Del Messi americano al Messi mundial: 2022, ¿el año de la Pulga?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Así terminó Lionel Messi la Copa América 2021 y así le gustaría terminar su carrera en los mundiales; Qatar 2022 debería ser su última disputa de la Copa del Mundo, que es su única gran cuenta pendiente.
CARL DE SOUZA

Cerca de la Navidad de 2022 Lionel Messi irá camino a los 36 años. Casi nadie en la era moderno logró trascender en una Copa del Mundo a esa edad; apenas el alemán Miroslav Klose, que en Brasil 2014 se consagró en “Die Mannschaft”, jugó cinco partidos y marcó dos goles. Messi, terco y audaz, lo intentará porque ya se propuso muchos imposibles y los domesticó. Decenas de récords lo certifican. Además, desde hace algunos meses viaja liviano de equipaje. La herida en la selección argentina ya no es una llaga viva, se cicatrizó. Ahora el 10 buscará el asalto final, la gloria absoluta.

Coronarse en la Copa América de Brasil, después de pasar sin suerte por cinco y perder tres finales, no ha sido un premio consuelo. No, fue la liberación. Y aquella noche en el estadio Maracaná, eterna, se convirtió en el trampolín para animarse a todo. ¿A todo? Sí. ¿Campeón del mundo el 18 de diciembre en Qatar? No será sencillo y él lo sabe. El propio Messi acepta que la Argentina hoy no aparece entre las favoritas, pero se regodea –y motiva– pensando que se ha transformado en un equipo incómodo para cualquiera.

Francia campeón del mundo en Rusia 2018; medirse con los poderosos europeos le permitiría a la Argentina saber con más precisión dónde está parada rumbo a Qatar.
Getty


Francia campeón del mundo en Rusia 2018; medirse con los poderosos europeos le permitiría a la Argentina saber con más precisión dónde está parada rumbo a Qatar. (Getty/)

La falta de calibración con las principales espadas europeas plantea interrogantes, es cierto, pero en el búnker albiceleste se convencieron de que al menos serán competitivos. Después, se sabe, se trata de siete escalones en los que influyen mil factores. Y la suerte, claro. No hay campeón del mundo sin suerte.

Si 2021 se trató de un año de decisiones refundacionales en la carrera de Messi –dejó Barcelona, al que había llegado como un niño–, la del 2022 puede resultar una temporada inolvidable. Y de la despedida de la selección argentina, a la vez. No lo sabe ni él, ha dicho que ni quiere asomarse a ese futuro. Pero la presunción se dispara en cualquier fanático: si sale campeón del mundo... ¿para qué seguir? Y si en su quinta Copa del Mundo no atrapa el título... ¿para qué seguir?

Nunca tan cerca, física y metafóricamente; Messi saluda a Joseph Blatter, entonces presidente de FIFA, tras perder la final del Mundial Brasil 2014 a manos de Alemania.
Archivo


Nunca tan cerca, física y metafóricamente; Messi saluda a Joseph Blatter, entonces presidente de FIFA, tras perder la final del Mundial Brasil 2014 a manos de Alemania. (Archivo/)

Eso sí: continuará triturando marcas. Superará a Diego Maradona y a Javier Mascherano, que se quedarán en cuatro, y él será el único argentino en cinco mundiales. Maradona encadenó 21 encuentros, seguido por Mascherano con 20... y Messi tiene 19, es decir que también puede arrebatarles esa primacía. ¿Y goles? Lograrlo será otro desafío: lleva seis, contra los 10 de Gabriel Batistuta en 1994-1998-2002. Y aparece otro registro muy singular al que podrá abrazarse el capitán rosarino este año: el del ciclo más extenso en la selección. Hoy, su propietario es Maradona, con 17 años, 3 meses y 29 días entre el 27 de febrero de 1977 y el 25 de junio de 1994. Pero... el 17 de agosto de 2022 Messi cumplirá 17 años desde aquella fugaz aparición con expulsión ante Hungría. Si desembarca en la final de Qatar, se quedará con el récord del ‘Diez’. Uno más.

Un año de costa a costa

Comenzará más temprano que nunca el año para Messi, siempre que el entrenador Lionel Scaloni decida traerlo a América del Sur para que juegue, en la altura de Calama, frente a Chile un partido sin trascendencia deportiva para la selección el 27 de enero, en la reanudación de las eliminatorias que ya han clasificado a la Argentina para Medio Oriente. Él intentará venir y habrá que resolver lo que “políticamente” resulte más conveniente con un PSG que meses atrás ya envió señales de agotamiento por los viajes transoceánicos de su estrella. Y si 2022 se abre pronto, la ilusión es que se cierre más tarde que nunca. ¿Por qué no el 18 de diciembre en el Lusail Stadium? Sí, la sede de la final, en el municipio de Al Daayen. Desde que debutó, en 2005, entre sus 158 partidos en la selección Messi nunca jugó en enero ni en diciembre.

El estadio de Losail, escenario de la final del Mundial de Qatar, que tendrá lugar el 18 de diciembre; en caso de jugar ese partido, Messi batirá el récord de permanencia en el seleccionado argentino, con 17 años, 4 meses y 1 día y superará por dos jornadas a Diego Maradona.
Archivo


El estadio de Losail, escenario de la final del Mundial de Qatar, que tendrá lugar el 18 de diciembre; en caso de jugar ese partido, Messi batirá el récord de permanencia en el seleccionado argentino, con 17 años, 4 meses y 1 día y superará por dos jornadas a Diego Maradona. (Archivo/)

A la ruta clasificatoria le quedan cuatro estaciones: la selección viajará al desierto de Calama en Chile y cinco días después, el 1 de febrero, recibirá a Colombia, probablemente en Córdoba. Y a finales de marzo, Venezuela en casa y Ecuador en Quito, para cerrar la excursión sudamericana. Tal vez Messi no participe en todos los encuentros. El partido contra Italia, en Londres el 1 de junio, y un puñado de otros amistosos –los que se pueda organizar en ventanas ‘prohibidas’ contra los europeos– son el breve trayecto que separa de Qatar. Es decir, si se trata de acción en la cancha, falta casi nada para el Mundial. Y mucho menos faltará el 31 de marzo, cuando el sorteo arroje los rivales en un grupo en el que la Argentina será cabeza de serie.

Si la Copa América era el calvario de Lionel Messi y en 2021 se convirtió en su redención futbolística, ¿por qué no soñar con que los mundiales le han reservado una sorpresa para el final del recorrido?

Así sería el cierre ideal de la trayectoria de Lionel Messi en la selección argentina, campeón y aplaudido por los presidentes de Conmebol (Alejandro Domínguez), FIFA (Gianni Infantino) y AFA (Claudio Tapia), pero con un trofeo dorado y más pesado que ése: la Copa del Mundo, en Qatar.
Buda Mendes


Así sería el cierre ideal de la trayectoria de Lionel Messi en la selección argentina, campeón y aplaudido por los presidentes de Conmebol (Alejandro Domínguez), FIFA (Gianni Infantino) y AFA (Claudio Tapia), pero con un trofeo dorado y más pesado que ése: la Copa del Mundo, en Qatar. (Buda Mendes/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.