Milan volvió a la acción con victoria sobre Salernitana

Getty Images

Milan no perdió la memoria en este tiempo de paralización del fútbol italiano, a raíz de la celebración de la Copa Mundial de Catar 2022. Es que volvió acorde a la imagen dejada antes del certamen internacional: venció a Salernitana por 2-1, en el Stadio Arechi, y estiró su racha a cuatro partidos sin caer (tres victorias) en la Serie A.

El entusiasmo por comenzar el 2023 con alegría estuvo reflejado en los Granata. Esto porque salieron dispuestos a jugarle de igual a igual a los Rossoneri, con una presión alta y con el manejo de la pelota en su campo, para aspirar a un golpe prematuro.

Pasado el inicio frenético de los locales, el conjunto de Stefano Pioli se acomodó y fue certero. En cuestión de minutos, encontraron espacios en la defensa rival y Rafael Leao se encaminó a la apertura de la cuenta, pero se topó con la respuesta de Guillermo "Memo" Ochoa, quien realizó su primera intervención con el equipo italiano, en su regreso a Europa.

Sin embargo, la solidez del arquero mexicano fue quebrantada poco después. A los 10', la visita necesitó de tres toques por la izquierda para desbalancear la última línea contraria y que el delantero portugués quedara a solas con el portero, al que dejó en el camino tras su lejano achique, para luego abrirse y definir con poco ángulo pero sin obstáculos.

Para el segundo tanto, los Diavoli no necesitaron demasiado tiempo. Cumplido el cuarto de hora de juego, y después de una serie de rebotes dentro del área, Sandro Tonali recibió en su ingreso frontal a la zona de peligro y convirtió con un remate cruzado a la izquierda.

En la continuidad de la primera parte, Milan continuó insistente por otra anotación, aunque los dueños de casa se fortalecieron en defensa para evitar la embestida. Esta tónica persistió en el complemento, en el que, en el inicio, Ochoa volvió a responder de manera oportuna para mantener a Salernitana en partido.

A los 59 minutos, los de Pioli acariciaron la sentencia de la victoria con una conversión de Brahim Díaz, la que fue anulada por offside. En el tramo final, Giroud y Charles De Ketelaere pudieron haber liquidado la historia con antelación, pero los dos se enfrentaron a grandes reacciones del portero centroamericano.

Mediante las atajadas del Memo, los de Salerno sintieron el impulso y condimentaron el cierre del duelo con su descuento, a los 82', que llegó a través de Federico Bonazzoli, el encargado de rematar por la izquierda del área, luego de un centro de Lassana Coulibaly.

Más allá del susto, Milan mantuvo su postura en ataque y conservó un triunfo que lo mantiene cerca de la punta defendida por Napoli, que enfrentará a Inter esta misma jornada. Con 36 puntos, está a unos parciales cinco de la cima y la próxima fecha tendrá una apasionante prueba con Roma.

Foto: Getty Images