Mercado de pases: Lionel Messi tiene nuevo compañero, los cinco argentinos que cambiaron de club y el “traspaso comodín”

·10  min de lectura
El argentino Lucas Ocampos, con la camiseta de Ajax, de Holanda, su nuevo club
El argentino Lucas Ocampos, con la camiseta de Ajax, de Holanda, su nuevo club - Créditos: @Twitter

Europa terminó una jornada agitada. El último día de agosto -el 1 de septiembre, esta vez- se conoce como “Deadline Day”. O “día de cierre”, en castellano. Son las últimas 24 horas en que los principales mercados están abiertos para negociar jugadores. Se negocia, casi siempre, contra reloj. Y los entrenadores suelen decir que desconocen el plantel con el que trabajarán durante la primera parte de la temporada hasta que no se cierra la ventana de transferencias. Es lo que acaba de suceder, con varias novedades de último momento que involucran a cinco futbolistas argentinos. Además, Lionel Messi tiene un nuevo compañero en la mitad de la cancha de PSG (¡y habla español!), el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang vuelve a la Premier League y el brasileño Arthur cambia Juventus por Liverpool.

Carlos Soler, el nuevo compañero de Lionel Messi en PSG

Christophe Galtier, flamante entrenador de PSG, tenía claro que debía hacer una revolución en la mitad de la cancha. La llegada del portugués Vitinha, titular indiscutido junto al italiano Marco Verratti, implicó la salida del argentino Leandro Paredes, cedido a préstamo a Juventus, de Italia. El 5 del seleccionado argentino coincidirá allí con Ángel Di María, excompañero suyo en la capital francesa.

Este jueves, Galtier y el director deportivo, el portugués Luis Campos, hicieron otros movimientos en la mitad de la cancha: Idrissa Gana Gueye regresó a la Premier League (jugará en Everton) y Julian Draxler fue cedido a préstamo con cargo (2,5 millones de euros) a Benfica, de Portugal. Allí jugará con los argentinos Nicolás Otamendi y Enzo Fernández.

Esas salidas se sumaron a la de Ander Herrera, que volvió al fútbol español y a Athletic Bilbao (donde supo ser dirigido por Marcelo Bielsa). PSG suplió el talento cedido con dos transferencias que perseguía desde hace tiempo. Por un lado, la de Fabián Ruiz, ex mediocampista de Napoli (22 goles en 166 partidos, divididos en cuatro temporadas), de Italia, que a comienzos de esta semana concretó su llegada a la capital francesa.

Por el otro, este jueves se definió la compra de Carlos Soler, joven mediocampista creativo de Valencia (12 goles) por 18 millones de euros. A ellos se les suma el portugués Renato Sanches, quien había llegado a comienzos del mercado desde Lille, el antiguo club de Galtier (y de Campos). Al mercado de PSG, sin embargo, le quedaron dos nombres propios por resolver. Y uno es argentino: Mauro Icardi. El futuro del delantero está en el aire y no parece haber demasiados clubes interesados en pagar su astronómico sueldo. El otro es el eslovaco Milan Skrinniar (Inter, de Italia) por quien ofertaron 60 millones de euros. Por ahora, la respuesta es negativa.

Los cinco argentinos que cambiaron de club en las últimas horas

Lucas Ocampos dejó Sevilla, de España, y ya posó con la camiseta de Ajax, de Holanda. El pase tuvo aire de culebrón: el futbolista argentino se enteró en el aeropuerto de Amsterdam que todo lo negociado desde hace semanas con los holandeses quedaba en la nada por desacuerdos de último momento. Lo que era una compra definitiva por 20 millones de euros quedó en un préstamo por 4 millones y una opción de 16 millones de la misma moneda . El ex jugador de Quilmes y River, en la Argentina, deja Andalucía tras 135 partidos con la camiseta de Sevilla, en los que anotó 34 goles, una cifra nada despreciable.

Este jueves, Sampdoria, de Italia, anunció la llegada de dos futbolistas argentinos. Casi en simultáneo, concretó los préstamos de Ignacio Pussetto (ex Huracán, desde Watford, de Inglaterra) y de Bruno Amione (ex Belgrano, desde Verona, también de la Serie A). El primero, que puede jugar como delantero o extremo y también vistió la camiseta de Atlético de Rafaela, regresa a Italia tras su periplo por la Premier League y la Championship. Antes, había jugado en Udinese. Amione, por su parte, buscará en Sampdoria los minutos que hasta ahora no tuvo en Verona, el club que lo contrató tras verlo con la camiseta de Belgrano de Córdoba. Pudo haberse transformado en un nuevo “Cuti” Romero, pero hasta ahora tuvo pocas oportunidades de mostrarse: apenas 58 minutos en la Serie A. La temporada pasada jugó a préstamo en Reggina, de la Serie B (16 partidos). Con apenas 20 años, Amione podría tener su gran chance en Génova.

El cuarto de los futbolistas argentinos que cambió de club en las últimas 24 horas es Federico Fernández. El defensor central, de 33 años y formado en Estudiantes de La Plata dejó Newcastle, de la Premier League inglesa y partió a LaLiga, en España. Es nuevo jugador de Elche, el club propiedad de otro argentino, el empresario Christian Bragarnik.

Fernández no iba a tener lugar en el nuevo Newcastle (no jugó ni un minuto en esta temporada, y apenas completó 522′ en la pasada), un equipo que ahora cuenta con la financiación de los petrodólares saudíes y que acaba de concretar la transferencia más cara de su historia: el delantero sueco Alexander Isak, adquirido a Real Sociedad, de España, por 70 millones de euros.

El quinto argentino que cambiará de club es Nicolás Fernández Mercau, de San Lorenzo. El Ciclón informó que llegó a un acuerdo por la transferencia del futbolista con Elche, de España. Los de Boedo mantienen los derechos de formación y el 10% de una plusvalía: Fernández Mercau firmará un contrato de cinco años con el conjunto español.

El brasileño Arthur, la bomba de último momento de Liverpool

El brasileño Arthur (Juventus, de Italia) era uno de los nombres fuertes del mercado. Massimiliano Allegri, entrenador de la Vecchia Signora, no lo iba a tener en cuenta para esta temporada y eligió apostar por el argentino Paredes para suplir la baja inesperada de Paul Pogba, la contratación estrella de esta temporada. Así, el ex mediocampista de Gremio y Barcelona debía buscarse club.

Lo quiso Gennaro Gattuso, entrenador de Valencia, de España, pero no hubo acuerdo. Hasta que hubo un llamado desde Inglaterra con acento alemán: Jürgen Klopp, entrenador de Liverpool, lo quiso para potenciar la zona central de su equipo, que hasta acá no supo cómo reemplazar al lesionado Thiago Alcántara. Arthur cambia Turín por Liverpool en una operación relámpago: préstamo de 4,5 millones de euros y opción (sin obligación) de compra por otros 37,5 millones de la moneda europea , a pagarse en dos años.

El de Arthur no fue el único movimiento del club italiano: en las últimas horas, también cedió al mediocampista suizo Denis Zakaria a Chelsea, de Inglaterra. Este pase todavía no fue anunciado en forma oficial, pero el ex jugador de Borussia Moenchengladbach, en Alemania, ya se hizo la revisión médica... en Turín. Y en las próximas horas se espera que viaje a Londres. ¿La operación? Préstamo por un año, con opción cercana a los 30 millones de euros.

Chelsea, del récord de Fofana al regreso de Aubameyang

Chelsea, dirigido por el alemán Thomas Tuchel, sabía que tenía que reforzar los extremos de la cancha. Por un lado, un 9 que garantizara los goles, esos que no pudieron anotar ni el belga Romelu Lukaku (volvió a Inter) ni el alemán Timo Werner (regresó a Red Bull Leipzig, su lugar en el mundo). Por el otro, un defensor central que se acoplara a Kalilou Koulibaly (comprado a Napoli) y el brasileño Thiago Silva. Sobre el cierre del mercado, concretó ambos objetivos.

Este jueves terminó de cerrarse de palabra el regreso de Pierre-Emerick Aubameyang a la Premier League. Si bien aún no trascendieron los detalles del acuerdo entre el equipo londinense y Barcelona, dueño del pase del futbolista, el ex Arsenal ya viajó a Londres. “Estoy de vuelta”, confirmó el delantero gabonés de 33 años ante los micrófonos de Sky Sports. La operación se haría sobre la base de 12 millones de euros.

Un día antes, el miércoles, Chelsea había terminado de perfilar el acuerdo por el defensor central que buscó durante medio mercado. Se trata del francés Wesley Fofana (21 años). Formado en Saint Etienne, de Francia, era la joya de Leicester, también de la Premier League.

Fue una de las novelas del verano inglés. El futbolista pidió irse y cumplir su sueño de vestir la camiseta de los Blues, con la que incluso había posado de niño. Al final, y por 82 millones de euros, los ingleses tuvieron al futbolista que deseaban. Y fueron por otro zaguero: el croata Josko Gvardiol (Red Bull Leipzig). Según la prensa inglesa, ofrecieron hasta 90 millones de euros, pero los alemanes se negaron... por ahora. En enero, cuando se reabra el mercado, volverán a hablar. Pero esa será otra historia.

Andrea Radrizzani, un presidente enojado

El día de cierre del mercado de pases terminó siendo una pesadilla para Leeds United, el antiguo club de Marcelo Bielsa. El equipo necesita goles y, fiel a su política, había hecho su scouting en busca de talento joven. El deseado era el senegalés Bamba Dieng (22 años), de Olympique de Marsella. Incluso estaban arreglado los montos: 12 millones de euros por el juvenil delantero. El presidente del equipo inglés, Andrea Radrizzani, llegó a darle la bienvenida a Dieng por Twitter. Y les pidió a los hinchas que se encolumnaran detrás del plantel, dirigido por el estadounidense Jesse March (el hombre que sucedió al Loco). Pero pasaron cosas...

Dieng viajó a Niza, equipo que a último momento le ofreció un contrato de cinco años y la posibilidad de seguir en Francia. La propuesta lo sedujo más que la Premier League. Sin embargo, a la hora de hacerse la revisión médica, Dieng no la superó. De todas maneras, las reglas en Francia permiten un “traspaso comodín”. Esto es, una tratativa por club que puede cerrarse aún después del final del mercado. Niza, entonces, todavía está a tiempo. Leeds lo mira desde afuera. Y Radrizzani explotó al comentar lo sucedido con un hincha en Twitter: “Nos jodieron”, protestó. Y calificó al último día del mercado como “una locura”.