Motagua y Real España, multicampeones en la disputa del título en Honduras

·3  min de lectura

Tegucigalpa, 28 may (EFE).- Motagua buscará este domingo lograr su decimoctavo campeonato en el fútbol hondureño, en una final en la que su rival, Real España, buscará la decimotercera desde que se fundó la Liga, en 1965.

Dirigido desde hace menos dos meses por el argentino Hernán Medina, Motagua llega a la final con la ventaja de 3-0 que cosechó en Tegucigalpa en el partido de ida, el pasado día 22.

Quizá ni el más optimista de los aficionados del Motagua se esperaba un triunfo tan holgado ante Real España, que tiene como timonel al también argentino Héctor Vargas, por el buen desempeño de su rival en las dos vueltas regulares del torneo.

Real España fue primero en las dos vueltas, mientras que Motagua cuarto, lo que le llevó a disputar una liguilla en la que se impuso al Vida, y después eliminó al Olimpia en semifinales.

Por reglamento, Real España había asegurado con anticipación su pase a semifinales, en las que superó al Marathón.

En la víspera, Vargas dijo a periodistas que si Motagua pudo en su casa anotar tres goles en el juego de ida, Real España también puede hacerlo en su patio, aunque reconoció que no será fácil por el buen plantel que tiene el equipo dirigido por su compatriota Hernán Medina.

Real España, que llega al segundo partido con algunas bajas, está obligado a anotar tres goles para empatar la serie y buscar el campeonato en 30 minutos adicionales, aunque de persistir la igualada, el juego se definiría en lanzamientos de penalti.

Para ganar el torneo en los 90 minutos reglamentarios, Real España tendría que vencer por cuatro goles al Motagua, al que le basta un empate para poner la copa 18 en su escaparate.

Vargas fue escogido como entrenador del Real España, luego de las cuatro derrotas al hilo que sufrió el equipo en el inicio del Clausura, entonces dirigido por el mexicano Raúl "Potro" Gutiérrez.

Con Vargas el equipo tuvo un giró de 180 grados y encadenó una serie de victorias hasta llegar a la final.

Medina, quien asumió la dirección del Motagua en abril, en sustitución del argentino-hondureño Diego Vázquez, considera que hasta ahora no se ha ganado nada y que, aunque se tenga una ventaja de 3-0, el partido de mañana hay que jugarlo y sacar un buen resultado para que su equipo sea campeón.

Vázquez, quien dirigió al Motagua durante más de ocho años y lo hizo campeón en cinco ocasiones, fue sustituido luego de la jornada siete del torneo, cuando el club ocupaba la tercera casilla. Su separación del club obedeció a su eliminación en la Liga Campeones de la Concacaf, por el Seattle Sounders, de Estados Unidos.

De manera interina, mientras llegaba Hernán Medina, el Motagua fue dirigido hasta la jornada doce por César Obando, quien está a cargo de las ligas menores del club.

Con Obando el Motagua ganó un partido y perdió cuatro, mientras que en el debut de Medina con el equipo encajó una quinta derrota, ante el Olimpia, flamante tetracampeón.

Pero después de la derrota ante el Olimpia, el Motagua comenzó con una buena racha, sin conocer la derrota, que le llevó hasta la final.

En opinión de Medina, el Motagua llega al juego de vuelta de la final concentrado y resuelto a no darle libertades al Real España, de San Pedro Sula, norte de Honduras.

Los técnicos de ambos clubes no han adelantado la alineación oficial para el partido, que se disputará en el Estadio Olímpico Metropolitano.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.