México, el país que cosechó en Qatar 2022 cuatro años de mediocridad y conformismo

México no pudo pasar a Octavos pese a vencer a Arabia Saudita. (REUTERS/Matthew Childs)
México no pudo pasar a Octavos pese a vencer a Arabia Saudita. (REUTERS/Matthew Childs)

México firmó su peor actuación en Copas del Mundo de los últimos 42 años. Desde Argentina 1978, el Tri no caía eliminado en Fase de Grupos de un Mundial. Después de siete torneos consecutivos avanzando a Octavos de Final (1994-2018), el equipo de Gerardo Martino ha roto una racha que solamente era compartida con Brasil. El triunfo de 2-1 sobre Arabia Saudita fue insuficiente en un contexto en el que México tuvo todo a favor durante media hora para ser dueño de su propio destino.

Argentina hizo todo lo que estaba a su alcance. Peloteó a Polonia de principio a fin, pero careció de una contundencia anhelada por los fans mexicanos que llegaron a este partido con una última dosis de ilusión. Después de un primer tiempo atrabancado, México fue amo de las acciones durante los segundos 45 minutos. Henry Martín hizo lo suyo y Luis Chávez encendió los ánimos del tricolor. Parecía que, por fin, el equipo azteca despertaba de su marasmo. Pero no alcanzó el brillo para hacer un gol más. Mientras La Albiceleste lo ganaba 2-0, México cayó presa de la desesperación, pese a demostrar una clara superioridad a Arabia Saudita, un rival que, al final, demostró ser flor de un día.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tendrá que haber muchos replanteamientos en la Federación Mexicana de Futbol después de este fracaso. México ha dado un retroceso generalizado que simplemente ha encontrado su mayor evidencia en esta Copa del Mundo. Se pretendió que treinta minutos corrigieran cuatro años de un proceso irregular que, finalmente, ha otorgado un resultado funesto. En el mejor de los casos, podría servir para cambiar males arraigados y males redescubiertos en la última era (no ascensos ni descensos, sobreprecio de jugadores jóvenes, repechajes).

México deberá hacerse cargo de una gran responsabilidad en tres años y medio: ser coanfitrión de una Copa del Mundo. Hoy Estados Unidos, clasificados a Octavos, y Canadá, también fuera en fase grupal, llevan ventaja clara. Han exportado, quieren competir en las grandes ligas de Europa y tiene un proyecto sólido a largo plazo. También en eso el futbol mexicano ha caminado hacia atrás. Cuando lo lógico, si se quiere competir al alto nivel, sería aumentar el número de jugadores en el futbol de élite, los jugadores mexicanos escasean en esas latitudes: se quedan anclados a la Liga MX o prefieren voltear a la MLS, apenas apetecibles para clubes de mediana jerarquía en Europa.

No hubo milagro para el Tri en el último partido de Qatar 2022. (REUTERS/Matthew Childs)
No hubo milagro para el Tri en el último partido de Qatar 2022. (REUTERS/Matthew Childs)

El diagnóstico, que se realiza cada cuatro años, entregará conclusiones similares a las de otros Mundiales. En aquellas ocasiones, al menos se quedó entre las 16 mejores selecciones del Mundo y con el relativo consuelo de que había faltado muy poco para dar el gran salto.

Hoy no queda ni eso. Martino se irá y, desde ya, se comenzará a hablar de sucesores y perfiles, pero ningún entrenador, por más capacitado que sea, tendrá la potestad de erradicar los males competitivos del futbol nacional. Y esa es la gran tragedia, porque pasar al quinto partido, ahora o antes, habría sido una casualidad que no reflejaría el nivel de México en el mundo. Pero quedar fuera en fase de grupos parece más cercano a la realidad actual. Es ahí donde el retroceso se consolida como conclusión inapelable de los últimos cuatro años.

México se va frustrado de Qatar 2022. (REUTERS/Kai Pfaffenbach)
México se va frustrado de Qatar 2022. (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

Dirán adiós al Tri varios jugadores de mil batallas, como Andrés Guardado, Héctor Moreno y, quizá, Héctor Herrera. Dice mucho que nadie se plantee la salida de Ochoa: no hay otro portero en la actualidad que puede hacerle sombra, aunque lo normal sería que también este haya sido su último Mundial. México encarará un recambio generacional forzoso, sin la planificación necesaria para preparar las grandes citas.

Es difícil pensar en grandes sacudidas. No sucedió cuando México estuvo a punto de quedar fuera del Mundial de 2014, el punto más bajo de la era contemporánea... hasta ahora. Además, como se ha dicho, tres años y medio son poco tiempo para pensar en cambios sustanciales. La Selección tendrá que llegar al siguiente Campeonato Mundial con lo que tiene. No surgirán talentos por generación espontanea ni se potenciará mágicamente el talento de lo que están. El fracaso se solicitó hace muchos años y, en Qatar, el futbol mexicano ha pasado a recogerlo en la ventanilla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

"Si el Canelo no pone nervioso a Messi, México pasa a octavos": tunden y se burlan del Tri por su fracaso en Qatar 2022