Messi y River: una historia que ya lleva 21 años

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

El jueves pasado, con el Estadio Monumental como escenario y en medio de un clima de película, Lionel Messi vivió uno de los momentos más emotivos de su extensa y plagada de logros carrera como futbolista profesional. Tras conseguir la Copa América en pleno Estadio Maracaná, la Pulga recibió un reconocimiento estruendoso antes, durante y después de la goleada a Bolivia, donde se despachó con un hat-trick espectacular.

A los 34 años de edad, la Pulga fue feliz con la Selección Argentina. Fue feliz como nunca antes. No importaban todos los títulos cosechados en Barcelona y mucho menos los millones y millones recaudados. Messi quería llevar a la Albiceleste a lo más alto y lo hizo de la mejor manera posible, ganándole una final a Brasil en su casa y cortando una racha adversa de 28 años.

Messi recibiendo la camiseta de River.
Messi recibiendo la camiseta de River.

Sí, Messi fue feliz en el estadio de River. Un River donde nunca jugó oficialmente pero con el que tiene una historia que superó las dos décadas. Una historia que sumó un nuevo capítulo en medio de esa noche mágica, ya que recibió, por parte del utilero de la institución Millonaria, una camiseta conmemorativa por los 21 años de su prueba en los de Núñez. Sí, Diego Fabre, el utilero que tuvo la oportunidad de ver a Messi cuando corría el año 2000 y todavía era solamente un pequeño lleno de ilusiones.

 

 

 

La prueba en River

Messi fue a probarse a River a los 13 años.
Messi fue a probarse a River a los 13 años.

En ese entonces, con apenas 13 años, en agosto de aquel lejano 2000, Messi fue a probarse a River durante tres días. Y la rompió toda. Marcó ocho goles en un partido y diez en el otro. Maravilló con lujos y con atravimiento. Sin embargo, a pesar del pedido de quienes presenciaron esas pruebas de que el rosarino sea fichado, no hubo respuesta por parte del Millonario y todo quedó en la nada.

Eduardo Abrahamian, quien se encontraba al frente de las divisiones inferiores de River en ese momento, fue categórico: "Fue como haber visto a un OVNI, ese chico era un extraterrestre". Sus palabras parecen no haber tenido demasiado peso porque desde la cúpula del club no se movilizaron en lo más mínimo para quedarse con ese diamante en bruto.

Más tarde, apenas un par de meses después, Messi se fue a Barcelona y la chance de llegar a River se hizo añicos. Sin embargo, solamente fue el comienzo de una historia que sigue sumando capítulos. El inicio de un hilo conectivo entre quien es para muchos el mejor jugador de todos los tiempos y una institución con la que siempre tuvo afinidad.

 

Aimar, el ídolo de Messi

Messi con su ídolo Aimar. (Foto: Getty)
Messi con su ídolo Aimar. (Foto: Getty)

En medio de las especulaciones eternas sobre el supuesto fanatismo de Messi por River, hay una realidad ineludible, confirmada y reiterada: Pablo Aimar fue, es y seguirá siendo el ídolo de la Pulga. Sí, aquel enganche cordobés que deleitó en Núñez desde su debut en 1996 hasta su partida a Valencia en 2001 fue también el ejemplo a seguir por aquel niño que soñaba con triunfar en el fútbol.

Aimar, poseedor de un talento nítido, de una visión diferente y de una habilidad con pelota al pie brutal, se transformó en el héroe sin capaz del Messi de la niñez, de la adolescencia y de la adultez. De hecho, el propio crack supo reconocer en varias ocasiones que el Payasito es su ídolo. Una nueva conexión con River que llena de orgullo a todos los hinchas Millonarios.

"Es y será mi ídolo" aseguró Messi, sobre Aimar, en el año 2011. Un Messi ya completamente consagrado que no ofrecía ningún tipo de rodeos al hablar de su ídolo, todavía en actividad. Luego, el destino los cruzó en la Selección Argentina: uno es la figura y el capitán y el otro forma parte del cuerpo técnico de Lionel Scaloni. Ambos fueron campeones de América.

 

El pedido de disculpas en 2015

El pedido de disculpas de Messi a los hinchas de River.
El pedido de disculpas de Messi a los hinchas de River.

River ganó la Copa Libertadores del año 2015 doblegando a Tigres de México en la gran final y así pudo cortar una racha de 19 años sin festejos en el mencionado certamen continental. Por supuesto, por carácter transitivo, el equipo comandado por Marcelo Gallardo, que también había dejado en el camino a Boca Juniors, consiguió el boleto hacia el Mundial de Clubes.

Luego de derrotar ajustadamente y sin brillar a Sanfrecce Hiroshima en las semifinales, el Millonario confirmó su presencia en el duelo decisivo, instancia donde se enfrentaría nada más ni nada menos que ante uno de los mejores Barcelona de toda la historia. Un Barcelona que tenía una delantera lapidaria compuesta por Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar.

Precisamente, luego de un comienzo en el que River aguantó y resistió, Messi abrió la cuenta batiendo al seguro Marcelo Barovero. Lejos de protagonizar un festejo alocado dada la importancia de ese tanto, el máximo ídolo histórico de Barcelona fue muy mesurado y decidió ofrecerles un pedido de disculpas a los miles de hinchas Millonarios que viajaron hasta el continente asiático.

 

 

Hoy en día, en Argentina, Messi está completamente identificado con Newell's Old Boys de Rosario, equipo donde se inició como jugador en las divisiones inferiores y donde se mantuvo hasta viajar a Europa. De todas maneras, de manera un tanto indirecta, el astro también mantiene una empatía permanente con River, un club que se sigue lamentando por haber desaprovechado la oportunidad de tenerlo entre sus filas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.