Mediocampistas del United critican que Mundial sea en Qatar

DEP-FUT MUNDIAL-CRITICAS (AP)
DEP-FUT MUNDIAL-CRITICAS (AP)

Minutos después del final del último partido de la Liga Premier antes de la Copa del Mundo, el portugués Bruno Fernandes y el danés Christian Erikse, mediocampistas del Manchester United, cuestionaron la decisión de la FIFA de otorgar a Qatar la sede del torneo.

Fernandes indicó que el Mundial “debería realizarse de mejor forma”, criticando el momento en que el torneo se llevará a cabo y resaltando el trato de las autoridades de Qatar hacia los trabajadores migrantes.

El Mundial de Qatar, que arranca el próximo fin de semana, será el primero que se juegue en noviembre y diciembre en lugar de junio-julio, debido a las altas temperaturas en el desierto del país sede en el verano. Qatar ha estado bajo el escrutinio público debido a su trato hacia los trabajadores inmigrantes que fueron requeridos en el pequeño emirato desde que recibió los derechos para organizar la Copa del Mundo hace 12 años. Amnistía Internacional estima que docenas de trabajadores fallecieron aparentemente por un golpe de calor.

La postura de Qatar sobre la homosexualidad —que es considerada un delito en el país— ha sido otro tema de preocupación y críticas por parte de Fernandes, que señaló que los jugadores no dudarán en expresarse abiertamente sobre esos temas, incluso ahora que se acerca la fecha de inicio.

“No es exactamente el momento en que quisiéramos jugar el Mundial”, dijo Fernandes, que fue convocado por Portugal, a Sky Sports después de la victoria 2-1 sobre Fulham. “Sabemos lo que rodea al Mundial, lo que ha pasado en las últimas semanas y meses sobre la gente que ha muerto en la construcción de los estadios. No estamos contentos sobre eso... Queremos que el fútbol sea para cualquiera, todos deben ser incluidos e involucrados en el Mundial, porque la Copa del Mundo es de eso, del mundo. Pero un Mundial es más que simplemente fútbol, es una fiesta para los fanáticos, para los jugadores, es una alegría el poder seguirlo y debería hacerse de una mejor manera”.

Eriksen, quien jugará por Dinamarca en Qatar después de superar un problema cardiaco durante un partido en el Campeonato Europeo, coincidió con los comentarios de Fernandes.

“Estoy totalmente de acuerdo con Bruno. Hay mucha atención en el torneo, en lo que ha sucedido en el camino al Mundial y por qué se jugará en Qatar. Todos están de acuerdo en que debe hacerse lo correcto”, dijo Eriksen. “Somos futbolistas, vamos a jugar fútbol, la política es algo que nos supera en tomar esa decisión. Por supuesto que tratamos de decir lo que pensamos y hacer lo que podamos. Queremos poner la atención en esos temas, pero los cambios tienen que venir de otro lado”.