Memphis Depay, con un golazo, fue figura como Messi, pero a Barcelona no le alcanzó para ganar

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Memphis Depay ya despachó el zurdazo del empate de Barcelona y empieza a festejarlo
ANDER GILLENEA

Lionel Messi viajó a su casa en Barcelona para pasar el fin de semana, mientras el equipo de Ronald Koeman se aplica a la misión de construirse un nuevo destino sin el mejor futbolista de su historia. El primer paso había sido promisorio, con la victoria sobre Real Sociedad en el comienzo de la Liga de España. Pero también era previsible que iban a surgir complicaciones. No tardaron en aparecer. Fue en el Nuevo San Mamés, contra un Athletic Bilbao siempre motivado por recibir a Barcelona, aunque también aliviado porque no lo visitaba Messi, que en su carrera en España le convirtió 29 goles en 41 partidos.

Lo más destacado de Athletic Bilbao 1 - Barcelona 1

Tras el 1-1, empate al que llegó luego de estar en desventaja, Antoine Griezmann dejó una impresión que va más allá de lo ocurrido en los 90 minutos: “Nos costó hoy y nos costará hasta el final de la temporada”.

Más allá del resultado, el partido le dejó diferentes sensaciones al Barça. La más positiva es el acierto que representa la contratación de Memphis Depay, que llegó con el pase en su poder desde Lyon. El neerlandés ya había ofrecido una grata impresión en la primera fecha, sin sentir el peso de la responsabilidad. Hábil con la pelota, potente, tan capaz de asociarse como de llegar al área para definir.

De 27 años, Depay consiguió el empate frente al conjunto vasco con un control y un remate de zurda impresionante. Su compatriota Koeman lo elogió en la conferencia de prensa: “Tiene efectividad, velocidad, fuerza. Es un gran jugador, por eso lo contratamos. Hay que tener personalidad, aquí la exigencia es mayor y lo lleva bien”. En el final, Depay estuvo cerca de darle la victoria a Barcelona con un remate cruzado que salió desviado.

Griezmann, pelota al pie, encabeza un ataque de Barcelona
ANDER GILLENEA


Griezmann, pelota al pie, encabeza un ataque de Barcelona (ANDER GILLENEA/)

Lo negativo de Barcelona estuvo en sus dificultades para controlar el desarrollo ante un Athletic intenso y agresivo. Sufrió en defensa, un déficit que arrastra del curso anterior, y se preocupó más cuando durante el partido se quedó sin la zaga central: Gerard Piqué salió lesionado (el parte médico indicó molestias en el soleo izquierdo) y Eric García fue expulsado por una falta como último recurso sobre Nico Williams. Piqué, que asumió el liderazgo de esta nueva etapa, fue reemplazado en seis de los últimos 13 cotejos por inconvenientes físicos.

El entrenador había repetido la formación, pero para la próxima fecha -ante Getafe en el Camp Nou- tendrá que reformular la pareja central; el uruguayo Ronald Araujo sustituyó este sábado a Piqué y Lenglet estuvo en el banco, mientras se espera por la recuperación física de Mingueza.

Athletic se había puesto en ventaja con un cabezazo de Iñigo Martínez, que conectó un córner. En el arco sigue el brasileño Neto, a la espera de que Marc Ter Stegen complete la rehabilitación tras una operación.

En los otros partidos de este sábado, Mallorca le ganó 1-0 de visitante a Alavés; Espanyol y Villarreal (con Gerónimo Rulli y Juan Foyth) empataron 0-0, y Granada y Valencia igualaron 1-1. Los partidos de este domingo: Real Sociedad vs. Rayo Vallecano, Atlético de Madrid vs. Elche y Levante vs. Real Madrid.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.