Max Verstappen, el campeón que revoluciona a Países Bajos y multiplica sus ganancias

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Max Verstappen
    Max Verstappen
    Piloto de automovilismo neerlandés
La unión del piloto y los fanáticos: Max Verstappen celebra la victoria en el circuito de Zandvoort, en los Países Bajos, y desata la locura de los neerlandeses, que en 2021 empujaron a la Fórmula 1 a convertirse en el segundo deporte de la nación
La unión del piloto y los fanáticos: Max Verstappen celebra la victoria en el circuito de Zandvoort, en los Países Bajos, y desata la locura de los neerlandeses, que en 2021 empujaron a la Fórmula 1 a convertirse en el segundo deporte de la nación

Popular como Johan Cruyff y Marco van Basten, la Fórmula 1 era el tercer deporte entre los seguidores de su país, por detrás del fútbol y el patinaje de velocidad. Max Verstappen revolucionó a los Países Bajos, a los compatriotas fanáticos del automovilismo y a los seguidores que tiene el Gran Circo en el planeta. Pero también se convirtió en una máquina de recaudar dinero, una mecánica que tuvo un ritmo acelerado esta temporada, cuando el talentoso neerlandés se consagró campeón de F1 y destronó a Lewis Hamilton. 

MadMax es objeto de culto y su nombre se convirtió en una próspera marca que deambula por el mundo acompañando el calendario de grandes premios: es el único integrante de la grilla que tiene, en algunos circuitos, un sector de tribuna exclusiva para sus fieles. Y las finanzas también le sonríen al hijo de Jos: los medios de su país afirman que en 2021 embolsó una cifra que ronda los 50 millones de euros, entre el contrato con Red Bull Racing, los patrocinadores y los bonus que obtuvo por victorias.

Para entender la trascendencia que logró Verstappen solo hace falta observar las estadísticas y descubrir que, hasta el Gran Premio de España de 2016, en Montmeló, ningún piloto de su país había trepado a lo más alto del podio en la F1. Quien más cerca estuvo fue su padre, Jos, que finalizó en el tercer puesto en Hungría y en Bélgica, en 1994, cuando era compañero de Michael Schumacher en la escudería Benetton. Entre ellos, Países Bajos estuvo representado por Christian Albers (46 GP’s entre 2005 y 2007), Robert Doornbos (38 GP’s, 2005 y 2006) y Giedo van Der Garde (19 GP’s en 2013). El mejor clasificado resultó Albers, con un quinto puesto en Indianápolis 2005, con Minardi. El recorrido del Gran Circo era de interés escaso ante la ausencia de un piloto que acelerara el pulso y, además, porque desde 1985 Zandvoort no era parte de la ruta de la temporada. MadMax corrigió de un plumazo esa doble falta, porque revitalizó al público, que se rindió a sus pies cuando triunfó en el GP de los Países Bajos, que este año regresó a la grilla.

Una bandera: en 2016, Max Verstappen se convirtió en el primer piloto de los Países Bajos en ganar un gran premio de Fórmula 1; cinco años después, en un desenlace apasionante y polémico, obtuvo el Mundial de Pilotos
LARS BARON

Una bandera: en 2016, Max Verstappen se convirtió en el primer piloto de los Países Bajos en ganar un gran premio de Fórmula 1; cinco años después, en un desenlace apasionante y polémico, obtuvo el Mundial de Pilotos (LARS BARON/)

“Nunca vi a un deportista de un deporte individual tan popular en nuestro país”, aseguró Erik va Haren, del diario De Telegraaf y que acompañó la campaña del título de Verstappen. En una recopilación de testimonios que realizó la agencia AFP, el periodista especializado en deportes motor, Joe van Burik, estimó que en 2021 la F1 le pulseó el primer lugar de interés al fútbol: “Antes, la F1 era el tercer deporte; ahora, la popularidad es similar a la que tiene el fútbol y el patinaje de velocidad ya dejó de ser el segundo entre las preferencias”.

La irrupción de Verstappen en Red Bull Racing coincide con un período complejo de la selección de fútbol, aunque sobre las teorías que se manejan, Max asegura que su padre le abrió la puerta y él continuó esa línea, aglutinando a aquellos que alentaban a Jos y sumando a los hijos de esos fanáticos, que ahora vibran con sus maniobras. “Ellos le siguieron a él y ellos mismo y sus hijos comenzaron a interesarse automáticamente por mí”, comentó el flamante campeón, que dejará de lado el histórico N°33 y pintará el N°1. La categoría no lucía al monarca con ese número desde 2014, con Sebastian Vettel, el tetracampeón que hizo historia con Red Bull Racing.

Ese fanatismo que despertó Verstappen se refleja en las carreras, donde una marea naranja tiñe las tribunas y además de color esa presencia le agrega ruido. “El resto de los pilotos me dicen a veces que es una locura el número de neerlandeses que me acompañan”, recordó más de una vez durante la temporada Max, que descubrió que ese número de hinchas podía traducirse en dinero. La agencia de viajes Max Verstappen Official Travel es la que se encarga de reservar esos espacios para los fans en varias carreras cada año, algo que el resto de los pilotos solo logran cuando corren en su país.

Delirio en casa: Max Verstappen toma la delantera desde el inicio en el Gran Premio de Países Bajos y desata la explosión de los fanáticos neerlandeses, los únicos que tienen tribunas asignadas en algunos de los circuitos que visita la Fórmula 1
Peter Dejong

Delirio en casa: Max Verstappen toma la delantera desde el inicio en el Gran Premio de Países Bajos y desata la explosión de los fanáticos neerlandeses, los únicos que tienen tribunas asignadas en algunos de los circuitos que visita la Fórmula 1 (Peter Dejong/)

Jos y el manager Raymond Vermeulen son quienes gestionan la marca Verstappen. The Boss, como se lo conoce al padre de Max, fue un piloto muy activo para tramitar y explotar el merchandising y las actividades de un fan club. Lo que intentó capitalizar hace 25 años atrás, cuando estaba en las pistas, le explota en la actualidad con su hijo. “Es una escala completamente diferente, pero la búsqueda del negocio es la misma”, dictamina el agente. Y la tienda oficial, en Swalmen, en el sur de los Países Bajos, es un bastión: ahí se combina el atractivo de la exposición de cascos, trofeos, buzos y la venta de merchandising. Para los analistas financieros, el cambio de número para 2022 es una estrategia de publicidad y un negocio. “¿Cuántas veces se tiene la oportunidad de correr con el número 1?”, se preguntó, distraído, cuando lo consultaron sobre el posible cambio si se consagraba campeón del Mundial de Pilotos.

Con un salario de 21.250.000 euros anuales, el contrato con la escudería de Milton Keynes estiró la cifra, mediante los bonus, a 35.690.000. Pero Verstappen también tiene vínculos con el grupo de telecomunicaciones Ziggo, la marca de ropa G-Star RAW, la compañía Exact Software, la agencia de autos de CarNext.com y supermercados Jumbo, que resultó el primer sponsor que apostó por el talento de MadMax, cuando el piloto apenas tenía 16 años.

De padre a hijo: Jos y Max Verstappen, tras la consagración en Abu Dabi; el campeón del mundo asegura que los seguidores que tuvo The Boss y los hijos de ellos se interesaron automáticamente por su campaña y así la Fórmula 1 desbancó al patinaje de velocidad como segundo deporte de los Países Bajos
Mark Thompson

De padre a hijo: Jos y Max Verstappen, tras la consagración en Abu Dabi; el campeón del mundo asegura que los seguidores que tuvo The Boss y los hijos de ellos se interesaron automáticamente por su campaña y así la Fórmula 1 desbancó al patinaje de velocidad como segundo deporte de los Países Bajos (Mark Thompson/)

El CEO, Frits van Eerd, un apasionado del automovilismo –ganó el Rally de Países Bajos, participó en cinco oportunidades del Rally Dakar y disputó las 24 Horas de Le Mans con equipo propio–, acompañó con 300 mil euros, cinco años atrás. Actualmente, la cifra del contrato es de 2.000.000 y los analistas de marketing se asombran, ya que la empresa se beneficia poco con la imagen y el impacto del piloto en el extranjero, ya que no sale del Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo), aunque la respuesta es la fidelidad de MadMax a Jumbo. “Hace ocho años, cuando empezaron a apoyarme, Frist dijo que debía correr en la Fórmula 3 y que la F1 vendría sola”, explica Verstappen.

La mayoría de los patrocinios son de empresas de Países Bajos y la conquista del título de la F1 multiplicó la imagen de Max Verstappen por el mundo. El ingreso a escena de marcas multinacionales es el próximo paso de la agenda del piloto que deslumbra en las pistas y también como hombre de negocios.

Una imagen que se repitió a lo largo del calendario de la Fórmula 1: el transito de Max Verstappen frente a las tribunas repletas de fanáticos neerlandeses
ANDREJ ISAKOVIC

Una imagen que se repitió a lo largo del calendario de la Fórmula 1: el transito de Max Verstappen frente a las tribunas repletas de fanáticos neerlandeses (ANDREJ ISAKOVIC/)

VIDEO: Estos son los siete 7 mejores lugares para avistar extraterrestres

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.