Martín Aramburú: a un mes del asesinato, una carta conmovedora del mundo del rugby rescatando los valores del exPuma

·6  min de lectura
Federico Martín Aramburú y un mensaje del mundo del rugby
archivo/ Getty images

La madrugada del sábado 19 de marzo, hace apenas un mes, marcó a fuego al rugby mundial. La noticia fue devastadora, impactante. Costó asimilarla. Primero en Francia, donde se produjo el inexplicable asesinato del exintegrante de los Pumas Federico Martín Aramburú, en las calles de París, en pleno barrio latino. Luego, a las pocas horas, en la Argentina, donde nadie podía salir del estupor. El rugby puede tener accidentes producto del juego, algunos más graves que otros, pero un absurdo de esta naturaleza dejó boquiabiertos a todos. Incrédulos. Fue el comienzo de una pesadilla que continúa, claro, en medio de un dolor inconmensurable.

La nota de L'Equipe, con el título "Escritor invitado - Federico Martín Aramburú, muerto por defender sus valores"
La nota de L'Equipe, con el título "Escritor invitado - Federico Martín Aramburú, muerto por defender sus valores"


La nota de L'Equipe, con el título "Escritor invitado - Federico Martín Aramburú, muerto por defender sus valores"

Federico Martín Aramburú, exjugador del Club Atlético de San Isidro y del seleccionado argentino, además de desempeñarse en el Biarritz, de la ciudad donde residía, y otros equipos de Francia y de Escocia, tenía apenas 42 años cuando el absurdo se llevó su vida. Era casado y con dos hijas. Reconocido deportivamente, querido por todos, compañero, divertido, compinche. Tenía una empresa de viajes junto con su socio y excompañero en el rugby europeo, el neozelandés Shaun Hegarty, que estaba con él esa madrugada y salvó su vida porque el destino así lo quiso. Y porque los asesinos se ensañaron con Federico.

Hubo actos y homenajes en Francia y en la Argentina. Nadie lo olvida. Mucho menos los exPumas como él que esa noche previa a su muerte, cenaron juntos en París en el restorán Volver, en St. Germain des Pres, el reducto preferido de los argentinos y cuyo dueño es también compatriota (Carlos Muguruza). Allí estuvieron, entre otros, Marcelo Bosch, José Orengo y Octavio Bartolucci. De casualidad no asistió Gonzalo Quesada, que se demoró en el club (Stade Francais) cuyo equipo principal dirige.

Martín Aramburú rumbo al try ante Georgia en el Mundial 2007
RODRIGO NESPOLO


Martín Aramburú rumbo al try ante Georgia en el Mundial 2007 (RODRIGO NESPOLO/)

La investigación continúa, con los tres detenidos: Loik Le Priol, Romain Bouvier y Lison. Hace unas semanas, el diario francés L’Equipe publicó una nota con un testigo de los hechos esa madrugada. Claude, que vivía en la zona del bar Le Mabillon, donde comenzó la pelea verbal y física entre los asesinos y Martín Aramburú y Hegarty, brindó detalles estremecedores.

Ahora, L’Equipe publica, justo al cumplirse un mes del asesinato, una sentida carta con una presentación por demás elocuente. El título es “Escritor invitado - Federico Martín Aramburú, muerto por defender sus valores”. Y en la bajada aclara: “Este artículo fue escrito en acuerdo con la familia de Federico Martín Aramburú y con el apoyo de su primo Raúl Alconada Sempé, Secretario de Asuntos Especiales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina”.

Fede en un entrenamiento de los Pumas
RODRIGO NESPOLO


Fede en un entrenamiento de los Pumas (RODRIGO NESPOLO/)

El mensaje rescata los valores del rugby y la calidez humana de Martín Aramburú, además de condenar el estado de violencia en el que vive la sociedad hoy. Un llamado a la reflexión. Que es refrendado con la firma de cientos de dirigentes, jugadores, exjugadores, incluidos integrantes de los Pumas, que apoyan el contenido de la publicación, como una solicitada.

El mensaje publicado

El mensaje publicado en L’Equipe es el siguiente:

“Asesinado porque se oponía a las ideas extremistas y fascistas. No, la muerte de Federico no es una noticia, un caso de derecho común como algunos quieren hacer creer. Es la expresión de ‘un estado de violencia que existe, que no podemos ignorar, que no podemos integrar en la vida cotidiana’ (Emmanuel Mounier, filósofo francés). ‘Fede’ tenía en él los valores del rugby, del humanismo.

“Nosotros, los jugadores, los ex jugadores, los entrenadores, los directivos de los clubes tenemos estos mismos valores, inculcados desde muy jóvenes en nuestros clubes y pueblos.

“Desde 2009, World Rugby ha incorporado estos valores a su carta global, ‘una hoja de ruta para preservar la singularidad del rugby tanto dentro como fuera del campo de juego’.

Gonzalo Quesada, firmante de la carta, con Federico: amigos y compañeros de equipo
@gonzalo_quesada_


Gonzalo Quesada, firmante de la carta, con Federico: amigos y compañeros de equipo (@gonzalo_quesada_/)

“Federico y Shaun (Hegarty) estaban fuera del terreno de juego y, como siempre, no permitían que se dijeran palabras contrarias a su pensamiento, a su educación, a su filosofía de vida. No giraron la cabeza y fingieron no haber visto nada, sino que optaron por reaccionar, ante lo que era evidente para ellos.

“En el texto oficial de esta carta, el primer valor mencionado es la integridad, que incluye el juego limpio y la honestidad. Aceptamos las reglas y debemos ser intelectualmente honestos.

“El segundo valor es la pasión, que nos impulsa a todos, desde el momento en que ponemos los pies en la primera mata de pasto a los 5 o 6 años hasta el final de los terceros tiempos, cuando, de adultos, a menudo cantamos desafinados pero juntos, en fraternidad. Luego viene la solidaridad, sinónimo de colectividad, de lealtad, de espíritu de equipo que nos une para siempre, sin diferencias sociales, culturales, geográficas, políticas, de color o religiosas.

Martín Aramburú, líder de un joven CASI que desea terminar con 18 años de decepciones
Martín Aramburú, líder de un joven CASI que desea terminar con 18 años de decepciones


Martín Aramburú en su época en el CASI

“También es una cuestión de disciplina, intentamos cumplirla en todo momento, en cada minuto de nuestra vida, tanto en los entrenamientos como fuera del campo, incluso cuando no es fácil.

“Por último, el respeto, valor fundamental de nuestro deporte y, por lo tanto, de nuestra vida, el respeto a nuestras familias, el respeto en nuestra relación con los demás, el respeto en la educación de nuestros hijos, el respeto a los que no piensan como nosotros, el respeto al adversario en el campo, el respeto a los demás en su conjunto, y la transmisión de este respeto en cuanto podamos.

“Los que asesinaron a Federico son lo contrario de estos valores, de nuestros valores (*).

(*) Todos los protagonistas de este caso gozan de la presunción de inocencia consagrada en el artículo 11 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948: “Toda persona acusada de delito se presume inocente mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley, en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa”. Nadie podrá ser considerado culpable de una infracción penal por una acción u omisión que no constituya una infracción penal según el derecho nacional o internacional en el momento de su comisión. Tampoco se impondrá una pena más grave que la aplicable en el momento en que se cometió el acto delictivo.

El velorio de Martín Aramburú en Biarritz
Twitter @L'Equipe


El velorio de Martín Aramburú en Biarritz (Twitter @L'Equipe/)

“No podemos aceptar que uno de los nuestros sea asesinado en 2022 en el corazón de la capital francesa, porque respetaba y aplicaba estos valores, a los que añadimos, en memoria de Federico, la generosidad, la benevolencia, la lucha por la justicia social y, sobre todo, el amor a la familia y a compartir la amistad.

“El pasado 19 de marzo, a primera hora de la mañana, podríamos haber estado cualquiera de nosotros en lugar de Federico. Hoy en día, seguimos intentando comprender lo inaceptable, lo impensable en nuestro software de vida y en nuestros corazones.

“Nunca más un ser humano debe morir en estas condiciones, nunca más una familia debe ser desconsolada por culpa de la ideología de extrema derecha, seguiremos luchando por nuestros valores, nuestras ideas, siempre lucharemos contra los que quieren dejar entrar el odio en nuestro país. Nuestras diferencias son nuestra riqueza. Somos una nación”.

Federico con Agustín Pichot, otro de los firmantes
Instagram @agustinpichot


Federico con Agustín Pichot, otro de los firmantes (Instagram @agustinpichot/)

Entre los firmantes se encuentran: Bernard Laporte, presidente de la Federación Francesa de Rugby; Serge Simon, Vice primero de la FFR; Fabien Galthié, entrenador del seleccionado de Francia; presidentes de los clubes; Gonzalo Quesada, manager de Stade Francais; jugadores del seleccionado como Antoine Dupont, Romain Ntamack y Thibaud Flament; integrantes de los Pumas, como Santiago Chocobares, Mariano Galarza y Juan Cruz Mallía; ex glorias de Francia, como Phillippe Sella y Thibaut Lacroix; exPumas como Juan Pablo Angelillo, Eliseo Branca, Felipe Contepomi, Horacio Agulla, Alberto Vernet, Miguel Tezanos Pinto, Martín Gaitán, Patricio Albacete, Juan Leguizamón, Agustín Pichot y Rimas Álvarez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.