jugoso.

El “operativo seducción” lanzado hacia la World Rugby incluyó una carta especial que el propio presidente estadounidense, Joe Biden, le envió al titular de la entidad, el inglés Bill Beaumont, una gloria de este deporte. ¿Qué decía la carta? “Los Estados Unidos apoyan firmemente el esfuerzo para traer el Torneo de la Copa del Mundo de Rugby Masculino de 2031 y el Torneo de la Copa del Mundo de Rugby Femenino de 2033 a nuestro país y espera trabajar con Rugby World Cup Limited para ayudar a concretar las Copas del Mundo de Rugby más exitosas de la historia”.

Eddie Jones, el hombre que llevó a Inglaterra a la final del Mundial 2019
@RugbyWorldCup


Eddie Jones, actual entrenador de Inglaterra; en Australia quieren repatriarlo (@RugbyWorldCup/)

La apuesta australiana

Ya confirmada como sede para 2027, Australia ahora tiene un objetivo primordial, que es el de repatriar a un entrenador con el que aún tiene una cuenta pendiente: Eddie Jones. A los 62 años, el hombre nacido en Tasmania condujo los destinos de los Wallabies en el Mundial de 2003, realizado en su país. En aquella cita, los australianos se quedaron con la espina, ya que en la final perdieron con Inglaterra con una inolvidable patada del apertura Jonny Wilkinson.

Según consigna el diario inglés The Guardian, la idea de los australianos es ir en busca de Eddie Jones, que dirigirá al seleccionado de Inglaterra en el próximo Mundial de Francia (con el equipo de la Rosa también fue finalista en 2019, cuando cayó a manos de Sudáfrica).

Todos los mundiales:

1987: Nueva Zelanda y Australia. Campeón: Nueva Zelanda

1991: Gran Bretaña, Irlanda y Francia. Campeón: Australia

1995: Sudáfrica. Campeón: Sudáfrica

1999: Gales. Campeón: Australia

2003: Australia. Campeón: Inglaterra

2007: Francia. Campeón: Sudáfrica

2011: Nueva Zelanda. Campeón: Nueva Zelanda

2015: Inglaterra. Campeón: Nueva Zelanda

2019: Japón. Campeón: Sudáfrica

2023: Francia

2027: Australia

2031: Estados Unidos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.