Moto GP: Pecco Bagnaia resiste a los dolores y firma un triunfo que alivia el espíritu

·4  min de lectura
Francesco Bagnaia festeja la victoria en Jerez de la Frontera, la primera del turinés en 2022
JAVIER SORIANO

Un cierre de año auspicioso, con victorias en Valencia y Algarve. Una temporada fructífera, en la que sumó un póquer de éxitos y nueve podios, resultados que lo animaron a batallar por la corona con el campeón Fabio Quartararo (Yamaha), indicios que para el nuevo calendario Francesco Bagnaia (Ducati) sería un candidato al trono del MotoGP.

Pero la aventura de 2022 lo descubrió con una caída en el estreno, en Qatar, y sin entreverarse con quienes marcaron el pulso en las cinco primeras estaciones. El italiano y la Desmosedici enseñaban un inicio irregular, alejados de los puestos que ofrecen puntos importantes. La reacción llegó en Jerez de la Frontera, con una actuación dominante: el turinés lideró las 25 vueltas y selló una victoria que fortaleció el espíritu y calmó los dolores que arrastra en la clavícula derecha.

Pecco Bagnaia firmó el primer triunfo para el equipo oficial Ducati en 2022; la marca italiana ya había festejado con Enea Bastianini, del Gressini Racing en Doha y en Austin
JAVIER SORIANO


Pecco Bagnaia firmó el primer triunfo para el equipo oficial Ducati en 2022; la marca italiana ya había festejado con Enea Bastianini, del Gressini Racing en Doha y en Austin (JAVIER SORIANO/)

Monopolizó la carrera Bagnaia, una estrategia que empezó a demostrar cuando el sábado se adueñó de la pole, tras marcar el récord histórico del circuito. Como en el mejor lapso de 2021, Pecco y Quartararo se enzarzaron en una pulseada que tuvo como ganador al piloto de Ducati. El calor andaluz, 45° a la sombra, no incomodó a los rivales del título del año pasado a desafiarse y apenas se apagaron los semáforos se lanzaron por la victoria, desentendiéndose del resto. Escapados en los primeros giros, el duelo no aceptó nuevos protagonistas: desde el australiano Jack Miller (Ducati) a Marc Márquez (Honda), pasando por Aleix Espargaró (Aprilia), entendieron que su lucha sería por completar el podio.

Una tarea sin fisuras sobre la pista, cómo soportar el dolor por la contusión que arrastraba en la clavícula derecha -después de la caída en la Q1 en el GP de Portugal, de la semana pasada- era la incógnita que presentaba Bagnaia. En ritmo establecía tener un mejor medio que Quartararo, que recién abrió tímidos ataques en el tramo definitorio de la carrera. Mientras el turinés no necesitaba girar su cuello para observar a qué distancia se encontraba el campeón defensor, el francés recibía órdenes de la posición de Alex Rins (Suzuki), que arribó a la cita con los mismos puntos que el Diablo, aunque la performance lo hizo marcharse con una mueca de desilusión: el vaticinio de que sería una carrera compleja se cumplió y el 19° puesto lo certificó. Sin cosecha de puntos, Quartararo optó por asegurarse las 20 unidades por clasificarse como primer escolta y desentenderse de porfiarle la victoria a Bagnaia.

Francesco Bagnaia y la sombra de Fabio Quartararo en Jerez de la Frontera; el turinés mantuvo a distancia al campeón y festejó, a pesar de los dolores en la clavícula derecha, por la caída de la semana pasada en Portugal
JAVIER SORIANO


Francesco Bagnaia y la sombra de Fabio Quartararo en Jerez de la Frontera; el turinés mantuvo a distancia al campeón y festejó, a pesar de los dolores en la clavícula derecha, por la caída de la semana pasada en Portugal (JAVIER SORIANO/)

“Ganar en un circuito donde Fabio [Quartararo] fue imbatible el año pasado es un gran resultado. El ritmo fue increíble, sacamos una diferencia de más de 10 segundos al tercero [Aleix Espargaró] y la victoria es para quienes me ayudaron durante toda la semana con la recuperación de mi hombro. Pasé un período difícil, de mucho nerviosismo, pero que me ayudó a comprender ciertas cosas”, reflexionó Bagnaia, al que la estadística en 2022 le ofrecía como mejores resultados los quintos puestos en Termas de Río Hondo y en Austin; el arranque fue decepcionante: caída en Doha, donde arrastró a Jorge Martin (Ducati/ Pramac) al piso y un 15to puesto en Makalika (Indonesia), mientras que en Portugal salvó un top ten -finalizó 8avo- después de largar desde el fondo de la parrilla.

Con el segundo puesto, Fabio Quartararo se marchó como puntero del Mundial de Pilotos de MotoGP; el campeón defensor suma 89 puntos, siete más que Aleix Espargaró (Aprilia), que completó el podio
JORGE GUERRERO


Con el segundo puesto, Fabio Quartararo se marchó como puntero del Mundial de Pilotos de MotoGP; el campeón defensor suma 89 puntos, siete más que Aleix Espargaró (Aprilia), que completó el podio (JORGE GUERRERO/)

En la charla con los medios, Bagnaia trazó un comparativo del excelente cierre de 2021 y las dudas que asaltaron a Ducati en 2022. “En las últimas carreras del año pasado adelantaba a Jorge [Martin] y ya estaba seguro de poder ganar. Pero ahora, como hacía tiempo que no era competitivo, tuve incertidumbre hasta el final. Merecíamos este resultado por el trabajo que veníamos realizando: volvemos a tener el potencial o más, porque en este circuito en 2021 no podíamos seguir a Quartararo”, relató el turinés, que se estrenó en victorias en MotoGP en Aragón, en la pasada temporada, y que no se presiona con el Mundial de Pilotos, al que todavía le restan 15 carreras.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.