Messi, Cristiano y una era que se acaba

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Este sábado se disputará una estupenda final en París entre los dos mejores clubes de la actualidad: Real Madrid y Liverpool. Allí, los fanáticos del deporte podrán disfrutar con las más grandes figuras del Viejo Continente compitiendo por el trofeo más importante de todos a nivel clubes.

Desde Karim Benzema y Vinicius Junior del lado merengue, hasta Mohamed Salah, Luis Díaz y Sadio Mané por el bando rojo, algunos de los futbolistas más decisivos del mundo buscarán dejar su marca en la historia.

El increíble desempeño que han mostrado estos dos equipos esta temporada ha hecho que pase desapercibida una dura realidad: la era de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo está llegando a su fin.

A sus 34 y 37 años, respectivamente, Messi y Cristiano han dejado de ser los principales protagonistas del fútbol europeo. Nadie puede vencer el paso del tiempo, y tanto el argentino como el portugués lo están aprendiendo a las malas.

A Messi le ha costado encontrar su lugar en PSG, después de su inesperada salida de Barcelona. Tal fue el caso que el zurdo no pudo hacer nada por evitar que el equipo parisino quedara eliminado en octavos de final en manos de Real Madrid, con una remontada épica en el Bernabéu.

Mientras tanto, lo de Cristiano no fue mucho mejor. Al revés, el guion fue bastante similar, o hasta peor. También tuvo un cambio de contexto en la temporada baja -pasó de Juventus a Manchester United- que tampoco dio frutos, con una eliminación en octavos ante el Atlético.

No solo eso: Cristiano podría quedarse sin jugar su competición favorita -de la cual es máximo anotador histórico- la próxima temporada en caso de seguir en el United, después de que los Diablos Rojos acabaran en el sexto puesto de la Premier.

La Champions no ha sido benévola con dos de los más grandes esta temporada, pero tampoco en los últimos años: Messi no alcanza la final desde 2015 cuando venció con Barcelona a la Juventus, mientras que Cristiano jugó por última vez un partido definitorio en 2018, ante Liverpool (triunfo por 3-1).

La final de este viernes será la cuarta consecutiva en la que ni el portugués ni el argentino serán protagonistas, después de cinco ediciones consecutivas donde apareció al menos uno de los dos.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.