Mercedes vs. Red Bull: Toto Wolff reveló los traumas de su infancia y caracterizó la actitud de Christian Horner como una “pantomima”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Más allá de la imagen ganadora que refleja, Wolff abrió su corazón y contó los traumas de su pasado
Agencia AFP

El máximo protagonismo en la temporada actual de la Fórmula 1 corresponde a los pilotos Max Verstappen (Red Bull) y Lewis Hamilton (Mercedes), pero los jefes de las respectivas escuderías tomaron una dimensión mediática muy grande en el último tiempo. Más allá del talento de sus conductores. no solo definen las estrategias de las carreras, sino que también marcan una línea del clima que se vive en los garages de ambos bandos.

Este fin de semana se viene el Gran Premio de México en el Autódromo Hermanos Rodríguez y el campeonato sigue candente: el neerlandés le lleva 8 puntos al británico (287,5 vs. 275,5). Mientras tanto, desde las palabras, Christian Horner, responsable de Red Bull, avivó el fuego hace unas semanas, al mencionar que Toto Wolff y los de Brackley se sienten presionados luego de varias temporadas sin sentirse realmente desafiados. En la previa de la 18a fecha del Campeonato de Pilotos, el jefe de Mercedes hizo saber su respuesta en el diario británico Daily mail: “Lo que dice Christian de que me siento presionado, no, en absoluto”.

“Siento que (Horner) es uno de los protagonistas de una pantomima, parte del elenco de la Fórmula 1, y para mí, como parte interesada, como propietario de un equipo, es genial que cree este tipo de historias. Pero es irrelevante. La gente tiene un micrófono delante o una cámara encima y empiezan a comportarse como pequeños actores, como en Hollywood”, reveló el austríaco.

Wolff siguió con su idea del nivel mediático que alcanzó la F1 en esta era de series documentales sobre la categoría, a partir de la brillante “Drive to Survive”: “Es muy bueno que rellenen los espacios en blanco y que hagan pantomima. Eso es bueno para el deporte y para Netflix, porque quieren retratar a la gente, no sólo el cronómetro. La gente se ha dado cuenta de que se les cita si dicen cosas polémicas. Les da tiempo en los medios de comunicación, hace que su imagen aparezca en los periódicos”.

“En muchos sentidos estamos volviendo a nuestros orígenes, porque lo que Bernie Ecclestone creó en su día fueron la acción en pista y las telenovelas. Y cuando no había suficiente acción en pista, hacía telenovelas, siempre era bueno para un titular. Así que hemos vuelto a eso. Pero no me siento atraído por ello. Lo encuentro divertido, pero no me toca”, explicó.

Pero la respuesta de Wolff tomó luego un viraje impensado: hizo referencia al sufrimiento durante su infancia y adolescencia por la muerte de su padre tras una larga enfermedad y las consecuencias que le generó en su vida. Por eso, siente incomparables aquellos padecimientos con estas exigencias de la Fórmula 1, que para él son “pura diversión”.

“Mira, he tenido tantos años difíciles en mi vida y esto de luchar por un campeonato de Fórmula 1 no está en la escala. El estrés mental de esto ni siquiera mueve la aguja para mí. Comparado con mi infancia, mi adolescencia, las luchas que tuve que pasar, esto es sólo una buena diversión, porque lo que pasó en mis primeros años de vida ha dejado cicatrices permanentes”.

“No fue sólo perder a mi padre. Mi padre estuvo muy enfermo durante 10 años con un tumor cerebral. Desde el primer momento que recuerdo que estaba enfermo, hasta que falleció en mi adolescencia, no teníamos, literalmente, dinero. No podía trabajar. Eso cambió su personalidad”, contó Wolff.

Cristian Horner y Toto Wolff, en una conferencia de hace algunos años; la rivalidad se incrementa con el transcurso de las temporadas
Fotobaires


Cristian Horner y Toto Wolff, en una conferencia de hace algunos años; la rivalidad se incrementa con el transcurso de las temporadas (Fotobaires /)

“Recuerdo que a los 14 años pensaba que quería ser responsable de mí mismo, no quería depender de nadie, sabía que no podía confiar en nadie. Todo el mundo tiene su historia. No estoy pidiendo compasión. Todo el mundo tiene problemas. Pero en comparación con mi trabajo como director de equipo, esto me sigue atormentando”.

Wolff aprovechó su relato para enfatizar en la importancia de la salud mental y dejar en claro que no todo lo que brilla es oro, pese a que el público solo vea la parte exitosa por televisión. “Todavía me despierto habiendo soñado que estoy solo. Es un sueño que he tenido desde que era un niño. Puede ocurrir en cualquier momento. No se trata de la presión, ni del trabajo. Hoy en día hablamos de salud mental y la gente ve que tienes éxito y piensa que todo debe ir bien, pero tú quieres decirles: yo también. No estás solo con eso. La cicatriz nunca desaparece”.

“Así que eso impulsa mi ambición. Sigo recurriendo a ella todo el tiempo. Según mi experiencia, muchas personas de éxito -en los negocios, los médicos, los abogados- se han enfrentado a la humillación, se han enfrentado a un trauma al principio de su vida”, finalizó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.