El Metropolitano honra a Luis

·5  min de lectura

Madrid, 29 oct (EFE).- "Todos queríamos a Luis; ha sido un líder", contó este viernes José Eulogio Gárate, amigo y compañero en uno de los mejores equipos de la historia del Atlético de Madrid de Luis Aragonés, fallecido en 2013, leyenda formidable como jugador y como entrenador del fútbol español y, ante todo, del club rojiblanco, cuyo legado es eterno y cuya figura ya luce desde este viernes en una estatua en el estadio Wanda Metropolitano.

Fue descubierta bajo la lluvia, entre la emoción, en presencia de su familia, de sus amigos, de sus compañeros, de representantes de cada una de las piezas inseparables que forman parte de la entidad. Una es fundamental: la afición.

También lo ha sido para honrar la memoria de Luis, todo lo que fue y es para el Atlético y para ellos, a través de una recaudación con 'crowdfunding' que ha hecho posible este homenaje, cuyas iniciativa partió del 'Frente Atlético' y en la que han colaborado unos 10.000 seguidores rojiblancos. Los 14.786 euros sobrantes han sido donados a la Asociación Española de la Lucha contra el Cáncer.

"Para mí, es un orgullo. Gracias por reconocer una trayectoria y una carrera. Lo que tenemos que transmitir a la gente es agradecimiento, a la mejor afición del mundo", expresó Luis Aragonés hijo, junto a su familia.

La obra es de la escultura Alicia Huertas, que recopiló fotos y conversaciones con la "familia inmensa" de Luis Aragonés para representar "el alma" del 'Sabio de Hortaleza', campeón de casi todo con el Atlético de Madrid, con el que jugó durante una década, desde 1964 hasta 1974, del que es el máximo goleador de la historia (173 tantos) y con el que ganó tres Ligas (1965-66, 1969-70 y 1972-73) y dos Copas de España (1965 y 1972) al lado de Armando Ufarte, Adelardo Rodríguez o José Eulogio Gárate, presentes en el acto en el Wanda Metropolitano.

"Siempre le gustaba estar al frente de todo. Su apodo (de sabio) de verdad era así. Aprendí muchas cosas de él, en el campo y fuera de él. Lo pasamos muy bien en el campo y fuera. Tuvimos una buena amistad. Muchas felicitaciones a la familia y al Atleti por haber tenido un sabio en sus filas", expresó Gárate.

"Cualquier homenaje a Luis es como si fuera para todos nosotros", explicó Adelardo, el jugador con más partidos de la historia del Atlético.

"Llegamos juntos al club y nos fuimos juntos. Tuvimos muchos éxitos, había un gran equipo fuimos cinco veces campeones, con tres Ligas y dos Copas. Hemos sido muy, muy amigos. Lo echo mucho de menos. Nos encantaba el flamenco. Muy agradecido de este homenaje a Luis porque se lo merece", dijo Ufarte

Luis también fue campeón como técnico de una Liga (1976-77), tres Copas de España (1976, 1985 y 1992) y la Copa Intercontinental de 1974.

Al lado, Ufarte fue ayudante suyo en el momento que cambió la historia del fútbol español: la Eurocopa 2008. El gol del título lo marcó Fernando Torres. "Luis es la mayor leyenda que ha tenido el club, sin ninguna duda", resaltó el delantero, dirigido por Aragonés en el Atlético y en la selección. En el acto también estuvo otro de los grandes protagonistas de aquel éxito: David Villa.

"Para mí y para todos los atléticos, Luis representa lo que es el Atlético de Madrid. Ha pasado por jugador, por entrenador, por aficionado y nos ha enseñado los valores de todos, que hay que representarlos y mantenerlos muy presentes. Me siento un privilegiado porque he tenido la suerte de compartir vestuario con él. He sufrido, hemos discutido, hemos reído... Muchas veces, cuando ya fuimos campeones de Europa, y hablando como amigos, me hacía ser parte de su familia. Me decía 'con usted hemos peleado, hemos reído, hemos llorado, hemos ganado, hemos perdido, hemos hecho de todo'. Cualquier reconocimiento para Luis es poco", enfatizó Torres.

"El tiempo que he compartido con él ha sido fantástico, con la selección consiguió algo muy importante para el fútbol español, pero siempre tenía al Atleti en la boca, siempre hablaba del Atleti, de su etapa de jugador, cómo pasó a entrenador y cómo marcó el camino para los que vinimos detrás. Es un maestro que con el tiempo nos sigue enseñando. Ahora que no le tenemos con nosotros siguen saliendo cosas de Luis todos los días. Sus frases, sus consejos... Todas esas cosas que nos ha dejado para siempre", abundó Fernando Torres.

"Para mí, como para todos los atléticos, Luis ha sido la mayor leyenda dentro del club. Muchas veces hablando con muchos excompañeros, me hubiese gustado mucho que me hubiese entrenado. No tuve esa fortuna. Nos ha inculcado algo muy importante siempre, como la frase de 'ganar, ganar, ganar y volver a ganar'. Es algo muy importante para los que venimos desde abajo. Ha dejado un legado muy grande. Esperamos que, entre todos podamos seguirlo y podamos ganar", aseguró Koke Resurrección, el actual capitán del Atlético.

Diego Simeone, el entrenador del primer equipo, a las órdenes de Luis cuando jugó en el Sevilla, también presenció el emotivo homenaje, al que acudieron más compañeros, amigos o jugadores que fueron entrenados por Luis Aragonés. Luiz Pereira, Cacho Heredia, Tomás Reñones, Roberto Solozábal, Orozco, Marcelino, Rodri, Martínez Jayo, Miguel Ángel Ruiz, Abel Resino, Pedraza, Toni Muñoz, Roberto Fresnedoso, Gabi… Su estatua ya luce imponente en el Wanda Metropolitano, en la memoria de la leyenda más grande del Atlético. EFE

id/ism

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.