Televisión de pago tan mala como la gratuita

·2  min de lectura
La casa del fútbol en Movistar+ LaLiga
Pa lo que hemos quedao.

Alfredo Relaño, primer responsable de deportes de Canal+, a comienzos de los noventa, ha explicado muchas veces que, para justificar las 3.000 pesetas mensuales que cobraban a cada abonado, se veían obligados a afrontar la retransmisión de cada partido como si se tratase de la final de la Copa de Europa. Tres décadas después, parece que los actuales gestores de esa casa, reconvertida hace años en Movistar+, tratan de recorrer el camino contrario: imitar la vulgaridad del resto de canales pero, eso sí, manteniendo el detalle del pago.

Ya mencionamos hace unas semanas el extraño giro pseudocómico de ‘El día después’, donde en cuestión de segundos pasas de Álvaro Benito analizando en la pizarra el juego de Vinícius Junior a un imitador de Sergio Ramos. Esta semana, por cierto, el programa ha anunciado la incorporación de un youtuber llamado Spursito. No tengo el gusto y ni siquiera la curiosidad.

En esta espiral de banalización, el pasado viernes ‘La casa del fútbol’ —programa contenedor de los partidos de Liga— estrenó una sección sobre la moda de los futbolistas. Lo anunció en redes sociales la presentadora, Isabel Forner, con un tono más propio de un programa juvenil:

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Comentar el ‘look’ de los futbolistas, de entrada, suena frívolo, pero seguramente hay expertos capaces de hacerlo interesante a los profanos empleando talento e inteligencia. No es el caso de Isma Juárez, una especie de cómico que se limitó a comentar, con escaso 'tempo' y aún menos gracia, algunas fotos de jugadores de los equipos grandes: Vinícius, Courtois, Benzema, Memphis... Imágenes extraídas de redes sociales acompañadas de chistes pésimos y mal contados. “Estás dejando el listón muy alto para el próximo día”, le dijo Forner, que no paraba de reír con un contenido a todas luces indigno de una televisión de pago, embarcada en una cuesta abajo que parece voluntaria, calculada, estratégica.

Por suerte, Movistar+ sigue contando con algunos espacios magníficos. Al menos, de momento. Merecen la pena sus reportajes, el divertido buceo de ‘Bakalá’, su serie ‘Los otros’... y por supuesto ‘Informe+’, heredero de ‘Informe Robinson’. La pregunta, viendo la sucesión de acontecimientos desde la llegada del nuevo director de deportes, Ignacio Fernández-Vega, es cuánto tiempo podrán estos programas resistir el empuje de tanta tontería. Por ver al tal Isma Juárez debería pagarnos Movistar+ a nosotros, no al revés.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.