Messi, influyente en el juego del PSG al margen de su aporte goleador

·2  min de lectura

Al margen de que su promedio goleador cayó considerablemente desde su llegada a París Saint-Germain, Lionel Messi sigue siendo determinante en el juego de su equipo.

El argentino le cedió el frente del ataque a Neymar Jr y, en mayor medida, a Kylian Mbappé. Ya no se mueve como un delantero: su punto de partida es bastante más retrasado, casi como el de un volante creativo.

Su nueva posición lo aleja de la zona de definición, lo cual explica en buena parte su bajón en cuanto a goles y asistencias registrados, aunque también cabe destacar que la suerte no esta acompañando al rosarino, quien desde el inicio del curso 2021-22 acumula 12 remates en los postes.

De todos modos, mientras el brasileño y el francés se reparten la mayoría de los festejos (llevan 10 anotados entre ambos) en la Ligue 1 2022-23, el ex Barcelona (tres gritos y dos pases-gol) hace la diferencia en otro apartado estadístico.

El número 30 es el jugador con más gambetas completadas (16) desde que comenzó el certamen francés y, hasta el momento, ningún futbolista de las cinco grandes ligas de Europa superó dicho registro.

Más alejado del área, en la que no sobran los espacios para maniobrar, Leo está iniciando sus acciones unos metros más atrás, donde puede ponerse de frente y encarar a sus rivales sin tantos obstáculos a su alrededor.

A su vez, si bien es evidente que a sus 35 años ya no tiene la aceleración ni la velocidad de antaño, este dato también denota que aún no perdió su capacidad de desequilbrio individual. En definitiva, Messi pareciera volver a reconvertirse, al igual que ya hizo en numerosas ocasiones a lo largo de su carrera.

Foto: Catherine Steenkeste/Getty Images