Los Mundiales de Budapest asisten a la resurrección de la lituana Meilutyte

·5  min de lectura

Redacción deportes, 25 jun (EFE).- La lituana Ruta Meilutyte se convirtió en la gran protagonista de la última jornada de las finales de natación de los Mundiales de Budapest, tras coronarse este sábado campeona de los 50 braza apena sietes meses después de su retorno a las piscinas, tras anunciar en mayo de 2019 su retirada.

Una inesperada victoria que habla del enorme talento que atesora la nadadora lituana, que sorprendió a todo el mundo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuando se colgó con apenas 15 años la medalla de oro en los 100 braza.

Triunfo que parecía asegurar a Meilutyte, dada su precocidad, una larga y brillante carrera, como confirmaron el oro -100 braza- y la plata -50 braza- que la lituana conquistó un año más tarde en los Mundiales de Barcelona 2013.

Pero lo que parecía un ascenso imparable hacia el Olimpo de la natación se convirtió poco a poco en un descenso imparable, que llevó a Ruta Meilutyte a anunciar en mayo de 2019, con tan sólo 22 años, su retirada de la natación.

"Estoy lista para comenzar un nuevo capítulo de mi vida. Quiero vivir cosas simples, crecer, conocerme mejor a mí misma y conocer el mundo", señaló la lituana al anunciar su retirada.

Pero si inesperada fue su retirada, no menos sorprendente fue su retorno a las piscinas cuando el pasado mes de diciembre participó en los Campeonatos Nacionales de Lituania de piscina corta.

Punto de partida de un espectacular resurrección que Meilutyte, que cumplió 25 años el pasado mes de marzo, dejó entrever al colgarse el pasado lunes la medalla de bronce en la final de los 100 braza.

Bronce que Ruta Meilutyte cambió este domingo por el oro en los 50 braza tras imponerse con un tiempo 29.70 segundos por tan sólo 10 centésimas a la italiana Benedetta Pilato, ganadora de la prueba del hectómetro en la capital magiar, que debió conformarse con la plata con un crono de 29.80.

McINTOSH SE CONFIRMA COMO EL FUTURO DE LAS PRUEBAS DE ESTILOS

Si imprevisible fue la victoria de Meilutyte en la prueba corta de braza, nadie se pudo extrañar por la victoria de la jovencísima canadiense Summer McIntosh, de tan sólo 15 años, en la final de los 400 estilos.

Favorita indiscutible al oro tras firmar el pasado mes de marzo la tercera mejor marca de todos los tiempos con un crono de 4:29.12 minutos, McIntosh no falló y se alzó con el triunfo tras una vibrante batalla con otra adolescente, la estadounidense Katie Grimes, de 16 años.

Si McIntosh, que ya se coronó campeona del mundo en Budapest en los 200 mariposa, parecía encaminada a una clara victoria tras aventajar en casi dos segundos -1.93- a Grimes a la conclusión de los tramos de espalda y braza, la reacción final de la estadounidense dejó en poco más de medio segundo -0.63- la renta de la canadiense, que se colgó el oro con un tiempo de 4:32.04 minutos.

PALTRINIERI Y SJOSTROM, LOS VIEJOS ROCKEROS NUNCA MUEREN

En unos Mundiales en los que una nueva generación de nadadores ha asaltado las primeras plazas del podio, dos "viejos rockeros" como el italiano Gregorio Paltrinieri y la sueca Sarah Sjostrom demostraron que la veteranía sigue siendo un grado.

Escarmentado tras lo ocurrido en los 800 libre, en los que Paltrinieri se quedó fuera del podio incapaz de contrarrestar el demoledor final de rivales como el estadounidense Bobby Finke, el nadador transalpino decidió romper la final de los 1.500 imponiendo un infernal ritmo desde el primer largo.

Un arriesgado planteamiento que no pudo salir mejor a Paltrineri que no sólo logró el oro, sino que por momentos pareció en disposición de establecer un nuevo récord del mundo, tras llegar a los últimos cien metros con más de dos segundos de ventaja sobre la actual plusmarca universal.

Pero Gregorio Paltrineri no pudo mantener en los dos últimos largos la frecuencia de brazada y acabó a 1.78 segundos del récord del chino Sun Yang, vigente desde 2012, tras imponerse con un tiempo de 14:32.80, nueva plusmarca europea.

Por su parte, la sueca Sarah Sjostrom no necesitó acercarse a su propio récord del mundo para sumar su segundo oro en la capital magiar, tras el logrado en los 50 mariposa, al imponerse este sábado en la final de los 50 libre con un tiempo de 23.98 segundos.

RESS UN ORO DE IDA Y VUELTA EN LOS 50 ESPALDA

Pocas veces una medalla de oro dio tantas vueltas como el logrado por el estadounidense Justin Ress en la final de los 50 espalda, tras ver como tras quedarse inicialmente fuera del podio al ser descalificado por los jueces, finalmente subió al primer escalón tras ser recalificado.

Todo ello, a lo largo de unas horas de incertidumbre en las que Ress, que había sido el primero en tocar la pared con un tiempo de 24.12 segundos, vio como el oro pasaba de sus manos a las de su compatriota Hunter Armstrong, para finalmente regresar a su cuello en una ceremonia en la que sólo estuvo presente el propio Ress.

Cambios y más cambios que dejaron finalmente sin medalla al italiano Thomas Ceccon, que tras verse con la medalla de bronce, finalmente acabó sin premio.

ITALIA Y ESTADOS UNIDOS SE IMPONEN EN LOS RELEVOS DE ESTILOS

Un varapalo del que Ceccon, uno de los nombres propios de los campeonatos tras imponerse en los 100 espalda con nuevo récord del mundo incluido, se resarció posteriormente al contribuir al triunfo del relevo italiano en la final del 4x100 estilos.

El cuarteto italiano, que firmó un crono de 3:27.51 minutos, nuevo récord de Europa, superó en un emocionante final por tan sólo 29 centésimas a Estados Unidos, que se colgó la plata con una marca de 3:27.79, mientras que el equipo británico fue bronce con un crono de 3:31.31 minutos

Igualmente ajustada fue la victoria del relevo femenino de Estadios Unidos en la final del 4x100 estilos, tras derrotar con un registro de 3:53.79 minutos por 47 centésimas a Australia, plata con 3:54.25, y por 1.23 segundos a Canadá, bronce con una marca de 3:55.01 minutos.E

Javier Villanueva

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.