Maxi Rodríguez: México-Argentina podría determinar quién pasa a la siguiente ronda de Qatar 2022

Argentina's Maxi Rodriguez celebrates after scoring the winning goal during a penalty shootout after extra time during the World Cup semifinal soccer match between the Netherlands and Argentina at the Itaquerao Stadium in Sao Paulo Brazil, Wednesday, July 9, 2014. Argentina defeated the Netherlands 4-2 in a penalty shootout after a 0-0 tie to advance to the finals. (AP Photo/Natacha Pisarenko)
(Natacha Pisarenko / Associated Press)

Los planes de Argentina para el Mundial de Qatar 2022 eran simples: derrotar a Arabia Saudita, México y Polonia para terminar de primera del Grupo C y esperar el rival para la siguiente ronda.

Los árabes tenían seguramente otros planes, como el de no pasar el ridículo a nivel mundial, en el peor de los casos perder con pocos goles en contra ante una poderosa selección liderada por uno de los mejores jugadores de la historia, Lionel Messi. Un empate incluso hubiera sido celebrado como triunfo.

Sin embargo, el onceno de Hervé Renard vivió el mejor momento de su historia, el martes, al no solo derrotar sorpresivamente por 2-1 a la Argentina en el Lusail Stadium sino que lo hizo de manera ejemplar, con un juego disciplinado y tácticamente bien desarrollado.

La derrota fue tan sorpresiva que dejó atónitos a aficionados, medios de comunicación y hasta los mismos jugadores saudís que celebraron a rabiar al culminar el partido.

“Es difícil de analizar, fue un golpe muy duro, que creo no se lo esperaba nadie”, dijo a LA Times en Español, Maxi Rodríguez, quien está en Qatar 2022 como analista de Telemundo Deportes. “Creo que tienes una oportunidad de fallar o equivocar en un Mundial y es siempre en una fase de grupos. Hay que tratar de corregir para lo que se viene”.

…Y lo que se viene para la Argentina es México, que será el segundo juego de ambos el sábado (10 p.m. Hora local) en un encuentro que será crucial para ambos en busca de la clasificación.

“De aquí en adelante son todas finales y Argentina no tiene margen de error”, señaló el verdugo de México en el Mundial de Alemania 2006. “Ahora tiene que ganar su siguiente partido y solo tiene que enfocarse en eso”.

Según Rodríguez, no cree que Argentina pecó de confianza ante la supuesta débil selección de Arabia Saudita, que por el contrario a veces no salen bien las cosas y no es un problema de actitud.

“Ellos iban como siempre especulando a ver qué hacia Argentina y después se encuentran con dos goles que para Argentina fue un mazazo y no pudo revertir, pero no dudo de la actitud de los jugadores de Argentina”, explicó la ‘Fiera’. “Por el contrario, creo que se encontró con un equipo que tenía una línea perfecta, adelantada, trabajada y Argentina no supo romperlo”.

Con respecto a los mexicanos, Rodríguez espera otro duro partido de necesitados de un resultado positivo. Él considera que Argentina no puede siquiera empatar y que lo único que le sirve es una victoria sobre México, a quien ve con más posibilidades de pasar en el grupo en caso de un empate porque lo deja apostarlo todo ante los saudís.

“El sábado hay que desbancar todo lo que sucedió y entrar al campo de juego con confianza en este grupo que tantas alegrías nos dio y lo van a hacer de gran manera”, dijo Rodríguez.

El juego de México ante Polonia le pareció “parejo” y que siempre pudo con el “peso del partido y dominó”, pero destacó la carencia de profundidad en el ataque.

“Polonia se encuentra con un penal que si lo convertía lo iba a dejar en duda a la selección de México y esto es lo que tiene el futbol y en un Mundial se ganan con detalles y en un Mundial hay que estar atentos”, explicó Rodríguez.

La anécdota del gol en 2006

Uno de los encuentros que más se recuerda entre México y Argentina es el del Mundial de 2006, que se jugó en la Ronda de 16, y se fue al alargue tras un empate de 1-1 con goles de Rafael Márquez para el Tri y Hernán Crespo para los argentinos.

Corría el minuto 98 en el primer tiempo extra, Rodríguez recibió un centro cruzado con el pecho y sin dejarla caer pegó un zurdazo al borde del área grande que bañó a Oswaldo Sánchez y concretar la victoria para su selección. Desde entonces, la afición mexicana en general recuerda la amarga eliminación cuando Argentina es el rival de turno.

“Con quien se encontró, fue mi mamá, un tiempo después del Mundial, fue con Ricardo LaVolpe, que fue el entrenador de ese partido”, recordó Rodríguez. “Estaban cenando en Rosario, justo salen a fumar y un [mesero] se le acercó y les dijo ‘¿saben quién es la mujer que está ahí?’, les dijo ‘esa es la mamá de Maxi Rodríguez’. Él se acerca y dice ‘usted no tiene nada que ver, pero su hijo es como un cabrón, un hijo de [explícito] por el tema de gol que había hecho’ (risas). La verdad que siempre con ese humor, esa gracia de todo esto”.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.