McLaughlin pulveriza récord mundial de 400 con vallas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
La estadounidense Sydney McLaughlin celebra tras ganar la final de los 400 metros con vallas en el Mundial de atletismo, el viernes 22 de julio de 2022, en Eugene, Oregon (AP Foto/David J. Phillip)
La estadounidense Sydney McLaughlin celebra tras ganar la final de los 400 metros con vallas en el Mundial de atletismo, el viernes 22 de julio de 2022, en Eugene, Oregon. (David J. Phillip / Associated Press)

En el mundo de las vallas, antes de que llegara Sydney McLaughlin, solían pasar años antes de que alguien le restara fracciones de segundo a un récord. Y ganar una carrera no necesariamente implicaba hacer historia.

Pero McLaughlin es una atleta única, que ha acabado con esa noción. También ha destruido marcas una y otra vez.

Por cuarta ocasión en 13 meses, la estadounidense de 22 años impuso un récord mundial. Corrió el viernes los 400 metros con vallas en 50,68 segundos y se apoderó del oro en el Mundial de atletismo.

Trituró su propio récord mundial por 73 centésimas de segundo, un margen asombroso que, en la era previa, habría tardado unos 33 años en alcanzarse.

“No parece algo real”, dijo McLaughlin en la entrevista sobre la pista luego de la carrera.

Tampoco lo parecen la diferencia de 1,59 segundos entre McLaughlin y la holandesa Femke Bol, quien finalizó segunda con 52,27 —un margen abismal de 1,59 segundos. La estadounidense Dalilah Muhammad, campeona defensora, finalizó tercera con 53,13, un tiempo con el que hubiera ganado la competición hace apenas siete años.

Después de que McLaughlin recibió su presea de oro y escuchó el himno nacional, Sebastian Coe, el presidente de World Athletics, le entregó un cheque por 100.000 dólares, la recompensa por quebrar un récord en el Mundial. Es la cuarta vez seguida que McLaughlin ha impuesto una nueva marca.

Durante una noche despejada con una temperatura de unos 22 grados celsius en el Hayward Stadium, McLaughlin dejó atrás a Bol y a Muhammad cerca de la marca de los 150 metros. Para el momento que la estadounidense llegó a la última curva, estaba claro que ésta sería estrictamente una carrera por el récord.

“Sinceramente, sólo quería correr y lograrlo”, dijo. “Esos últimos 100 metros me dolieron de verdad”.

La marca de los 400 con vallas impuesta por la rusa Yuiya Pechonkina fue de 52,34 segundos y se mantuvo en los libros durante 16 años, hasta que Muhammad, no McLaughlin, la dejó en 52,20, durante el campeonato estadounidense de 2019 en Iowa.

Muhammad lo superó otra vez en el Mundial de 2019, para colocarlo en 52,16.

McLaughlin perdió aquella carrera apenas por siete centésimas y comenzó a pensar en hacer cambios.

Los ha conseguido.

En la misma carrera, la panameña Gianna Woodruff se ubicó séptima, con un tiempo de 54,75.

Dentro de la rama masculina, el estadounidense Michael Norman se llevó el título con 44,29 segundos, al distanciarse de Kirani James, el campeón olímpico de 2012, durante los últimos 80 metros.

Norman recibió un gran aplauso en el estadio prácticamente lleno, donde Estados Unidos pasó de 23 a 26 preseas en este Mundial durante la jornada.

La delegación estadounidense llega al fin de semana a cinco medallas de superar su récord en el Mundial, establecido hace cinco años en Londres. Y contará con el regreso de Allyson Felix, quien desistió de su retiro para correr el relevo 4x400.

ACTIVIDAD LATINOAMERICANA

—Hicieron falta 39 años de historia del Mundial de atletismo para que Perú consiguiera su primera medalla. Se requirió un poco menos para que llegara la segunda, también de oro y gracias a la misma deportista. Una semana después de conquista la prueba de los 20 kilómetros, Kimberly García hizo lo mismo en los 35, una distancia que debutó en los Mundiales.

—Hubo también presea para la dominicana Marileidy Paulino, una plata en los 400 metros, donde se coronó la bahamense Shaunae Miller-Uibo, con un tiempo de 49,11 segundos.

—Ecuador ocupó el octavo y último puesto de su eliminatoria en el relevo 4x100.

—El argentino Germán Chiaraviglio quedó fuera en el salto con pértiga. Saltó 5,30 metros.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.