Mohed Altrad, campeón del Top 14 en rugby: fue húerfano en Siria, es multimillonario y novelista en Francia y llegó a la camiseta de All Blacks

·6  min de lectura
Mohed Altrad festeja en el Stade de France su mayor éxito deportivo: después de 11 años y muchas inversiones como propietario, Montpellier, su club, es por primera vez campeón del Top 14, la liga de rugby más rica del planeta.
Mohed Altrad festeja en el Stade de France su mayor éxito deportivo: después de 11 años y muchas inversiones como propietario, Montpellier, su club, es por primera vez campeón del Top 14, la liga de rugby más rica del planeta. - Créditos: @FRANCK FIFE

Montpellier vive sus días de gloria en el rugby, el deporte más popular en el sur de Francia. En una ciudad que hace un mes celebró la conquista de la Ligue A de vóleibol, el club se quedó con el Bouclier de Brennus, el tradicional trofeo que se entrega al campeón de una de las ligas nacionales más fuertes del planeta ovalado, la Top 14. Y detrás de un equipo sólido, poco vistoso pero efectivo, está uno de los empresarios más poderosos de Francia.

Mohed Altrad nació en el desierto de Siria. Su madre murió joven y su padre lo abandonó, por lo que fue criado por su abuela. A los 17 años ganó una beca y se mudó a Francia para estudiar ciencias informáticas en la Universidad de Montpellier. Obtuvo títulos en física y matemáticas y un doctorado en informática. Después de trabajar en empresas tecnológicas y en la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi, en 1985 compró con un socio una fábrica de andamios que estaba en bancarrota, y fundó Altrad Group. Especializada en petróleo, gas, energía, ambiente y construcción, hoy esa corporación es líder mundial en servicios industriales. Según la Revista Forbes, la fortuna del empresario de 74 años es de 3.300.000.000 de dólares.

Hinchas de Montpellier abrazan al presidente Altrad en medio de la euforia de ser campeones de Francia por primera vez, gracias al contundente 29-10 en la final sobre Castres Olympique.
Hinchas de Montpellier abrazan al presidente Altrad en medio de la euforia de ser campeones de Francia por primera vez, gracias al contundente 29-10 en la final sobre Castres Olympique. - Créditos: @FRANCK FIFE


Hinchas de Montpellier abrazan al presidente Altrad en medio de la euforia de ser campeones de Francia por primera vez, gracias al contundente 29-10 en la final sobre Castres Olympique. (FRANCK FIFE/)

Altrad, que además escribió tres novelas, es fanático del rugby y en 2011 se convirtió en el accionista mayoritario del Montpellier Hérault Rugby luego de aportar 2.400.000 euros. En esa temporada el club alcanzó su primera final en el Top 14, con un plantel en el que se destacaban los argentinos Santiago Fernández, Martín Bustos Moyano y Juan Figallo.

Estuve un tiempo entendiendo el rugby. Cometí errores, los corregí. Mis errores fueron estigmatizados a veces en exceso. Buscamos nuestra identidad a tal punto que terminamos perdiéndonos. Aprendí que todos tenían que tirar en la misma dirección: jugadores, cuerpo técnico y presidente. Creo que hoy hemos logrado algo importante”, expresó a Canal+ tras la final de este viernes en el Stade de France, ganada por 29-10 sobre Castres Olympique, el conjunto de Benjamín Urdapilleta. “He estado buscando este trofeo durante once años. Subestimé la tarea. Hoy lo he logrado, pero no ha terminado. Es el primer gran trofeo en nuestra historia. Serán necesarios otros para establecer nuestra institución, para decir que Montpellier se ha convertido en una gran tierra de rugby”, añadió exultante, con mucha ambición. En 2016 y 2021 el club conquistó la Challenge Cup, el segundo torneo continental. Esta vez logró el ansiado Top 14, la obsesión de Altrad.

Compacto de Montpellier 29 vs. Castres Olympique 10

Montpellier, que en los últimos años se caracterizó por contratar grandes figuras, esta temporada mostró ese espíritu de equipo que tanto necesitaba. Cuenta con menos jerarquía que algunos de sus rivales, como Toulouse, Racing 92, La Rochelle y Bordeaux Bègles, pero logró la sintonía y la cohesión que necesitan los campeones. Una prueba es la decisión de prescindir de Handré Pollard, estrella de los Springboks campeones del mundo, que quedó relegado y juega muy pocos minutos, a punto tal que ocupa su lugar el italiano Paolo Garbisi.

“Es un grupo extremadamente unido. En este equipo siento un espíritu de familia, un espíritu muy fuerte, un espíritu solidario. Tengo la impresión de que ellos se aman y de que este amor es el vínculo esencial para este tipo de acontecimientos. Amor, se llama «amor». Yo también les dije «los amo»”, expresó hace unos días Altrad en la radio France Bleu Hérault.

Patea el fullback Anthony Bouthier, autor del excelente tercer try de Montpellier; el conjunto del sur de Francia cuenta con varias estrellas, producto del dinero que destina Altrad al club.
Patea el fullback Anthony Bouthier, autor del excelente tercer try de Montpellier; el conjunto del sur de Francia cuenta con varias estrellas, producto del dinero que destina Altrad al club. - Créditos: @FRANCK FIFE


Patea el fullback Anthony Bouthier, autor del excelente tercer try de Montpellier; el conjunto del sur de Francia cuenta con varias estrellas, producto del dinero que destina Altrad al club. (FRANCK FIFE/)

En este título de campeón tuvo mucho que ver la influencia de Philippe Saint-André, ex head coach del seleccionado de Francia, que llegó en enero de 2021, cuando Montpellier peleaba en los puestos de descenso. En la entrevista post partido con la televisión francesa, el entrenador dedicó el campeonato al presidente: “Estoy feliz por Mohed Altrad. Fue muy criticado, pero invirtió mucho de su tiempo y su dinero en esta aventura. Es atípico y tuvo el coraje de llamarme hace dos años para que volviera al juego. Y luego, obviamente, estoy feliz por estos muchachos, que vienen de diferentes orígenes y forman una gran entidad”, destacó Saint-André.

De carácter fuerte y muy personalista, Altrad se involucra en el día por día del equipo. “Después de nuestra complicada temporada última, me acostumbré a no quedarme en el palco para ver los partidos, como la mayoría de los presidentes. Yo me quedo en el banco de suplentes y convivo con ellos. Voy al hotel el día del partido, participo en todo. Así que creé algo muy fuerte; eso espero. Pero eso no es una garantía de victoria. Somos muy fuertes en nuestras convicciones”, explicó el sirio. En la ceremonia de premiación el presidente apareció al lado del capitán, Guilhem Guirado, que levantó el Bouclier de Brennus en su último partido como profesional.

Altrad celebra al lado del capitán, Guilhem Guirado, y el resto del plantel con el peculiar trofeo Bouclier de Brennus; el propietario de Montpellier comparte tiempo con el plantel y se involucra continuamente con el equipo.
Altrad celebra al lado del capitán, Guilhem Guirado, y el resto del plantel con el peculiar trofeo Bouclier de Brennus; el propietario de Montpellier comparte tiempo con el plantel y se involucra continuamente con el equipo. - Créditos: @FRANCK FIFE


Altrad celebra al lado del capitán, Guilhem Guirado, y el resto del plantel con el peculiar trofeo Bouclier de Brennus; el propietario de Montpellier comparte tiempo con el plantel y se involucra continuamente con el equipo. (FRANCK FIFE/)

La vida de Altrad en el rugby va más allá del club Montpellier. Su empresa figura en la camiseta del seleccionado de Francia, el país que albergará la Copa del Mundo en 2023. En enero la justicia investigó a él y a Bernard Laporte, el presidente de la Federación Francesa, por posible tráfico de influencias.

Altrad y All Blacks

Este año Altrad también estuvo en la indumentaria de Western Force, franquicia australiana del Super Rugby Pacific, y el sábado que viene marcará un hito: en su primer partido del año, los mismísimos All Blacks jugarán con el nombre “Altrad” en el pecho, a raíz de un acuerdo de más de 120.000.000 de dólares neozelandeses, equivalentes a 75.600.000 estadounidenses, con la unión de ese país por seis años. Mientras celebra el primer título de campeón de Top 14 de su club, tendrá parte de su atención en los test matches entre All Blacks e Irlanda, una de las mejores series de la ventana de julio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.