Mundial 2022: la “broma” de Cristiano Ronaldo que molestó a su compañero y otra escena de tensión en Portugal

Cristiano Ronaldo y Joao Cancelo, en el entrenamiento de Portugal
Cristiano Ronaldo y Joao Cancelo, en el entrenamiento de Portugal

La selección de Portugal empezó este martes sus entrenamientos con el plantel completo de cara a la Copa del Mundo de Qatar 2022 con un clima enrarecido que captó la atención de la prensa internacional a raíz de un video que se viralizó en el que el capitán Cristiano Ronaldo y el extremo izquierdo Bruno Fernandes se saludan con excesiva frialdad en el vestuario. Ronaldo venía de atacar duramente a su club, Manchester United, donde también se desempeña Fernandes.

En un intento por aplacar las tensiones, el futbolista João Mário, mediocampista del Benfica, minimizó lo ocurrido en el encuentro del plantel y explicó cómo fue la conversación entre Ronaldo y Fernandes que quedó registrada por las cámaras. “Fue una tontería. Bruno fue uno de los últimos en llegar y Cristiano le preguntó: ‘¿viniste en barco?’ No hay ningún problema entre ellos”. Fernandes llegó tarde a la concentración porque jugó con su club el domingo en la victoria contra el Fulham. Cristiano estaba ya en Lisboa cuando ese partido estaba en desarrollo.

João Mário insistió en defender al capitán, durante una conferencia de prensa en la Ciudad del Fútbol en Oeiras (a las afueras de Lisboa): “Los titulares siempre son sobre él. No veo problemas con el momento, porque todo el mundo habla de Cristiano. Él siempre feliz en la selección, totalmente enfocado y será una gran ayuda en el sueño de ganar el Mundial”.

El episodio al que se refiere ocurrió en los vestuarios del complejo. Ronaldo le extiende la mano a Fernandes, que lo saluda con frialdad y le hace un comentario que deja con cara de disgusto al gran símbolo del fútbol portugués. Medios de ese país señalaron que el episodio es una consecuencia de las extremas declaraciones de Ronaldo contra el Manchester United y su técnico, Erik Ten Hag, a quienes acusa de haberlo “traicionado”. João Mário lo negó.

Sin embargo, el martes volvieron a verse escenas extrañas en el entrenamiento portugués. Un video que se viralizó muestra a Cristiano intentando haciendo una broma a João Cancelo, futbolista de Manchester City, que rechaza con malos modos lo que el capitán le dice, mientras le agarra el rostro.

En una escena continuada, se ve cómo Cristiano ni se mira con Fernandes en los momentos en que se cruza durante el entrenamiento.

Qué pasará con Cristiano

Cristiano Ronaldo, con Alejandro Garnacho, en su último partido con el Manchester City
Cristiano Ronaldo, con Alejandro Garnacho, en su último partido con el Manchester City - Créditos: @Naomi Baker

El mundo del fútbol se pregunta en estas horas si Ronaldo, el máximo goleador de la historia del fútbol, cambiará de club cuando regrese de la aventura qatarí. Sus declaraciones en una entrevista televisiva ahondaron el distanciamiento que ya tenía con el club a principios de temporada, cuando se especulaba con que quería irse. Dijo que fue lo contrario, que hicieron lo posible para echarlo.

Este domingo, en el programa “Piers Morgan uncensored” (Piers Morgan sin censura), de la cadena Sky Sports, Cristiano arremetió contra todos, con excepción de Alex Ferguson, el director técnico que recomendó su contratación cuando tenía 17 años y jugaba en Sporting de Lisboa. A pocos días de disputar su quinto Mundial, la misma cantidad que Lionel Messi, el portugués le apuntó con artillería pesada al club y a Ten Hag: “Me siento traicionado porque me convirtieron en la oveja negra. No sólo el entrenador, hay dos o tres más que me quieren fuera del club”.

Su relación con Ten Hag difícilmente tenga retorno: “No le tengo respeto porque él no me muestra respeto. Si tú no me tienes respeto, yo nunca lo tendré por ti”. Después cargó contra Wayne Rooney, excompañero en Manchester United durante cinco años, que días atrás había dicho sobre Cristiano: “Creo que las cosas que hizo desde el principio de la temporada son inaceptables para el club. Es una distracción no deseada que el Manchester no necesita en este momento, cuando está tratando de reconstruirse”.

Cristiano le respondió a Rooney: “No sé por qué me critica tanto. Probablemente porque él terminó su carrera y yo sigo jugando a un alto nivel. No voy a decir que me veo mejor que él, lo cual es verdad”.

Sus cuestionamientos alcanzaron a la gestión del club: “Creo que los hinchas deberían saber la verdad. Quiero lo mejor para el United, para eso volví. Pero hay cosas dentro que no nos ayudan a alcanzar el nivel top, como el del City, Liverpool e incluso ahora el Arsenal. Me encanta el United, amo a los aficionados, siempre están de mi lado. Pero si quieren mejorar, tienen que cambiar muchas cosas, muchas cosas”.

Solo rescató a Ferguson: “No sé qué le pasa al Manchester desde que Alex se fue. El club no ha evolucionado. Cero progreso. Alex sabe mejor que nadie que el club no va por el camino que se merece. Todo el mundo lo sabe, el club no avanza. La gente que no se da cuenta es porque no lo quiere ver; son ciegos”.

Cristiano reconoció que siguió los consejos de Ferguson cuando se desvinculó de Juventus: “Me dijo ‘no hay forma de que vayas al Manchester City’, y yo le dije ‘ok jefe’”. Acusó a la conducción de “falta de empatía” en el momento que su esposa perdió un embarazo: “Los hinchas del Liverpool hicieron un minuto de silencio por la muerte de mi hijo, realmente me sorprendió. En Manchester United jamás mostraron empatía por la situación que yo viví, nunca”.

También fue lapidario con Ralf Rangnick, el técnico interino que precedió a Ten Hag en la temporada pasada: “Si tu no eres ni siquiera un entrenador, ¿cómo vas a dirigir al Manchester United? Nunca escuché hablar de él”.

Estas declaraciones de Cristiano ponen en contexto su pobre temporada futbolística. En 14 fechas de la Premier League, fue titular en cuatro partidos y en otros seis ingresó desde el banco. Solo disputó 520 de los 1260 minutos posibles. Convirtió apenas un gol, el 9 de octubre, en el triunfo 2-1 sobre Everton. Más presencia mostró en la Europa League: estuvo desde el comienzo en las seis jornadas, con dos goles, ambos en los partidos ante Sheriff Tiraspol.

Cerca de cumplir 38 años, el portugués busca reivindicarse en la Copa del Mundo, uno de los pocos títulos que no tiene. Su selección se enfrenta este jueves en Lisboa a Nigeria y luego partirá a Medio Oriente. El debut por el Grupo H de la Copa será el 24 de noviembre, ante Ghana. Después le espera Uruguay, el 28, y Corea del Sur, el 2 de diciembre.