Los mensajes de Delfina Pignatiello tras su estreno olímpico en Tokio 2020: el sueño cumplido y el agradecimiento a su familia

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Delfina Pignatiello
Captura TV

TOKIO.- Su debut en un Juego Olímpico no terminó de la mejor manera. Ayer, Delfina Pignatiello finalizó octava en su serie de 1500 metros -29 sobre 33, en la general- y quedó muy lejos de alcanzar la ansiada final. Pero la bronca por un desempeño lejos de sus mejores marcas pasó rápido, según sus publicaciones en redes sociales horas después del mal trago en el Aquatics Centre tokiota: “Hace un año veía los Juegos como algo imposible. Hoy, soy olímpica. Un sueño más cumplido, y ya vendrán otros. Gracias Ger Pigna (su padre) y María Paula Beltrame (su madre), son mi sostén siempre”.

Pignatiello aprovechó su redes sociales para dejar un mensaje tras su debut olímpico
Pignatiello aprovechó su redes sociales para dejar un mensaje tras su debut olímpico


Pignatiello aprovechó su redes sociales para dejar un mensaje tras su debut olímpico

Tras competir en 1500, la nadadora sanisidrense volverá a decir presente en el imponente complejo el jueves a las 7.22, en la serie tres de los 800 metros estilo libre. Una serie que también tendrá nombres pesados, como le pasó el lunes: estarán la china Wang y la australiana Ariarne Titmus como las grandes favoritas. Pignatiello llega con un tiempo de clasificaicón de 8m24s33/100 (logrado en Francia, en 2019) que la ubica en el puesto 12 de la lista de inscriptas.

Delfina Pignatiello
Santiago Filipuzzi


Delfina Pignatiello (Santiago Filipuzzi/)

De todas formas, su rendimiento es por ahora una incógnita, después de lo que sucedió en los 1500 y de sus dichos sobre su llegada a Tokio 2020: “Fue una preparación bastante dura, con muchos meses sin nadar y sin las mismas condiciones que mis rivales. Traté de traer mi mejor versión a los Juegos, más allá de que no haya salido bien”. En junio del año pasado, alzó la voz por los efectos de la cuarentena en el deporte y amenazó con “dejar de nadar”. Explotó tras estar 11 semanas sin poder entrenarse en una pileta sin ejercicios que repliquen la sensibilidad que necesita un nadador para prepararse en el agua. Trabajó sobre su estado físico, pero lejos de su lugar en el mundo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.