El MGM Grand se vuelve una sucursal mexicana

·1  min de lectura

Luis Rodríguez Silva, enviado

LAS VEGAS, NEVADA, EU., septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- Es prácticamente imposible no pensar en boxeo cuando se habla del MGM Grand. Sus instalaciones encajan a la perfección para organizar carteleras de gran prestigio, como la que estelarizarán Saúl Álvarez y Gennady Golovkin, pelea que ha atraído a mucha gente, en especial a la mexicana, que en su mayoría está con el Canelo.

En la última conferencia de prensa previa al enfrentamiento, la gente hizo fila desde muy temprano para ingresar a uno de los foros más significativos de este recinto, como lo es el Teatro KÁ. La mayoría portó playeras del Canelo Álvarez con detalles tricolores, que quedan muy bien para estas fechas patrias. Otros se envolvieron en la bandera mexicana, aunque entre ellos uno que otro lució gorras y playeras en apoyo a Golovkin.

En una esquina del auditorio fue donde los colocaron. Su ambiente hizo que la conferencia se viviera de una manera diferente. Abucheos para Golovkin. Gritos y aplausos para el Canelo, quien rápidamente se dirigió a ellos para agradecerles por el apoyo.

"Esto va dedicado a los que me han apoyado siempre, a mi equipo, con el que estoy muy agradecido a lo largo de mi carrera, y va dedicada a toda mi gente de México", respondió Álvarez, en cuanto escuchó los elogios de los aficionados, a quienes les brindó una postal incomparable con todos sus campeonatos de peso supermediano en lo más alto.