Mateo Fernández de Oliveira: los sueños del principal candidato argentino a ganar el LAAC

·7  min de lectura
Mateo Fernandez de Oliveira, uno de los argentinos que buscará el título en el LAAC
Enrique Berardi/LAAC

LA ROMANA.- Lleva puesta ropa cómoda. Diferente a la de la competencia. Sus horas siguientes serían para relajar: “Ahora hablo con los chicos argentinos y nos vamos un rato a la playa”. Pero para Mateo Fernández de Oliveira, este jueves comienza la hora de la verdad en el Latin America Amateur Championship (LAAC). Aunque asegura que viene a disfrutar, por su cabeza pasa la posibilidad de llegar al máximo objetivo: salir campeón y así estar en el Masters de Augusta, con el que sueña con ganar algún día. También del Open Británico. Ganador del último fin de semana del Sudamericano amateur, en Chile, Mateo le contó a LA NACION cómo es su vida en el golf universitario. Las complicaciones, las exigencias y su madurez. Sus referentes y su amistad con Abel Gallegos.

-Venís de ganar el Sudamericano Amateur en Chile, ya participaste anteriormente en el LAAC y llegás con un muy buen ranking. ¿Sentís que sos candidato -como todos indican- y que estás en el momento justo para llevarte el título en Casa de Campo?

Sí, obviamente llego lleno de confianza a la hora de encarar esta semana. Asimismo personalmente estoy tratando de sacar todas las expectativas de lado y simplemente venir a jugar al golf y disfrutar lo más que pueda esta semana, que es tan especial para todos los amateurs de Latinoamérica. Pero la verdad que me siento muy bien con mi golf y llego en un buen momento para disfrutarlo e intentar perderme el día domingo.

Mateo Fernández de Oliveira, en el medio, viene de consagrarse como campeón del Sudamericano Amateur que se llevó a cano en Chile
Archivo


Mateo Fernández de Oliveira, en el medio, viene de consagrarse como campeón del Sudamericano Amateur que se llevó a cano en Chile (Archivo/)

-¿Qué te dejaron como enseñanza tus actuaciones previas en el LAAC para tener en cuenta en esta versión de torneo?

-Creo que es un torneo muy mental en todo sentido, como escuché en varias entrevistas de mis amigos y de todos los jugadores que también jugaron este torneo, la clave es sacarse el premio de la cabeza, pero es casi imposible que no esté ahí y que algún momento no te aparezca, pero creo que ese va a ser el objetivo, creo que de bajar las expectativas. Eso me va a ayudar en estar más tranquilo y paciente conmigo a la hora de jugar y eso va a dejar que las cosas fluyan de una mejor manera.

-Jugaste en Casa de Campo en 2019 y terminaste 38º. ¿Qué te parecen la cancha y el entorno del certamen?

-La estrategia va a ser la misma que en 2019, capaz que este año estoy más maduro y tengo más experiencia en otros torneos que me sirven para sentirme más preparado para competir acá, y eso creo que al final del día me va a dar una ayuda. Con respecto a la cancha me pareció increíble, hubo un cambio en el trazado en el par cinco del hoyo 4, no me acordaba mucho de ese árbol, pero por lo que escuché es un gran cambio.

-Si bien no se trata de un “equipo argentino”, llegan como una delegación. ¿En qué medida se potencian entre ustedes para rendir luego de manera individual?

.--El hecho de que Abelito (Gallegos) haya ganado el último nos ayuda a todos porque ningún argentino lo había ganado antes que él y era una especie de mochila que teníamos todos. Abelito, muy amigo mío, super feliz de que lo haya ganado. Cualquiera de los ocho argentinos que lo gane va a ser maravilloso para la delegación y para el país. Lo que pasó con Abelito nos hizo dar cuentade que este torneo abre muchas puertas y no sólo para la carrera de algunos, sino que también para el golf en sí.

Grandes amigos. Mateo junto a Abel Gallegos, en uno de los entrenamientos para el LAAC
Enrique Berardi/LAAC


Grandes amigos. Mateo junto a Abel Gallegos, en uno de los entrenamientos para el LAAC (Enrique Berardi/LAAC/)

-¿Cómo es tu vida en la Universidad de Arkansas? Cómo es el día a día allí y de qué manera se combina el estudio con la competencia golfística universitaria? ¿Qué se puede hacer en la ciudad de Fayetteville, en Arkansas?

La vida de estudiante-atleta es complicada desde el sentido de las exigencias desde varios lugares. Una es académica, porque si no tenés las notas que te exige la liga universitaria de Estados Unidos no podés competir para el equipo. Tenés exigencias del equipo de golf, ya sea team workouts o team practices, cualquiera que tengas en el calendario más los torneos y viajar y el contacto con los profesores también y todo eso es un combo que al principio cuesta adaptarse, pero una vez adaptado, todo es más llevadero. También tenés que saber rodearte de la gente indicada, para que a la hora de competir no tengas tanta presión académica y estar enfocado en la competencia.

En la universidad tengo la suerte de tener varios compañeros que son latinos y que están compitiendo acá en el LAAC, también está mi novia (Ela Anacona) y me ayuda mucho, nos ayudamos muchísimo, estar con ella me hace mucho más fácil el día a día, la relación y compartir cosas juntos. Estoy muy cómodo y todo esto hace que el resto sea mucho más fácil.

Ela Anacona y Mateo Fernández de Oliveira, representantes argentinos del golf en Buenos Aires 2018
Prensa AAG


Ela Anacona y Mateo Fernández de Oliveira (Prensa AAG/)

-Si bien está el ejemplo contrario de Abelito Gallegos, ¿creés que para un golfista argentino el paso por una universidad norteamericana es obligado, en pos del salto luego al profesionalismo?

-No, creo que cada uno tiene su forma de llegar lo más lejos que uno puede en su carrera. Hay formas y formas, una es la de Abel y otra la mía, vamos por caminos diferentes no hay un bien y un mal, creo que College no es para todos, en mi caso me adapté bastante bien porque yo quería aprender otro idioma, quería estudiar para tener la oportunidad de tener un plan B. Obviamente, cuando yo termine la carrera de Comunicación me voy a hacer profesional. Creo que irte a Estados Unidos, a otra cultura, vivir solo, hacer tus cosas, tomar decisiones para vos mismo te hacen madurar de cierta forma el estar lejos de tu familia, de tu país, de tus amigos, a mí me abrió mucho la cabeza. También aprender inglés a un nivel mucho mejor me ayudó mucho para los contactos que vaya conociendo en el camino. Con el sendero que tomé estoy feliz, estoy agradecido al College. Lo super recomiendo.

-Qué tipo de esfuerzos demanda ser universitario en EE.UU. y qué le recomendarías al aspirante de golf que busca trazar tu mismo camino en ese país?

Lo que recomiendo de College es que uno no busque el mejor lugar posible dicho por un ranking, aconsejo que busque un lugar posible para el nivel que le da. Si vos el nivel en el que vas a competir te vas a divertir y vas a poder tener oportunidades de ganar torneos, de ponerte en posición, de tener top tens y de aprender toda esa parte de cerrar torneos o de sentir la adrenalina de ganar y esa división es la 2, no vayas a la 1, andá a la división 2. No creo en esa idea de que para ser crack tenés que ir a una división 1 de las top 10 USA, porque al final terminás en un arma de doble filo y capaz que vas a una universidad que probablemente no sea el lugar en el que tenés que estar porque te cuesta entrar a un equipo y ahí llegan las frustraciones y la cosas a las que uno no está acostumbrado. Por eso recomendaría es como buscar el balance del lugar perfecto y adecuado en el que uno encaje bien.

Mateo Fernández de Oliveira actualmente juega en la Universidad de Arkansas, en Estados Unidos, y a la vez estudia comunicación
Enrique Berardi/LAAC


Mateo Fernández de Oliveira actualmente juega en la Universidad de Arkansas, en Estados Unidos, y a la vez estudia comunicación (Enrique Berardi/LAAC /)

-Quién es tu principal maestro en el golf y quién es tu ídolo?

-Soy mucho de aprender viendo, me gusta mucho cuando veo los torneos por tele cómo se mueven en la cancha y qué cosas hacen, de cómo reaccionan a los errores y creo que Jordan Spieth y Tiger Woods son increíblemente buenos y sin dudas mi máximo ídolo en este deporte es Tiger, como creo que es el de muchos en este deporte.

-¿Cuál es tu máximo sueño en el golf?

-Ganar el Masters de Augusta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.