Mick Schumacher y Kevin Magnussen vivieron una cascarita

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28 (EL UNIVERSAL).- No solo son buenos con el volante, las llantas o cualquier maquinaria del bólido, sino también con el balón. Ronaldinho Gaúcho, Messi o Cristiano Ronaldo, estarían orgullosos de los mecánicos y de los pilotos Kevin Magnussen y Mick Schumacher, quienes tuvieron una cascarita en el estadio Azul.

Vestidos con el uniforme local y visitante del Club Atlante, los mecánicos y pilotos de Haas Team pasaron una divertida noche previo al Gran Premio de México.

Los ingenieros de Kevin Magnussen y Mick Schumacher, con la casaca blaugrana, vencieron 4-1 al resto de mecánicos y staff de Haas Team. El piloto alemán fue autor de la cuarta anotación y ante la desesperación de los visitantes, opto por ayudarles y jugar los últimos minutos del encuentro con ellos.

Kevin Magnussen fue titular y usó el número 20, por momentos sacó sus dotes futbolísticas, mientras que Mick Schumacher, sin uniforme, fue suplente y entró en la parte complementaria. Ambos pilotos, jugaron medio tiempo.

Al final, entre risas y una que otra selfie, se despidieron los integrantes de Haas Team del estadio Azul.