MotoGP: Bastianini festejó en el giro final; Quartararo cayó en el primero

·6  min de lectura
En el giro final Enea Bastianini superó a Francesco Bagnaia y ganó el Gran Premio de Aragón de MotoGP
En el giro final Enea Bastianini superó a Francesco Bagnaia y ganó el Gran Premio de Aragón de MotoGP - Créditos: @PAU BARRENA

Un comienzo accidentado y un desenlace frenético. La decimoquinta fecha del campeonato de MotoGP, con el Gran Premio de Aragón, en España, provocó un nuevo golpe de escena en el Mundial, que tiene cinco carreras por delante y una batalla ajustada por el título. Con la victoria, Enea Bastianini (Ducati) no descansa en el sueño de convertirse en monarca del motociclismo de velocidad, aunque el rédito mayor de la jornada lo capitalizó Francesco Bagnaia: la mejor espada del equipo oficial Ducati recortó 20 puntos y se posicionó a 10 unidades del campeón defensor Fabio Quartararo (Yamaha), que apenas transitó tres curvas.

MotoGP: Marc Márquez fue protagonista de dos accidentes que pudieron terminar en tragedia

El Diablo se encontró con Marc Márquez (Honda), que regresó a la actividad después de un parate de 112 días, se lo llevó por delante y voló de la moto; una quemadura en el pecho y alguna cojera, el saldo físico de la caída del francés, que cerró la jornada con un segundo incidente, al chocar con un scooter: “Dolorido y quemado. Una pena, porque es la primera vez que me siento bien en Aragón en muchos años y caerse en la tercera curva no es lo mejor. Estoy teniendo unas últimas carreras duras, pero sigo motivado”, comentó el campeón, que luego relató lo que la no se vio en la transmisión: “Un comisario chocó de frente el scooter con otro y tuve una segunda caída, por suerte no me había quitado el casco”.

Dos campeones mundiales y un aspirante a la corona concentraron la atención en Aragón, aunque el desarrollo terminó por involucrar también a un puñado extra de pilotos en el trazado del norte español. El incidente que protagonizaron Márquez y Quartararo modificó los planes del resto: el seis veces monarca de MotoGP regresaba a la actividad casi después de cuatro meses, tras la cuarta operación en su hombro derecho, y ensayaba un adelantamiento espectacular en la largada al saltar al sexto puesto, desde el decimotercer cajón. Pero a la fantástica partida y a los adelantamientos del catalán le siguieron el caos: “Fue desafortunado. En la Curva 3 tuve un susto: Bastianini y Aleix [Espargaró] se fueron largos, todo el mundo frenó y es cuando se me descontroló un poco el tren trasero de la moto. Tuve que cortas gas y Fabio [Quartararo] estaba pegado a mí, porque era la primera vuelta, preparado para adelantarme. Un error llevó a otro”, comentó Márquez a los micrófonos de DAZN. Si el deseo del campeón era que el retorno de Márquez resultara un comodín en su solitaria pelea frente a las Ducati, la reaparición solo le ofreció sinsabores.

Enea Bastianini adelanta a Franacesco Bagnaia y se encamina a la cuarta victoria en la temporada en MotoGP; la Bestia y Pecco serán compañeros en el equipo oficial Ducati en 2023
Enea Bastianini adelanta a Franacesco Bagnaia y se encamina a la cuarta victoria en la temporada en MotoGP; la Bestia y Pecco serán compañeros en el equipo oficial Ducati en 2023 - Créditos: @PIERRE-PHILIPPE MARCOU

Con el francés en el piso, la pericia de Alex Rins (Suzuki) fue determinante para sortear el cuerpo y la moto del Diablo, Márquez continuó en la carrera, aunque, cuatro vueltas más adelante, se involucraría en un nuevo incidente. “Después del contacto con Fabio noté algo raro, pero luego en la Curva 4 me pareció que todo estaba bien. Sin embargo, cuando activé el regulador de altura trasero la moto se bloqueó y comenzó a irse hacia la izquierda, porque en el lado derecho había encajado parte del carenado de la moto de Fabio”, relató el piloto de Honda, que al marchar lento fue impactado en la Curva 7 por Takaaki Nakagami (LCR Honda), que rodó en el asfalto aragonés y su moto cruzó la pista.

Con la información de lo sucedido, en particular con la deserción de Quartararo, el poleman Bagnaia inició una carrera pensante: de ganar lograría un 25-0 en puntos sobre el Diablo. Pero el futuro compañero de garaje, Bastianini, esmeriló la tarea de Pecco. La Bestia ofreció una muestra gratis de lo que estaba dispuesto a diseñar en el octavo giro, cuando ensayó el sobrepaso y quedó como cabeza de la carrera. Fueron metros los que disfrutó con aire limpio: un leve despiste en la Curva 12 le permitió a Bagnaia recuperar el lugar de privilegio.

Francesco Bagnaia (Ducati) y Aleix Espergaró (Aprilia), segundo y tercero, respectivamente, en el campeonato Mundial de MotoGP, completaron el podio, junto con el ganador Enea Bastianini (Ducati)
Francesco Bagnaia (Ducati) y Aleix Espergaró (Aprilia), segundo y tercero, respectivamente, en el campeonato Mundial de MotoGP, completaron el podio, junto con el ganador Enea Bastianini (Ducati) - Créditos: @PAU BARRENA

La velocidad de la Ducati GP21, modelo del año pasado, de Bastianini, respecto a la GP22 con la que corre Pecco, desató el nuevo duelo. Los dos pilotos calzados con los mismos compuestos de neumáticos, la clave sería descifrar quién los conservaría en mejores condiciones para el final de la carrera. La diferencia en el cronómetro osciló entre las siete y las cuatro décimas a favor de Bagnaia, aunque la Bestia nunca dejó de tenerlo en la mira y desató el asalto definitivo en la última vuelta. Sorprendió, porque lo hizo en la Curva 7 en lugar de atacar en la extensa recta, donde la moto del Gresini Racing marcaba una velocidad arrolladora, de casi 250km/h.

Enea Bastianini, que en el inicio de la carrera cayó al cuarto puesto, ensayó una espectacular recuperación y ganó el Gran Premio de Aragón de MotoGP
Enea Bastianini, que en el inicio de la carrera cayó al cuarto puesto, ensayó una espectacular recuperación y ganó el Gran Premio de Aragón de MotoGP - Créditos: @Jose Breton

Con el éxito, Bastianini demostró ser un extraordinario rematador de carreras: las segundas partes de los grandes premios siempre lo tienen como un protagonista estelar. En Aragón, donde Bagnaia firmó su primer triunfo en MotoGP en 2021, la Bestia cosechó el cuarto de su historial y presenta credenciales para el futuro, aunque todavía no se baja del cartel en el actual curso: 48 unidades lo separan de Quartararo, con 125 en juego. “Enea era más rápido, estaba con mejor tracción en los giros finales y no sentí que podía recuperar el puesto cuando me superó en el final. Sabíamos que Fabio tuvo la mala fortuna de caerse en el inicio, logramos un grandioso resultado”, se contentó Pecco, que en cinco carreras recortó 81 puntos con el Diablo y se sitúa a 10 puntos -211 contra 201- con cinco pruebas para el final del calendario.

El cartel de campeón mundial de Constructores que lució Ducati en Aragón, una señal del poderío de la fábrica italiana, que lanzará el resto a partir de la semana próxima, en Motegui, con el deseo de romper con las 15 temporadas sin consagrar monarca a un piloto.