MotoGP: Francesco Bagnaia ratificó su condición de favorito y festejó en Mugello

·5  min de lectura
La felicidad de Francesco Bagnaia, que logró su primera victoria en Mugello en MotoGP; el italiano marcha cuarto en el campeonato
FILIPPO MONTEFORTE

El combo perfecto para los tifosi: un piloto italiano gana con una moto italiana en un circuito italiano. Francesco Bagnaia, al mando de una Ducati, se encargó de desatar la fiesta en Mugello y ratificar su condición de favorito en la octava fecha del calendario de MotoGP. Una partida dubitativa, donde perdió dos posiciones que lo relegaron hasta el séptimo puesto, no desenfocó al turinés, que fue cazando a los rivales en la recta hasta saltar a la cabeza de la carrera. Un triunfo que lo devuelve a la batalla por el campeonato, que lidera el monarca Fabio Quartararo (Yamaha), que resultó el primer escolta y demostró talento para competir en inferioridad mecánica. Aleix Espargaró (Aprilia), completó el podio y mantiene la costumbre de ser parte de la ceremonia de celebración: terminó entre los tres mejores en cinco de las ocho carreras del año.

La sorpresa de los rookie en la primea línea mantuvo la expectativa hasta que Bagnaia llegó a la cima. Restaban 15 giros para el desenlace, pero Luca Marini, Marco Bezzecchi y Fabio Di Giannantonio -todos con Ducati; los dos primeros del VR-46, el equipo de Valentino Rossi, mientras que el poleman responde a Gresini Racing- sucumbieron ante el ritmo avasallante y la velocidad de la Desmosedici oficial. El sector de la recta principal y la curva San Donato -la primera- era el elegido por Pecco para ensayar las maniobras de superación: lo reflejó cuando en la sexta vuelta sobrepasó a Marini y a Quartararo en la misma jugada.

Una mala largada no le quitó el brillo a la victoria de Francesco Bagnaia en Mugello: Pecco avanzó desde el séptimo lugar hasta lo más alto del podio
Antonio Calanni


Una mala largada no le quitó el brillo a la victoria de Francesco Bagnaia en Mugello: Pecco avanzó desde el séptimo lugar hasta lo más alto del podio (Antonio Calanni/)

Ganar en Mugello es soñado, es increíble. Misano es mi carrera en casa, pero este es el Gran Premio de Italia y es fantástico ganar acá. Es uno de los circuitos más difíciles, pero trabajamos bien durante todo el fin de semana y aunque la salida no fue muy buena, fui capaz de recuperar para lograr la victoria. Utilicé la ventaja de la Ducati con rebufo y fui inteligente para gestionar los neumáticos. Es una victoria para toda la academia VR-46; estoy muy contento por Luca y Marco, realizaron una gran carrera, fueron rápidos. Tengo deseo de volver a luchar con ellos”, sentenció Bagnaia, que logró ganar por primera vez en Mugello en MotoGP y recuperar la gloria para Ducati, después del triunfo de Quartararo en 2021. Jorge Martin, con una Desmosedici de Prima Pramac, rompió el récord de velocidad que poseía Johann Zarco: impuso un registro de 363,6 km/h.

La victoria lo posiciona a Bagnaia en el cuarto puesto del Mundial, con 81 puntos, a 41 unidades de Quartararo. El francés, sin velocidad de punta como los usuarios de Ducati, hizo una tarea fantástica en los cambios de dirección y en el modo en que se zambullía en las curvas. Así avanzó hasta el segundo puesto. “La mejor carrera de mi vida. Sinceramente, es como una victoria: me esforcé hasta el límite. No creo que pudiera haberla hecho mejor”, comentó el Diablo, que avanzó sobre la renovación de su contrato con Yamaha. Quien ya firmó un nuevo vínculo y por dos temporadas con Aprilia es Aleix Espargaró, que presiona al francés en el campeonato: seis puntos los separan. “Mi motor era mejor que el de Fabio”, se lamentó el español -ganador en el GP de la Argentina-, que suma podios, aunque entendía que en Mugello tenía una oportunidad para recortar la distancia en la batalla por la corona.

Fabio Quartararo (Yamaha) perseguido por Marco Bezzecchi y Luca Marini, lo jóvenes talentos del equipo de Valentino Rossi; el campeón del mundo definió su actuación como la mejor de su carrera
Antonio Calanni


Fabio Quartararo (Yamaha) perseguido por Marco Bezzecchi y Luca Marini, lo jóvenes talentos del equipo de Valentino Rossi; el campeón del mundo definió su actuación como la mejor de su carrera (Antonio Calanni/)

Las buenas sensaciones de los integrantes del podio o de los jóvenes talentos del equipo de Valentino Rossi contrastaron con los desempeños de Joan Mir y de Álex Rins, los pilotos de Suzuki que se accidentaron al igual que en la carrera pasada en Le Mans. El anuncio de la marca japonesa de retirarse al final de la temporada desenfocó a los conductores: “Es evidente que la armonía no es la misma que antes. Tuve muy malas sensaciones durante todo el fin de semana. No es la primera vez que tengo problemas al margen de lo deportivo y creo que sé separar las cosas, pero tenemos que hacer algo, porque estar un año así puede hacerse muy largo”, confesó Mir, campeón en 2020.

La última carrera del año para Marc Márquez: el español se someterá a una operación del húmero derecho y no tiene fecha de regreso; desde el equipo Honda apuntan a 2023
FILIPPO MONTEFORTE


La última carrera del año para Marc Márquez: el español se someterá a una operación del húmero derecho y no tiene fecha de regreso; desde el equipo Honda apuntan a 2023 (FILIPPO MONTEFORTE/)

Si los pilotos de Suzuki todavía no encuentran asiento para el año próximo, Honda debe planificar el resto de la temporada sin Marc Márquez. Décimo en Mugello, el de Cervera se operará por cuarta vez del húmero derecho. La intervención quirúrgica será en los Estados Unidos y su retorno no tiene fecha. “Estoy sufriendo demasiado, cada fin de semana es una pesadilla”, señaló en un comunicado el ocho veces campeón del mundo, seis veces rey del MotoGP.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.