Medellín se mantiene con vida y sueña con la final tras derrotar a Águilas Doradas

Dimayor

Todos mantienen vivas las esperanzas de llegar a la final gracias a la victoria 2-1 de Independiente Medellín frente a Águilas Doradas. De esta manera, por la cuarta jornada del Grupo B de los cuadrangulares, el rojo paisa sumó tres puntos vitales que lo mantienen segundo y a dos del equipo de Rionegro.

Este martes, en el estadio Atanasio Girardot el gran protagonista de la noche fue la lluvia, pues obligó a que se postergara el encuentro un poco más de una hora y cuando el cuadro visitante ya se encontraba arriba en el marcador gracias al tanto de penalti de Marco Pérez, al 26’.

A esa altura del compromiso Águilas era más, controlaba las acciones de peligro y no pasaba mayor peligro en su arco. Sin embargo, el agua ya impedía que corriera el balón y el juez tomó la decisión de postergar el partido.

Más de una hora después, la lluvia paró y las autoridades reanudaron el juego. La para le sirvió a Medellín que, sabiendo que una derrota dejaba a sus rivales en la final de manera anticipada, salió con una actitud complemente diferente.

Al minuto 55, avalado por el VAR, el juez decretó una mano dentro del área y Andrés Cadavid con un certero zurdazo le rompió el arco y puso el marcador igualado a un gol. Tanto que agrandó al cuadro local.

Los dirigidos por David González metieron contra su arco a los de Rionegro y en menos de diez minutos le dio vuelta al resultado. Luciano Pons, en el 63’, aprovechó un rebote en el punto del penalti y con un remate a quema ropa convirtió el segundo.

El triunfo dejó a Medellín con 7 puntos, a dos de Águilas Doradas, que sigue dependiendo de sí mismo para avanzar a la final. El rojo paisa estará recibiendo el próximo sábado a América y los de Rionegro a Pasto.

Foto: Dimayor