Mundial 2030: “Este es el sueño de un continente”, dijo el presidente de Conmebol sobre la candidatura conjunta de Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile

·5  min de lectura
Ignacio Alonso (presidente de la AUF), Sebastián Bauzá (secretario de Deportes de Uruguay), Alejandro Domínguez (presidente de la Conmebol) y Rodolfo D'Onofrio, en representación de la AFA, durante el acto de lanzamiento de la candidatura al mundial 2030, en Montevideo
Ignacio Alonso (presidente de la AUF), Sebastián Bauzá (secretario de Deportes de Uruguay), Alejandro Domínguez (presidente de la Conmebol) y Rodolfo D'Onofrio, en representación de la AFA, durante el acto de lanzamiento de la candidatura al mundial 2030, en Montevideo

La cita fue en el estadio Centenario, de Montevideo, y contó con la presencia del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou. Allí, Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, hizo referencia al escenario como “el lugar donde la historia comenzó”. El dirigente paraguayo habló durante el acto de presentación de la candidatura sudamericana al Mundial 2030: Uruguay, Argentina, Chile y Paraguay se postulan para organizar la segunda Copa del Mundo con 48 equipos. Y justo en el centésimo aniversario del primer torneo ecuménico. “Hay una deuda histórica y soy muy optimista”, dijo Domínguez.

En la catedral del fútbol uruguayo también estuvieron Ignacio Alonso, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF); Sebastián Bauzá, secretario de Deportes del país vecino; Robert Harrison, presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), Pablo Milad, presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), y Rodolfo D’Onofrio, en representación de la AFA. Claudio Tapia, ausente, estuvo ayer en España junto a la delegación argentina que participa en el torneo de L’Alcudia.

“Pensar que un solo país pueda ser anfitrión de 48 delegaciones es casi inhibitorio. Lo más lindo que tiene el fútbol es que nos enseña el valor de jugar en equipo. Esto lo entendieron muy bien tres países que se unen al Uruguay, el país simbólico, la cuna del mundial. Este no es un proyecto de una persona ni de un solo gobierno: este es el sueño de un continente ”, graficó Domínguez.

La sede del Mundial 2030 será adjudicada por la FIFA a principios de 2024, y dos de los cuatro países que integran la candidatura tendrán elecciones antes: Paraguay y la Argentina. De todas maneras, la idea es que el trabajo realizado hasta ahora se mantenga y siga adelante independientemente del color político de los gobiernos. Una prueba del apoyo de los cuatro países fue la presencia de todos los ministros de Deporte, como el argentino Matías Lammens, a quien Domínguez también conoce a partir de su gestión en San Lorenzo.

En este sentido, Domínguez habló de una “candidatura sustentable” y mencionó la posibilidad de que sean 14 sedes distribuidas entre los cuatro países. ¿Quién tendrá los partidos más importantes, como el inaugural o la final? Eso todavía es motivo de charlas. “Hoy por hoy es un equipo. Somos cuatro países, cuatro federaciones y cuatro gobiernos. Este trabajo viene de antes y no va a terminar en esta gestión. Los uruguayos vamos a pelear por tener los partidos importantes, pero no va a ser un tema de discusión entre nosotros” , zanjó Bauzá, expresidente de la AUF y actual secretario de Deporte del Uruguay.

“Tenemos condiciones para ganar con méritos sobrados”, se esperanzó Domínguez, quien sabe que no será una tarea fácil convencer a los dirigentes europeos de regresar a Sudamérica. No por el aniversario redondo del primer Mundial, sino por una cuestión política: el Viejo Continente tiene en España-Portugal una candidatura muy fuerte. “Sabemos lo de Portugal-España y puede haber más candidaturas. Vamos a encontrarnos con intereses que deberemos sortear para que ambas partes podamos lograr el objetivo. Hay que trabajar mucho para no entrar en una disputa con UEFA y FIFA”, alertó Domínguez. El presidente de la Conmebol calificó de “buena” su relación con la UEFA, con la que firmó un convenio de colaboración. Y agregó: ”Tenemos que ser razonables, no podemos recurrir sólo a lo sentimental, debemos hacer nuestra parte”.

“Tengo temor de quedarme corto si tengo que enumerar fortalezas”, agregó el dirigente paraguayo, que preside el fútbol sudamericano desde 2016. Y precisó: “Los y las mejores jugadoras del mundo salen y siguen saliendo de Sudamérica. El principio del fútbol mundial es de acá. La Conmebol es la confederación continental más antigua, al igual que nuestras competiciones. Creo que creemos en esta candidatura porque se cumplen 100 años del primer mundial y es muy importante y meritorio que el fútbol reconozca todo lo que Sudamérica contribuyó y sigue contribuyendo al fútbol mundial” .

Domínguez insistió en el recuerdo para aquellos “soñadores” que organizaron el primer Mundial, del que participaron 12 países más el anfitrión. “ No podemos no trabajar con todo el corazón por honrar su memoria y demostrarle al mundo que todos tienen una deuda moral y un reconocimiento que hacerles a esos soñadores”, insistió el presidente de la Conmebol.

La hoja de ruta

Más allá de lo que ocurra con la candidatura europea, los cuatro países sudamericanos tienen mucho trabajo por delante para definir las sedes y los trabajos que haya que hacer. A principios de 2023 se tienen que presentar todos los documentos de la candidatura en la FIFA, que comenzará con el período de evaluaciones. Luego de los informes técnicos, la sede del Mundial 2030 será sometida a votación en el Congreso de la entidad, que debe realizarse en 2024. Además de España y Portugal, se especula con que Marruecos podría presentarse en soledad. La candidatura sudamericana de cara al 2030 fue una idea original del expresidente uruguayo Tabaré Vázquez en 2005. Primero se sumó la Argentina, luego Paraguay y, más tarde, Chile.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.