Masters 1000 de Miami: Diego Schwartzman debutó con un triunfo, avanzó a la tercera ronda y se ilusiona con recuperar su mejor nivel

·3  min de lectura
Diego Schwartzman tuvo un primer paso firme en el Masters 1000 de Miami
Diego Schwartzman tuvo un primer paso firme en el Masters 1000 de Miami - Créditos: @Twitter

Diego Schwartzman inició su camino este viernes con una sonrisa en el Masters 1000 de Miami, donde ingresó directamente a la segunda ronda del torneo por ser uno de los 64 mejores tenistas inscriptos. En la cancha 5 del Hard Rock Stadium, con Gabriela Sabatini y Juan Sebastián Verón en la tribuna, el Peque se impuso por 7-6 (7-1) y 6-1 al chino Yibing Wu en una hora y 54 minutos.

“Llevé el partido emocionalmente muy bien. En el primer set ligué un poco porque él estaba en dominio y jugando mejor que yo, pero era muy cerrado. Y a partir del tie break, donde lo hice muy bien, pude zafar un game larguísimo en el 1-1 y estar muy agresivo”, analizó ante los micrófonos de ESPN el porteño, número 38 en el ranking de la ATP.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio
Tras el festejo con el puño apretado, Diego Schwartzman tomó una toalla y fue sereno al saludo con su rival luego del triunfo en Miami.
Tras el festejo con el puño apretado, Diego Schwartzman tomó una toalla y fue sereno al saludo con su rival luego del triunfo en Miami. - Créditos: @Twitter

El primer parcial, como refleja el tanteador, resultó muy parejo. El jugador argentino pudo plasmar la superioridad sobre su rival sólo en el desempate, donde se mostró contundente para alejarse de la férrea paridad que había existido hasta ese momento. Después, encontró poca resistencia: el asiático pidió asistencia médica tras ceder el set y pudo continuar, pero se mantuvo en partido apenas tres puntos más.

Wu llegó a tener opciones para quebrar a Schwartzman, pero el Peque se pareció al de otros tiempos más sólidos. Sostuvo su servicio para ponerse 2-1 y luego encadenó cuatro games más para quedarse con el segundo set y con la victoria para avanzar a la tercera ronda, donde se medirá con el ganador del encuentro que disputarán el dinamarqués Holger Rune (8°) y el húngaro Marton Fucsovics (74°).

El resumen del triunfo de Schwartzman

El Abierto de Miami, que se juega sobre cemento y reparte premios por 10.156.105 dólares, es para el argentino una muy buena oportunidad para reencontrarse con su juego y la fortaleza que lo llevó a ser número 8 en octubre de 2020. “Tenía la confianza que en algún momento iba a jugar mejor. A partir de Santiago mi entrenamiento y mi forma de encarar el día a día fueron muy bueno”, sostuvo quien esta temporada acumula más derrotas que triunfos.

Las primeras señales en Miami son positivas. “Hay que trabajar para llegar al nivel que estoy acostumbrado. Siendo honesto, el resultado tenía que ser una anécdota. En mi equipo nunca dejaron de confiar en mí, y por eso tenía la confianza de que iba a jugar muy bien. Yo me siento mejor, sabiendo que aún tengo que corregir muchas cosas”, completó el tenista, de 30 años.

Diego Schwartzman se mostró sereno en su primer desafío en el Masters 1000 de Miami.
Diego Schwartzman se mostró sereno en su primer desafío en el Masters 1000 de Miami. - Créditos: @Twitter

Schwartzman es el cuarto argentino que debutó con un éxito en Miami, tras los triunfos conseguidos por Facundo Bagnis y Guido Pella el miércoles y de Tomás Etcheverry el jueves. Este sábado será el estreno de Francisco Cerúndolo (25°) ante el neoyorkino Aleksandar Kovacevic y de Sebastián Báez (27°) frente al chileno Christian Garín.

En cambio, el que no tuvo oportunidad fue Facundo Bagnis ante el español y actual líder del ranking, Carlos Alcaraz. El rosarino, de 33 años y 100 en la clasificación, cayó por 6-0 y 6-2 en 64 minutos y se despidió del certamen.