Mundial 2022: la polémica por el brazalete contra la discriminación se judicializa y cada vez más equipos desafían a la FIFA

La protesta del seleccionado de Alemania en su debut mundialista por la prohibición del uso del brazalete "One Love"
La protesta del seleccionado de Alemania en su debut mundialista por la prohibición del uso del brazalete "One Love"

El seleccionado de Alemania recurrió al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) por la decisión de la FIFA de prohibir el uso del brazalete arcoíris “One Love” en el Mundial Qatar 2022. Además, su capitán, el arquero Manuel Neuer, desistió de usar hoy la cinta en el debut contra Japón, como había insinuado, en lo que podía haber sido un claro desafío a la entidad que manda en la industria del fútbol.

El equipo alemán se tapó la boca e hizo una alusión a una mordaza cuando se tomó la foto antes del debut con Japón, con el que cayó sorpresivamente derrotado por 1-2. “Prohibirnos el brazalete es como prohibirnos la boca. Nuestra postura se mantiene”, desafió el seleccionado germano, y argumentó su postura a través de las redes sociales.

En ese contexto, Stefan Simon, portavoz de la Federación alemana de fútbol, reveló, en declaraciones al diario Bild, que ya han puesto en marcha acciones legales contra la FIFA tras su rechazo a que Neuer, llevara el brazalete arcoíris. “Queremos aclarar si su procedimiento es realmente legítimo”, dijo Simon, ante los reproches del organismo que preside Gianni Infantino que aseguró que llevar ese brazalete sería similar al de llevar “uno político”.

Las selecciones de Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, Alemania y Suiza se vieron obligadas esta semana a renunciar a portar el distintivo tras las amenazas que la FIFA hizo a los capitanes de cada equipo. En el comunicado conjunto que emitieron los siete países se informaba que la FIFA les aseguró que, en caso de portar el brazalete arcoíris, los futbolistas se podrían enfrentar a “sanciones deportivas”.

La iniciativa de las mencionadas selecciones y varios jugadores para protestar contra la discriminación del colectivo LGTBI en Qatar generó polémicas en la FIFA y ahora la decisión final la tiene el TAS.

“Hemos recibido una respuesta”, dijo el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Bernd Neuendorf. Dijo que FIFA les advirtió que primero reaccionaría el árbitro del partido, pero que luego se reservaba el derecho de apelar a su propia comisión disciplinaria en caso de incidentes de este tipo y podría imponer más sanciones.

Un árbitro asistente verifica el brazalete del capitán alemán, Manuel Neuer
Un árbitro asistente verifica el brazalete del capitán alemán, Manuel Neuer - Créditos: @INA FASSBENDER

”Nos reservamos el derecho a un examen jurídico”, añadió Neuendorf. El asunto ha causado un gran revuelo y ha ensombrecido los primeros días del torneo, siendo la FIFA el blanco de las críticas, pero también las siete federaciones europeas que dieron marcha atrás.

Neuendorf y la ministra alemana del Interior y Deportes, Nancy Faeser, que se encuentra en Doha para asistir al primer partido de Alemania también criticaron a las fuerzas de seguridad cataríes por su gestión de los artículos que algunos aficionados portaban con los colores del arcoíris. ”Hemos recibido mensajes de varios equipos en los que nos informan de que se han retirado los brazaletes arcoíris”, declaró Neuendorf.

Faeser incomodó al presidente de la FIFA al lucir el brazalete cuando se sentó a su lado en el palco oficial para para seguir el match con Japón.

Crítica a Infantino

Recordando las palabras del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, que había afirmado que “todo el mundo” era bienvenido en Qatar, el presidente de la DFB fue tajante: “Esto no es una señal de bienvenida para nosotros”.

Hinchas alemanes y galeses denunciaron la confiscación de brazaletes, bandas de cabeza y gorros con los colores del arcoíris en los partidos.

La bandera arcoíris es un símbolo de la comunidad LGBTIQ+ y la FIFA había dicho que su presencia sería permitida en los partidos de Catar, donde la homosexualidad está penalizada.”Me decepciona mucho”, dijo Faeser. “Esto no es lo que yo entiendo por las garantías de seguridad que me dio el ministro del Interior”, añadió, en referencia a una reunión celebrada el 1 de noviembre en Doha con el jeque Jalid bin Jalifa Al Thani, que también es el primer ministro del emirato.