Mercado de pases libre de virus: detrás de Messi, CR7 y Griezmann, las estrellas que cambiaron de club en Europa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·8  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Jadon Sancho nació en Manchester City, sobresalió en Borussia Dortmund y ahora, a cambio de 85.000.000 de euros, llegó al archirrival de su club de origen: Manchester United, club en el que ya lo dirige Ole Gunnar Solskjaer.
Jadon Sancho nació en Manchester City, sobresalió en Borussia Dortmund y ahora, a cambio de 85.000.000 de euros, llegó al archirrival de su club de origen: Manchester United, club en el que ya lo dirige Ole Gunnar Solskjaer.

El mercado de pases del fútbol europeo siempre incluye transferencias resonantes, de decenas de millones de euros/libras, y otras sorpresivas o incluso extrañas. A esta altura del año pasado, el mundo del fútbol se reorganizaba ante los problemas que causaba la pandemia y no hubo jugadores de mucho renombre que cambiaran de camiseta. Ahora pasó todo lo contrario: muchos millones se movieron por futbolistas estelares que se mudaron de forma inesperada, otras figuras volvieron a un club en busca de revancha y promesas dieron el salto a la élite europea. Obviamente, las luces se centraron en Lionel Messi, por su salida de Barcelona y posterior llegada a PSG, y Cristiano Ronaldo, por su retorno a Manchester United, el club que lo llevó al estrellato. Pero muchas otras estrellas, menos brillantes, dejaron sus equipos y comenzaron otros desafíos, con historias especiales.

Uno de los traspasos más impractantes de este período de transferencias es el de Romelu Lukaku a Chelsea. El delantero belga llegó al cuadro de Stamford Bridge proveniente de Inter, de Milán, a cambio de 115 millones de euros. La particularidad es que el potente delantero de 1,91 metros tuvo un paso por el club londinense, pero fallido. En 2011 llegó desde Anderlecht, de Bélgica, con el rótulo de promesa, pero su rendimiento estuvo muy lejos del esperado: en la primera temporada jugó ocho partidos y no anotó goles, por lo que fue dado prestado, por una campaña, a West Bromwich Albion, en el que recuperó la confianza, con 35 encuentros y 17 tantos. Tras eso volvió a Chelsea, pero nuevamente no logró mostrar su valor y fue cedido en préstamo y posteriormente vendido a Everton. Ahora, en esta nueva etapa en Chelsea, Lukaku dijo que estaba “agradecido de volver a casa” y en su debut, en el clásico con Arsenal, se dio el gusto de anotar su primer gol en el club azul.

Romelu Lukaku volvió a Chelsea, equipo en el que le había ido mal en dos temporadas, y ahora se dio el gusto de hacer el primer gol en el cuadro inglés.
EMMANUEL DUNAND


Romelu Lukaku volvió a Chelsea, equipo en el que le había ido mal en dos temporadas, y ahora se dio el gusto de hacer el primer gol en el cuadro inglés. (EMMANUEL DUNAND/)

Otro que volvió, pero no al club que lo vendió sino a la ciudad de Manchester, es Jadon Sancho, que fue transferido desde Borussia Dormund hacia el United por €85.000.000. El extremo inglés realizó las inferiores en el City, pero una vez que fue promovido al equipo profesional, se le mostró la puerta de salida tras no llegar a un acuerdo por la renovación del contrato. En Alemania, el mediocampista de 21 años encontró su más alto nivel y se estableció como una de las mejores promesas del fútbol europeo. En sus cuatro temporadas en el conjunto amarillo afrontó 137 partidos, consiguió 50 goles, registró 64 asistencias y fue seleccionado en dos ocasiones en el mejor equipo de la temporada. Gareth Southgate lo convocó a la selección inglesa, de la que hoy Sancho es una pieza clave. En su nuevo desafío como red, el volante intentará llevar a Manchester United a la gloria junto a Cristiano Ronaldo, Bruno Fernandes y Paul Pogba.

A la otra parte de Manchester llegó una nueva estrella. El City pagó €117,5 millones a Aston Villa para hacerse con los servicios de Jack Grealish, de 25 años. La cifra convirtió al talentoso mediocampista en el futbolista inglés más oneroso de la historia. El traspaso fue todo un acontecimiento en Birmingham, porque su hijo dilecto era el capitán y la figura del conjunto bordó y celeste, pero su historia se remonta mucho más atrás en el tiempo. Grealish surgió de la cantera del club y siempre fue tentado por los más poderosos de su país, pero optó por permanecer aun en los peores momentos del club villano. Se quedó tras el descenso de la temporada 2015/16 y contribuyó a que volviera, tres campañas más tarde, a la Premier League. Ahora entendió que era el momento de un nuevo desafío y eligió a Manchester City para debutar en la Champions League.

Jack Grealish, que fue fiel a Aston Villa hasta en los peores momentos a pesar de ofertas, se transformó en el futbolista inglés más oneroso de la historia: Manchester City desembolsa por él 117.500.000 euros.
Ian Walton


Jack Grealish, que fue fiel a Aston Villa hasta en los peores momentos a pesar de ofertas, se transformó en el futbolista inglés más oneroso de la historia: Manchester City desembolsa por él 117.500.000 euros. (Ian Walton/)

En busca del trofeo continental, Paris Saint-Germain armó un superequipo. Por eso, además de a Messi, fichó al español Sergio Ramos, el marroquí Achraf Hakimi, el neerlandés Georginio Wijnaldum y el italiano Gianluigui Donnarumma. Lo particular de estas incorporaciones es que la entidad francesa de fondos qataríes pagó sólo por Hakimi, cerca de €60 millones. Las demás figuras llegaron como agentes libres, ya que se les terminaron los contratos con sus anteriores clubes. Estas operaciones ponen a PSG aproximadamente en el nivel de aquel Real Madrid de los galácticos, de principios de siglo. La gran pregunta es si tantas estrellas convivirán en armonía y resistirán la presión que implica la obligación de ser campeones de Europa en esta temporada.

Los que esta vez estuvieron discretos son Barcelona y Real Madrid. La entidad catalana padece una crisis financiera muy importante que derivó en la salida de Messi e influyó en su altas. Sumó de forma gratuita los derechos federativos de Sergio “Kun” Agüero, el neerlandés Memphis Depay y el español Eric García y pagó 9.000.000 de euros por el brasileño Emerson Royal, al que terminó vendiendo a Tottenham Hotspur por €30 millones. El último día del mercado, siempre atrapante, hizo protagonista central esta vez a Antoine Griezmann, que concretó su regreso a Atlético de Madrid desde Barcelona. El francés llega en préstamo, pero con obligación de compra en junio próximo. El arribo del campeón del mundo en Rusia 2018 permitió al club colchonero dejar ir a Saúl Ñíguez a Chelsea, en un movimiento del que se venía hablando desde hacía un par de días. En tanto, Barça eligió a Luuk De Jong, de Sevilla, como reemplazante del delantero por el que había pagado unos €120 millones.

El neerlandés Memphis Depay, lo más importante de lo poco que adquirió un Barcelona en crisis financiera.
PAU BARRENA


El neerlandés Memphis Depay, lo más importante de lo poco que adquirió un Barcelona en crisis financiera. (PAU BARRENA/)

Por el lado de la Casa Blanca, llegó el austríaco David Alaba con el pase en su poder y en las últimas horas del mercado de pases Real acordó 30 millones por Eduardo Camavinga, una de las mayores promesas del futbol francés, que era seguido de cerca por Manchester United y PSG. Fue un mercado de pases muy extraño para el futbol español, ya que dejó ir a figuras muy grandes, como Messi y Ramos, y no compensó con la contratación a una gran estrella. Real Madrid estuvo muy cerca de hacerse con los servicios de Kylian Mbappé, que no firmó en este período pero tendría todo acordado para hacerlo cuando se le termine el contrato, el 30 de junio de 2022.

Otra transferencia de último momento fue la del portugués Nuno Mendes. El lateral izquierdo de 19 años jugará en PSG en préstamo y el club parisino tendrá una opción de compra de 40 millones a Sporting, de Lisboa.

Revalorizados por las conquistas

Este año se dio la particularidad de que tanto la Copa América como la Eurocopa fueron disputadas en simultaneo. Las conquistas de la Argentina e Italia reposicionaron a algunos de sus jugadores entre las estrellas.

Del plantel campeón de Sudamérica, además de Messi y Agüero, seis futbolistas cambiaron de equipo. Cristian “Cuti” Romero dejó Atalanta, en el que fue distinguido como el mejor defensor de la Serie A, para jugar en Tottenham por 50 millones. Otro que dio un salto de jerarquía es Rodrigo De Paul, de enorme actuación en la final frente a Brasil y que pasó a Atlético de Madrid desde Udinese a cambio de 35 millones. Germán Pezzella volvió a Betis por 3,5 millones al cabo de tres temporadas en Fiorentina y Joaquín Correa firmó por cinco con Inter desde Lazio, para hacer una dupla de ataque con Lautaro Martínez.

Rodrigo De Paul, uno de los recotizados gracias al éxito argentino en el Copa América: Atlético de Madrid se hizo de él por 35.000.000 de euros, pagados a Udinese.
Soccrates Images


Rodrigo De Paul, uno de los recotizados gracias al éxito argentino en el Copa América: Atlético de Madrid se hizo de él por 35.000.000 de euros, pagados a Udinese. (Soccrates Images /)

Los tres restantes dieron saltos importantes en su carrera: Gonzalo Montiel aterrizó en Sevilla para su primera aventura en el Viejo Continente, procedente de River; Nicolás Gonzalez pasó de Stuttgart a Fiorentina, conjunto en el que tuvo un gran comienzo, y Juan Musso fue transferido de Udinese a Atalanta, y ahora tiene un lugar en la Champions League. Un caso aparte es el de Emiliano Buendía, que fue desafectado del seleccionado con miras a la Copa América en el último corte y partió de Norwich City al Aston Villa de Emiliano “Dibu” Martínez por un monto cercano a 30 millones, cifra récord para el club de Birmingham.

Por el lado de los italianos, dos jugadores importantes del conjunto dirigido por Roberto Mancini dieron saltos a la élite: el mencionado Donnarumma y Manuel Locatelli. El arquero, premiado como el mejor futbolista de la Eurocopa, firmó con PSG tras no renovó con Milan. En tanto, el mediocampista, una de las gratas sorpresas de la Euro 2020 (desarrollada entre junio y julio de 2021), dejó el humilde Sassuolo para llevar sus talentos a Juventus pese a que Arsenal, de Inglaterra, estaba interesado en él. El club bianconero pagó 37.500.000 euros por el volante de 23 años.

El arquero Gianluigi Donnarumma se fue sin cargo de Milan a Paris Saint-Germain; ser el mejor futbolista de la Eurocopa que ganó su Italia lo prestigió aun más.
El arquero Gianluigi Donnarumma se fue sin cargo de Milan a Paris Saint-Germain; ser el mejor futbolista de la Eurocopa que ganó su Italia lo prestigió aun más.


El arquero Gianluigi Donnarumma se fue sin cargo de Milan a Paris Saint-Germain; ser el mejor futbolista de la Eurocopa que ganó su Italia lo prestigió aun más.

En el contexto de la pandemia, con las crisis económicas, se creía que este mercado de pases no ofrecería grandes movimientos y muy pocas figuras cambiarían de equipo. Está claro que ocurrió lo contrario: fue uno de los mercados más disruptivos y sorprendentes. Con este nuevo panorama, el fútbol europeo renueva su interés y prepara los nuevos cañones para una temporada que, un año después de la pausa y la incertidumbre, ya se ha desentendido casi por completo del coronavirus.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.