La esposa de Kobe Bryant llora en el juzgado al declarar sobre las fotos filtradas del accidente de helicóptero

·2  min de lectura

La esposa de Kobe Bryant lloró al testificar sobre el momento en que se enteró de las fotos filtradas del accidente de helicóptero en el que murieron la leyenda del básquetbol y su hija.

Vanessa Bryant lloró en la sala del tribunal de Los Ángeles cuando dijo al jurado que estaba amamantando a su hija menor cuando salieron las fotos tomadas por la policía y los bomberos.

La viuda de Bryant, de 40 años, señaló al tribunal que había salido corriendo de su casa para que sus hijas supervivientes no vieran su devastación.

“Sentí que quería correr por la cuadra y gritar”, declaró Vanessa Bryant el viernes.

“No puedo escapar de mi cuerpo. No puedo escapar de lo que siento”.

Y relató al tribunal que, más de dos años después del fatal accidente en el que murieron otras siete personas, sigue sufriendo ataques de pánico ante la posibilidad de que salgan a la luz pública las fotos de los cuerpos de su difunto marido y de Gianna, de 13 años.

“Vivo con miedo. Vivo con miedo todos los días de ver en las redes sociales y que aparezcan estas imágenes”, declaró.

“No quiero ver nunca estas fotografías. Quiero recordarlas como fueron”, indicó.

Y añadió que se sintió traicionada por los funcionarios del condado tras el accidente que destrozó a su familia.

“Esperaba que tuvieran más compasión... respeto”, declaró la esposa de Bryant. “Mi marido y mi hija merecen dignidad”.

Los Bryant y las otras siete víctimas murieron en el accidente ocurrido el 26 de enero de 2020, cuando el helicóptero cayó mientras volaban desde el condado de Orange a un torneo de básquetbol.

Los abogados de Vanessa Bryant señalaron al jurado del caso que, en los días posteriores al accidente, los funcionarios de la policía y los bomberos empleados por el condado mostraron fotos del lugar del accidente que incluían los cuerpos de las víctimas.

La viuda de Bryant y el otro demandante, Christopher Chester, no han visto las fotos, pero demandan al condado por angustia emocional y por la amenaza de que algún día se hagan públicas.

Chester, asesor financiero del Condado de Orange, perdió a su esposa Sarah y a su hija Payton, de 13 años, en el accidente.

También murieron en el accidente John Altobelli; su esposa, Keri Altobelli; su hija de 14 años, Alyssa Altobelli; la entrenadora Christina Mauser; y el piloto, Ara Zobayan.

Las familias de Mauser y de los Altobelli demandaron por las fotos y llegaron a un acuerdo con el condado de Los Ángeles el pasado noviembre por US$1,25 millones cada una.