El milagro en Elland Road: la mano de Marcelo Bielsa y el rodillazo salvador de Patrick Bamford

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Patrick Bamford
    Patrick Bamford
    En vivoHoyMañanavs.--|
Patrick Bamford, nuevamente es el héroe de Elland Road
George Wood

Con el último aliento. Con la épica a flor de piel. El milagro en Elland Road. Con la mano de Marcelo Bielsa, con el retorno de su artillero, Leeds igualó en el desenlace 2-2 con Brentford y con un “rodillazo” de Patrick Bamford. Sin tiempo en el reloj y con su arquero en el área rival, el equipo del Loco, rescató un punto muy valioso antes de comenzar cuna ruta muy intensa: Chelsea, Manchester City, Arsenal y Liverpool, todo en apenas 16 días.

El regreso del goleador, que estuvo ausente casi dos meses por una lesión en el tobillo derecho, parece darle un nuevo aire a Leeds. El entrenador argentino encontró en su artillero la solución para un juego que, de perder, ponía en una situación todavía más compleja al equipo inglés en su carrera de mantenerse en la Premier League.

Fue un duelo muy extraño. Es que parecía que Leeds tenía todo bajo control, porque se había puesto en ventaja con un gol con el selló de Bielsa: centro desde la izquierda de Raphinha y recorte por el centro del área de Tyler Roberts para dejar sin acción al arquero español de Brentford, Álvaro Fernández.

La reacción de Leed al encontrarse en ventaja resultó extraña, porque sufrió un instante de desconcentración y Brentford necesitó sólo siete minutos para dar vuelta el resultado y poner el 2-1, con goles del granadino Shandon Baptiste y del español Sergi Canós.

Marcelo Bielsa encontró soluciones con el ingreso de Bamford
Tim Goode


Marcelo Bielsa encontró soluciones con el ingreso de Bamford (Tim Goode/)

En ese segundo tanto, cuando Canós salió a festejar su gol, ante los hinchas de Leeds que estaban a pie de campo, un grupo reducido comenzó a descargar su bronca hacia el futbolista español. Los insultos fueron acompañados por un proyectil que dio en Canós. De inmediato los jugadores visitantes reaccionaron con el pedido de calma hacia los fanáticos locales y el goleador se alejó de la escena con una sonrisa.

Para los de Bielsa era un partido clave porque tenían la chance de pasar a un rival directo (Brentford sigue arriba por un punto) y escalar algunos puestos en la tabla de la Premier para alejarse de la zona crítica. Incluso, la tensión se advirtió hasta el último momento, porque hasta el director de deportivo de Leeds, Víctor Orta, se enojó con los hinchas que no paraban de insultar a los futbolistas tras el empate 2-2.

La situación en la tabla se mantuvo para el Leeds, que ahora le lleva seis de ventaja al Burnley (tiene un partido menos), el último equipo de la zona del descenso y que estaría perdiendo la categoría.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.