Memo Ochoa, o el arte de sufrir, mirada del editor

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- Por la mañana, Arabia Saudita dio la sorpresa en el Mundial de Qatar 2022 y derrotó al favorito Argentina, descolocando el grupo y provocando un caos que la selección azteca no pudo aprovechar.

En su partido, la selección mexicana dominó el terreno, no tuvo claridad al acercarse a la portería rival y sufrió un susto que pudo ser mortal.

Lewandowski, la figura polaca se adentró a terreno mexicano, fue jaloneado y cayó consiguiendo un penal que fue certificado por el VAR en el estadio.

Memo Ochoa, ya veterano de cinco copas, volvió a aparecer al parar con toda ley el penal del polaco y devolviendo el aliento a este país que veía venir de nuevo las maldiciones ancestrales del futbol.

El partido terminó luego de una prórroga de siete minutos largos con un cero a cero que sabe mucho a derrota.

Era hoy cuando había que ganar, otra vez toca sufrir con una Argentina que llega herida. Menos mal que tenemos a Memo.