La muerte de Diego Maradona: qué bienes se subastaron hasta ahora y a cuánto

·3  min de lectura
La gorra de Venezuela se vendió por US$520
Adrián Mercado

Mientras el juicio sucesorio de los bienes del astro del fútbol Diego Armando Maradona avanza entre tensos cruces familiares, algunos objetos y propiedades del Campeón del Mundial 1986 se subastan a través de una plataforma de streaming abierta a participantes de todo el mundo.

Pelotas, camisetas, gorras y corbatas. La extensa lista de bienes que pertenecieron a Maradona comenzaron a venderse y ya se acumulan cientos de miles de dólares. En el listado ofertado se encuentra el histórico chalet de la calle Cantilo al 4500, ubicado en el corazón del barrio porteño de Villa Devoto.

Según trascendió, la subasta se lanzó con fines de recaudar dinero que sirva para cancelar deudas familiares. No obstante, Gianinna Maradona cuestionó que se hayan puesto en venta elementos de uso personal de su padre.

“Qué difícil ponerse de acuerdo con personas que dicen una cosa y después hacen otra”, expresó Gianinna, y reprochó: “En definitiva no nos conocemos y es entendible. Bajo ningún punto de vista estoy de acuerdo con subastar objetos de mi papá, menos con el video ridículo que hicieron con los objetos y sus fotos”.

Entre los bienes que pertenecieron a Maradona y ya fueron subastados se encuentran:

  • Gorras por hasta US$520

  • Cuadros desde US$350 hasta US$2150

  • Botines desde US$120 a US$900

  • Camisas, camisetas y remeras desde US$70 hasta US$1500

Algunos de los sombreros y gorras que le pertenecieron a Diego Maradona que ya fueron subastados
Adrián Mercado Subastas


Algunos de los sombreros y gorras que le pertenecieron a Diego Maradona que ya fueron subastados (Adrián Mercado Subastas/)

El chalet de Villa Devoto

A comienzos de los años 80, luego de su pase de Argentinos Junior a Boca, Maradona le regaló a sus padres Doña Tota (Dalma Salvadora Franco) y Don Diego (Diego Maradona) la casa ubicada en el barrio residencial de Villa Devoto, que cuenta con 700 metros cubiertos y cuya base de precio para la subasta arranca en 900.000 dólares.

El momento en que Diego compró la casa se ve reflejada en la decoración, los detalles de mármol y cerámica, característicos de la época, mientras que en la puerta de entrada, dos globos plateados con el número “61″ permanecen colgados desde octubre de 2020, como obsequio de parte de los vecinos en el último cumpleaños del ya fallecido Maradona.

Al ingresar en la propiedad, lo primero que se observa es un bar decorado con espejos, junto a la enorme habitación principal iluminada por arañas.

La propiedad se encuentra desamoblada y con características del paso del tiempo; algunas manchas en las paredes, polvillo y tierra en los pisos, alfombras desteñidas e incluso se puede apreciar el paso de animales, que según explicó el CEO del grupo, Adrián Mercado, “entran por la noche cuando no hay nadie”. En los exteriores, los árboles y plantas tapan casi toda la fachada y el techo reclama mantenimiento.

Maradona vivió un año en el chalet de Cantilo hasta su pase al Club Barcelona en el año 82, y luego de su instalación en Europa, la casa fue el lugar elegido para compartir tiempo con sus padres y su familia cada vez que regresaba a la Argentina.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.