Mundial Qatar 2022: Brasil resolvió el laberinto del puerto, le ganó a Suiza y se agranda como favorito

El arquero suizo Yann Sommer ataja una pelota contra Brasil; el equipo de Tité se impuso con autoridad
El arquero suizo Yann Sommer ataja una pelota contra Brasil; el equipo de Tité se impuso con autoridad - Créditos: @Hassan Ammar

DOHA (Enviado especial).- El único estadio sin aire acondicionado de Qatar 2022 hizo que la marea amarilla gozara de la agradable noche (poco más de 20 grados), sin sufrir el accionar congelante de la obsesión qatarí en medio del desierto. Para que el confort fuera completo, el equipo tuvo otra actuación convincente y se impuso a un macizo elenco suizo por 1 a 0. La función de Brasil se coronó con un gol de colección de Casemiro, en una jugada que tuvo todas las virtudes de la tradición brasileña.

Sobrado de talento. Con Neymar lesionado y Gabriel Jesús, Antony y Rodrygo en el banco de suplentes, Tité “tiró” en la cancha a Raphinha, Fred, Richarlison, Paquetá y Vinicius Jr. Un alarde de lujo similar a los que se ven en algunos puntos muy exclusivos de Doha. Si tuviera que compararse con un barrio sería La Perla, esa isla artificial en el Golfo Pérsico que tiene tiendas de venta de Lamborghini, Ferrari, Rolls Royce. Arriba de cada auto hay un papel bastante rudimentario con el valor de los vehículos: 735.000 riyales (200.000 dólares), 750.000 (205.000)…

El arquero brasileño Alisson controla la pelota ante Suiza
El arquero brasileño Alisson controla la pelota ante Suiza - Créditos: @Andre Penner

Los “modelos” brasileños de punta también pueden ordenarse según su valuación actual: Vinicius Jr., 120 millones; Rodrygo, 80; Neymar y Gabriel Jesus, 75… Animadores principales de cada certamen de este deporte en el que participen, la prosapia brasileña está garantizada, mientras Cafú, Roberto Carlos y Ronaldo observaron todo desde los palcos.

Lo mejor del partido

El favoritismo era claro, pero Suiza es un equipo de mucho crecimiento en los últimos años. Aún está fresco el recuerdo de la eliminación que le provocó a Francia en los octavos de final de la Eurocopa 2021. No es un acompañante que completa un show, sino que busca ser protagonista. De un modo bastante menos lúdico que el brasileño. Pero le funciona bastante bien.

En el colorido estadio 974, construido completamente con containers, Murat Yakin abroqueló las últimas nueve latas en el fondo: cuatro en la defensa y cinco en el medio. Lo obligó a Brasil a transitar los pasillos de un puerto. Lo recorrió casi todo, por momentos con libertad motivante, pero rara vez se acercó al premio en el centro del laberinto. Se perdió bastante. Sólo Vinicius Jr se arrimó una vez y Yann Sommer le envió el remate al córner.

El jugador brasileño Raphinha cuida la pelota ante la presión de Ricardo Rodriguez durante el partido entre Brasil y Suiza
El jugador brasileño Raphinha cuida la pelota ante la presión de Ricardo Rodriguez durante el partido entre Brasil y Suiza - Créditos: @Andre Penner

Si las circunstancias lo condicionan a pasarse 30 minutos sin la pelota, Suiza lo asume sin complejos. Y al conseguirla es vertical con salidas rápidas por los costados, con Embolo y Vargas que casi siempre llevan intenciones ponzoñosas.

Con el ingreso de Rodrygo por Lucas Paquetá en el segundo tiempo, quedó más definido todavía el 4-2-4 brasileño. Una estrategia de los 60 que demuestra qué tan atrevido puede sentirse Brasil en estos torneos. Por eso los suizos contestaron con la salida de Vargas y el ingreso de Steffen: otro contendor a la derecha del callejón.

El gol anulado a Vinicius

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y eso no significó resignación. Al contrario, hasta tuvo mejores pasajes asociados en el segundo tiempo. Toques cortos, rápidos, dinámica a cargo de Granit Xhaka, Sow y los desprendimientos de Widmer. Interesante propuesta.

En una buena recuperación de Richarlison, que concluyó con una definición atildada de Vinicius, el VAR rebuscó con ahínco hasta encontrar una razón para que el grito de gol brasileño fuera en vano (bien anulado). Como el punto de contacto fue justo en el centro de la cancha, cuando el árbitro salvadoreño Iván Barton Cisneros marcó el offside, la gente creyó que había convalidado el gol y volvió a gritar. En esa jugada sólo festejaron los suizos. Dilaciones del fútbol moderno.

Richarlison controla la pelota durante el partido entre Brasil y Suiza
Richarlison controla la pelota durante el partido entre Brasil y Suiza - Créditos: @Darko Bandic

Y eso no significó resignación. Al contrario, hasta tuvo mejores pasajes asociados en el segundo tiempo. Toques cortos, rápidos, dinámica a cargo de Granit Xhaka, Sow y los desprendimientos de Widmer. Interesante propuesta.

Brasil se sacó dos respetables rivales europeos de encima con andar seguro. Junto con Francia, son los dos únicos que lograron dos victorias hasta el momento. No por nada ellos siempre fueron considerados los dos grandes favoritos de esta Copa del Mundo.