Mundial 2022: el Rey de Bélgica rompió el protocolo para asumir, por un día, el cargo de director técnico de los Diablos Rojos

El rey Felipe de Bélgica le da indicaciones a Kevin de Bruyne, en un spot institucional de los Diablos Rojos
El rey Felipe de Bélgica le da indicaciones a Kevin de Bruyne, en un spot institucional de los Diablos Rojos

Hay protocolos reales que suelen ser inalterables. Pero los nuevos tiempos y la efervescencia por un hecho deportivo tan popular como es una Copa del Mundo de fútbol pueden provocar algunas..., excepciones. Así lo entendió el Rey Felipe de Bélgica , que no acostumbra a salirse de la formalidad, sin embargo cambió su registro participando de un video en el que se le ve asumiendo -con humor- el papel de entrenador de los Diablos Rojos, el seleccionado de su país que actuará en Qatar 2022 .

Eden Hazard (que actúa en Real Madrid) y sus compañeros de equipo comenzaron la preparación para el Mundial, pero -al menos por un rato- el Rey dejó su traje para ponerse el atuendo de ayudante del seleccionador español Roberto Martínez. Con el silbato en la boca y el cuaderno en las manos, dio sus instrucciones al borde del campo, en particular a Kevin De Bruyne (la joya del Manchester City dirigido por Pep Guardiola), a quien indicó su posición en el campo de juego durante un entrenamiento en el centro nacional de Tubize, un municipio belga en la Región Valona.

El rey Felipe dirige el entrenamiento de Bélgica al lado del director técnico, Roberto Martínez
El rey Felipe dirige el entrenamiento de Bélgica al lado del director técnico, Roberto Martínez

“¡Es la hora del diablo!”, grita el Rey, antes de que las imágenes muestren un antebrazo -supuestamente suyo- con la Copa del Mundo tatuada y las palabras ‘Bélgica 2022′.

En un país regularmente sacudido por tensiones lingüísticas entre flamencos y francófonos, el Rey Felipe y los Diablos Rojos son considerados, a menudo, como el eje de la unidad nacional. Los jugadores belgas quedaron terceros en el último Mundial, en Rusia 2018, y recibieron una bienvenida triunfal en su país, siendo homenajeados por el palacio real antes de un baño de masas en la Grand Place de Bruselas.

Bélgica, ubicada en el Grupo F, comenzará su camino en el Mundial de Qatar el 23 de noviembre contra Canadá, para después enfrentarse a Marruecos y Croacia. Antes de viajar a Qatar, el equipo voló a Kuwait, donde este viernes se medirá -en un amistoso- contra Egipto.

Bélgica afrontará el Mundial como una de las selecciones candidatas a llegar lejos . Los Diablos Rojos volvieron a brillar 32 años después y consiguieron el mejor resultado de su historia en los Mundiales, una tercera plaza en Rusia 2018 que mejoró la cuarta conquistada por otra de sus buenas generaciones en México 1986. El combinado belga se plantó en las semifinales tras vencer a Brasil en los cuartos de final, pero ahí no pudo con la solidez de la futura campeona, Francia, que se impuso por 1-0. La victoria ante Inglaterra (2-0) le dio finalmente un puesto en el podio.

Kevin De Bruyne, figura de Manchester City y pieza clave de la selección de Bélgica
Kevin De Bruyne, figura de Manchester City y pieza clave de la selección de Bélgica

Esa gran actuación le permitió a Bélgica, incluso, ocupar el primer puesto del ranking mundial de la FIFA durante casi cuatro años, aunque a nivel internacional no pudo lograr acercarse a la pelea por un título, algo que se le sigue resistiendo pese a contar con un equipo de alta jerarquía. Bélgica sigue apostando por un fútbol vistoso y ofensivo, apoyado en la calidad técnica que posee, sobre todo, del mediocampo hacia arriba gracias a jugadores como De Bruyne, posiblemente en el mejor momento de su carrera, capaz de crear y de llegar al arco rival (finalizó tercero por detrás de Karim Benzema y Sadio Mané en la votación del Balón de Oro).

Eden Hazard, que aún no pudo destacarse en Real Madrid, es uno de los máximos referentes de la selección belga
Eden Hazard, que aún no pudo destacarse en Real Madrid, es uno de los máximos referentes de la selección belga

Al margen de ello, el equipo belga llega a Qatar pendiente de Hazard y Romelu Lukaku , dos piezas importantes. El jugador de Real Madrid deslumbró hace cuatro años, pero desde su llegada al conjunto merengue, en gran parte por una lesión provocada por su compañero de selección Thomas Meunier, su brillo se ha apagado, aunque Martínez confía plenamente en él. El delantero de Inter, asimismo, fue citado lesionado y está por ver a qué nivel consigue llegar para ayudar a una selección cuya mayor fortaleza atrás se la da el arquero Thibaut Courtois .