Masters 1000 de Montecarlo: Stefanos Tsitsipas cada día juega mejor y se prepara para retener la corona, aunque su rival será el verdugo de Djokovic

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Stefanos Tsitsipas, a lo grande, festeja con motivo: el griego superó con autoridad a Alexander Zverev y es nuevamente finalista del Masters 1000 de Montecarlo.
VALERY HACHE

El griego Stefanos Tsitsipas avanzó este sábado a la final del Masters 1000 de Montecarlo, torneo en el que defiende la corona y cuya instancia decisiva jugará este domingo, a las 9.30 de la Argentina, frente al español Alejandro Davidovich Fokina. La final será televisada por ESPN 3.

Tsitsipas, quinto del ranking ATP, se impuso por 6-4 y 6-2 en una hora y 15 minutos al alemán Alexander Zverev, número 3 del mundo, e intentará repetir el título en un certamen en el que logró hace un año su primera consagración en un Masters 1000.

Tras la sufrida victoria lograda en los cuartos de final sobre el argentino Diego Schwartzman, el tenista griego de 23 años no le dio chances a un Zverev que prácticamente no ofreció resistencia, agotado tal vez por su no menos ajustado triunfo previo contra el italiano Jannik Sinner. Evidentemente, el gran éxito frente a Peque liberó a Tsitsipas, que estuvo contra las cuerdas pero terminó saliendo adelante.

Saludo entre dos figuras de la nueva generación: Tsitsipas y Zverev; esta vez el griego fue muy superior.
VALERY HACHE


Saludo entre dos figuras de la nueva generación: Tsitsipas y Zverev; esta vez el griego fue muy superior. (VALERY HACHE/)

El próximo rival del campeón, que el año pasado superó al ruso Andrey Rublev en sets corridos en la definición de un torneo que en 2020 había sido cancelado a causa de la pandemia, es español. Y poco conocido, pero en pleno ascenso. Davidovich Fokina, 46º del escalafón, va en busca de su primer trofeo de ATP tras superar al búlgaro Grigor Dimitrov por un más ajustado 6-4, 6-7 (2-7) y 6-3.

El de este domingo será el tercer enfrentamiento entre el español y el griego, que se impuso en los dos previos. El último tuvo lugar en Rotterdam este año, en tres sets sobre cancha rápida, y el anterior, en el propio Mónaco, hace un año y por los cuartos de final, cuando Davidovich Fokina abandonó por una luego de perder el primer set.

El revés, una maravilla

El defensor del cetro tiene un estilo audaz, juega con desparpajo. Varios puntos de su semifinal quedan en la memoria, pero particularmente uno llamó la atención: un revés de una mano, con slice, cruzado que asombró a todos en Montecarlo. Sobre todo, al alemán.

Ahora aparece como favorito. Por lo hecho frente a Zverev y por cómo remontó y demolió en la víspera ante Schwartzman, que lo tuvo en jaque con un 4-0 y un 40-30 en el tercer parcial de un encuentro que se extendió dos horas y 43 minutos.

Charles Leclerc, un Fórmula 1 en Mónaco, su país natal.
VALERY HACHE


Charles Leclerc, un Fórmula 1 en Mónaco, su país natal. (VALERY HACHE/)

”Fue bueno. No sé si ese partido terminó dándome algo más de ritmo, pero hoy pude jugar bien. Estoy conforme por el nivel y porque puse en práctica algunas ideas”, comentó Tsitsipas. Sobre su próximo rival consideró que es “es un gran oponente”. “Ya nos enfrentamos y fueron lindas batallas. Voy a tener que estar lo más enfocado posible porque ha mejorado mucho”, halagó a Davidovich Fokina.

Y seguramente mejoró mucho el español, porque frustró en el estreno a nada menos que el serbio Novak Djokovic, número 1 del planeta. Y después despachó a Taylor Fritz (campeón en Indian Wells), al también estadounidense Marcos Girón, al belga David Goffin y a Dimitrov.

Verdugo de Djokovic y, ahora, finalista: Alejandro Davidovich Fokina no puede creer lo que está haciendo en Montecarlo, donde puede conseguir el primer trofeo de su carrera en el Tour.
VALERY HACHE


Verdugo de Djokovic y, ahora, finalista: Alejandro Davidovich Fokina no puede creer lo que está haciendo en Montecarlo, donde puede conseguir el primer trofeo de su carrera en el Tour. (VALERY HACHE/)

”Haber avanzado a la final es un sueño hecho realidad. Cuando era niño soñaba con día así”, afirmó Davidovich Fokina. ”Trabajé duro en la pretemporada pensando en vivir momentos como éste, y desde que comenzó el año hubo muchos partidos que perdí y podía ganarlos. Más allá de los resultados, disfruto jugando”, agregó.

El ibérico de 22 años procurará recuperar la corona del Principado para su país, luego del éxito de Tsitsipas y del del italiano Fabio Fognini en 2019, que interrumpió tres años de hegemonía de Rafael Nadal, el dominador de Montecarlo, con 11 coronas. Hoy, Rafa está ausente por una nueva lesión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.