Mundial Qatar 2022: Marcus Rashford, la figura de Inglaterra que sobrevive a las críticas, lucha contra el racismo y le dio un mensaje al Gobierno

Marcus Rashford pasó de las críticas a ser un símbolo en Inglaterra, que venció por 3-0 a Gales y accedió a los octavos de final del Mundial de Qatar.
Marcus Rashford pasó de las críticas a ser un símbolo en Inglaterra, que venció por 3-0 a Gales y accedió a los octavos de final del Mundial de Qatar. - Créditos: @Frank Augstein

Gareth Southgate, un hombre sin excesos, tan británico en la estrategia como en los modos, lo esperaba con una sonrisa. Medida, estructurada. Decidió reemplazarlo a 15 minutos del final de la victoria de Inglaterra sobre Gales por 3 a 0, que le permitió la clasificación para los octavos de final del Mundial Qatar 2022. Entraba Jack Grealish, medias bajas, contracultural; salía Marcus Rashford, el crack sombrío, el que siempre tiene espacio en sus hombros para una crítica más.

Se abrazan, como dos cómplices, jefe y empleado. Están de acuerdo: asienten, entre murmullos. Inglaterra piensa en el próximo cruce: ante el indescifrable Senegal, este domingo. Rashford tiene 25 años, juega en Manchester United y suele hacerlo de maravillas (con algunas lagunas, como suele pasarles a tantos fuera de seríe). Sin embargo, le cuesta ser feliz.

Ahora, tal vez ahora mismo, se permite disfrutar, luego de su mejor obra en Inglaterra, tras marcar un sensacional tanto de tiro libre (el primero en Qatar) y un tanto de caño, con la complicidad del arquero galés. Tímido, dubitativo, como todo Gales, aun Gareth Bale, en teoría lastimado y de salida en el entretiempo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Cuando ganás un partido, sos el mejor del mundo. Cuando perdés, sos el peor: así es el futbol. Hay que mantener un equilibrio”, suscribe el hombre que es portada habitual en Gran Bretaña. Para bien, para mal. Pasó de ser un héroe en la lucha contra la desnutrición infantil en una campaña pública a convertirse en un villano al fallar un penal en la final de la Eurocopa del año pasado, frente a Italia.

Durante la pandemia logró un cambio drástico de postura del Gobierno conservador de Boris Johnson, para que continuara proporcionando comidas gratuitas a los niños durante las vacaciones escolares. Se trataba de una lucha que lo afectaba directamente: su madre, Melanie, se esforzó en su momento por alimentar a sus cinco hijos.

“Sé lo que es tener hambre: hace 10 años yo era uno de ellos”, escribió en una columna en el diario The Times. Ese símbolo se condijo con algo que pasó al poco tiempo: fue nombrado Miembro del Imperio Británico por la reina Isabel II, en octubre de 2020, un honor cuando tenía apenas 22 años.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, nueve meses después, ‘Saint-Marcus’, como se lo llamaba, recibió un torrente de insultos, esencialmente racistas, después de ese penal fallado contra Italia, al fin de cuentas el campeón de la Eurocopa. “Nunca está bien ser víctima de racismo, no es bueno para nadie”, explicó días atrás Rashford. “Es más bien una decepción. Nos decepciona que la gente tenga este tipo de ideas”, sostuvo el crack valiente, aun más lúcido en el pensamiento que sobre el campo de juego.

El 1-0 y el 3-0 fueron sus conquistas. El del medio fue anotado por Phil Foden, el joven orquesta, que toca en la misma sinfonía que el 11 del United y Harry Kane, estrella de Tottenham, el goleador sin goles.

Wales' goalkeeper #12 Danny Ward concedes a goal by England's forward #11 Marcus Rashford during the Qatar 2022 World Cup Group B football match between Wales and England at the Ahmad Bin Ali Stadium in Al-Rayyan, west of Doha on November 29, 2022. (Photo by Paul ELLIS / AFP)
El arquero de Gales Danny Ward no llega a atajar el envío de Rashford, un tiro libre espectacular. - Créditos: @PAUL ELLIS

El dolor de Rashford, tantas veces cuestionado por sus lagunas emocionales en partidos vitales, tiene un prólogo brutal: el de ese 11 de julio de 2021, el 3-2 de Italia sobre Inglaterra por penales, luego de un entretenido 1-1. A Marcus lo “perdonaron” sólo con el transcurrir del tiempo. Es de nacionalidad inglesa y de padres nacidos en San Cristobal y Nieves, un país ubicado al norte de las Antillas, en el Mar Caribe. La mayoría de la población de ese territorio es descendiente de esclavos, y ésa fue una de las primeras colonias británicas y francesas en Centroamérica.

Aquella final de Eurocopa perdida contra Italia

Ante los insultos y ataques racistas, el jugador publicó una carta en las redes sociales. Fue conmovedora. “Puedo aceptar las críticas a mi actuación. Mi penal no fue lo suficientemente bueno, debería haber entrado. Pero nunca me disculparé por quién soy y de dónde vengo. No he sentido más orgullo que llevar esos tres leones en el pecho y ver a mi familia alentarme ante una multitud de decenas de miles de personas”, suscribía en una parte.

Rashford no había jugado por Inglaterra desde la final de la Eurocopa, antes de ser incluido por el DT en la lista del Mundial. Luego se mostró en buena forma en los últimos partidos del United, con ocho tantos. “Es fantástico para él. Se entrenó realmente bien. Debo decir que estuvo impresionante desde que volvió con nosotros”, señaló Southgate. “Por esto juego al fútbol: por los grandes momentos, por los mejores momentos”, devolvió el jugador.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El fútbol, el racismo, el hambre. La gloria. Historias dolorosas, historias inspiradoras. Más allá de Qatar.