Martín Anselmi: de periodista deportivo, fanático de Bielsa y vicepresidente de la filial de Newell’s en Capital Federal al sueño de DT campeón con Independiente del Valle

·11  min de lectura
Martín Anselmi, DT de Independiente del Valle, da indicaciones en el partido ante Melgar, por la semifinal de la Copa Sudamericana, en Arequipa, Peru
Martín Anselmi, DT de Independiente del Valle, da indicaciones en el partido ante Melgar, por la semifinal de la Copa Sudamericana, en Arequipa, Peru - Créditos: @DIEGO RAMOS

Fue papá de Luca, su segundo hijo, el fin de semana pasado, pero recién lo conocerá a fin de mes, cuando venga a Córdoba a disputar el partido decisivo de la Copa Sudamericana 2022. Periodista recibido en DeporTEA, este fanático de Newell’s y de Marcelo Bielsa (fue vicepresidente de la filial leprosa en Capital Federal) está ante la oportunidad que sueña todo entrenador cuando empieza su carrera: jugar una final. Sentir esa adrenalina previa, proyectar una posible vuelta olímpica, palpitar la gloria. Independiente del Valle sigue escribiendo la historia y el hacedor de este equipo es un argentino: Martín Anselmi. A los 37 años, este DT argentino que irrumpió a fuerza de trabajo y dedicación disfruta del trabajo de campo, aunque le sigue dando mucho valor a los videoanálisis, y –en la transformación- realizó un ‘viaje’ de Bielsa a Guardiola.

Por segunda vez, el equipo ecuatoriano se clasificó a la final de la Copa Sudamericana al golear 3-0 este miércoles a Melgar, de Perú, en el partido de vuelta de las semifinales disputado en Arequipa. Los goles los anotaron el argentino Lautaro Díaz (ex Estudiantes de Buenos Aires y Villa Dálmine) y Luis Segovia. Fue un global aplastante de 6-0 : en la ida, en Quito, el cuadro ecuatoriano también había vencido por 3-0, con un gol de Lorenzo Faravelli, otro argentino ex Newell’s y Gimnasia, Richard Schunke (ex Almagro) y el propio Lautaro Díaz. En Independiente del Valle hubo múltiple presencia en celeste y blanco, pues además de Díaz también jugaron desde el comienzo los defensores Mateo Carabajal (ex Arsenal) y Schunke y los mediocampistas Cristian Pellerano (ex Nueva Chicago) y el mencionado Lolo Faravelli (otro fanático de Newell’s). Con ambos, Anselmi tiene una relación muy buena, que va más allá del fútbol. Luego ingresó el delantero Jonatan Bauman (ex Colón de Santa Fe y Brown de Puerto Madryn).

Anselmi es un híper-obsesivo del juego. Uno de los pensamientos que lo define como DT: “Sólo con talento no se resuelven partidos. Talento sin trabajo es desperdicio; talento con trabajo es igual a éxito” . Había hecho la carrera de periodista deportivo porque para empezar la de entrenador debía, como mínimo, tener 25 años. Le da mucha importancia a las reglas y la disciplina, pone multas para los que llegan tarde a un entrenamiento, pero también sabe escuchar y entender cuando un futbolista tiene un problema.

“Cuando me uní a Independiente del Valle tenía el propósito de construir un equipo dentro y fuera de la cancha. Ese objetivo lo logramos y llegamos a la final ganando los dos partidos. Queríamos ganar los dos partidos”, contó Anselmi, feliz, en conferencia de prensa. El conjunto ecuatoriano venció a Melgar, que fue el clasificado del grupo B que integró Racing en la presente edición del certamen internacional. Luego, el equipo de Anselmi eliminó a Lanús en los octavos de final, ganando primero 2-1 en Ecuador y empatando 0-0 en la cancha del Granate. En cuartos de final, superó a Deportivo Táchira, de Venezuela, imponiéndose en los dos encuentros (1-0 y 4-1).

Martin Anselmi vive los partidos con intensidad
Martin Anselmi vive los partidos con intensidad - Créditos: @GALO PAGUAY

Gabriel Milito lo incorporó a sus filas cuando Anselmi tenía 31, el nexo resultó Francisco Pepi Berscé , su profesor en la escuela de técnicos. Y fueron juntos a Independiente. “Es fútbol y, si la pelota no entra, van a decir que no estaba capacitado. Y, si entra, dirán lo contrario. Es así y lo acepto. Pero desde el rol que me toca, y lo que puedo controlar, que es dar lo mejor en mi trabajo para que cada fin de semana el equipo gane y sea mejor”, siempre contestó Anselmi cuando le preguntaban por su nombre ligado a una aventura superadora.

Reconoce que haber estado con Milito fue un antes y un después en su recorrido: “Yo venía con muchísimas creencias en relación al fútbol posicional. Y creo que el haber trabajado con él me abrió la mente para poder entender la pureza de ese fútbol. Gabi venía de jugar cinco años en el Barcelona, con el mejor entrenador del mundo ( Guardiola ) en el juego posicional. Y para mí, haber compartido staff con Gabi, fue como haber trabajado con Pep de primera mano. En aquel entonces, miraba, analizaba y sacaba mis propias conclusiones, pero con el hecho de haber trabajado con Milito, uno entiende las raíces de adentro. Yo creo que si no hubiese trabajado con él, no sería el entrenador que soy hoy”, reconoció en 2021 en una entrevista con el diario AS. Por eso su fanatismo por Bielsa luego fue trocando para un estilo de mayor posesión.

Martin Anselmi y el sueño de ser campeón como DT principal con Independiente del Valle
Martin Anselmi y el sueño de ser campeón como DT principal con Independiente del Valle - Créditos: @RODRIGO BUENDIA

Los comienzos de Anselmi fueron en las divisiones inferiores de Excursionistas. Allí también le dio la oportunidad Berscé. Luego fue ayudante de campo de Pepi en Atlanta y en las transmisiones se lo veía dando tantas indicaciones como el entrenador principal. Siempre tuvo personalidad de líder. Las vueltas de la vida hicieron que, cuando Anselmi tuvo su primera experiencia como DT principal, en Unión La Calera, lo llevó a Berscé como ayudante de campo.

Buscaba tener una mirada diferente, desde escuchar más que lo que podía hablar pero –cuando lo hacía- bajando un mensaje en donde intentara empujar los niveles hacia arriba: “Me generó mucho respeto jugar ante Melgar. Cuando veía la llave entre Inter y Melgar (cuartos de final) no tenía un favorito. Muy agradecido de enfrentar a Melgar en esta instancia, porque nos hizo trabajar mucho y eso nos permite ser mejores”, dijo tras el encuentro que lo depositó en la final de la Copa Sudamericana. Detallista, trata de analizar todo de los rivales que le tocan. No sólo las estadísticas, sino ver patrones de comportamiento del equipo con y sin la pelota, zonas de ataque y defensa, las pelotas paradas; los sistemas tácticos y los cambios según el contexto del partido.

El plantel de Independiente del Valle festejando en el vestuario la clasificación a la final de la Copa Sudamericana
El plantel de Independiente del Valle festejando en el vestuario la clasificación a la final de la Copa Sudamericana - Créditos: @Prensa Independiente del Valle

En Independiente del Valle maneja el “Manual Anselmi”, en el sentido que suele jugar con dos esquemas tácticos ( 4-3-3 o 3-5-2 , como Milito en Argentinos), le interesa tener el 70% de la posesión del balón. No le gusta tener un plan B, aunque es capaz de adaptarse a diferentes posturas y busca darles espacio a los jugadores de las inferiores. Frente a Táchira, por ejemplo, el plan fue presionar alto: “Hoy entendimos que el camino era salir a asfixiar al rival y dominarlo. A veces no se puede mantener la intensidad en el juego, pero nosotros siempre lo intentamos, y cuando lo logramos mostramos el nivel que vimos en el segundo tiempo”, dijo luego de eliminar al conjunto venezolano. Pero ante Melgar, como visitante, apostó por momentos al repliegue y la salida rápida. “Sabíamos que iban a estar los espacios. Decidimos salir a jugar un partido donde podamos defender en bloque o zona y aprovechar los espacios con Díaz y Sornoza”, dijo este miércoles. “La salida por abajo es la raíz de todo” , explica como otra de sus reglas, desde la vocación por el trabajo de campo y cómo desde allí se puede iniciar la construcción del juego.

Martín Anselmi puede ser el segundo DT en darle un título a Independiente del Valle, pero el argentino también fue partícipe del primero, como ayudante de campo del español Miguel Ángel Ramírez. En 2019 lograron el primer campeonato de la Copa Sudamericana tras vencer a Colón de Santa Fe en la final única disputada en Asunción, Paraguay, por 3-1 con goles de Luis Fernando León, Jhon Jairo Sánchez y Cristian Dajome. ¿Cómo lo conoció a Ramírez? En realidad, Ramírez lo eligió a él. Lo enfrentó a Anselmi, que estaba como DT de la reserva de Universidad Católica. Cuando Independiente del Valle lo llamó a Ramírez éste aceptó pero puso como condición: “Quiero en mi cuerpo técnico a Anselmi”. Y no lo conocía, sólo por haberlo valorado cuando se enfrentaron.

Su primer trabajo como entrenador principal fue en Unión La Calera, en 2021, pero no le fue del todo bien. Se recuerda una victoria ante Banfield en Chile, por el grupo C de la Copa Sudamericana de este año, por 1-0, con un gol de Sebastián Saez. Estaba bien en el certamen internacional, pero mal en el local. Sumando ambos torneos, Anselmi dirigió 15 partidos, de los cuales ganó 3, empató 8 y perdió 4 . Los dirigentes le pusieron fin al ciclo porque el equipo estaba penúltimo en el Torneo Nacional, con nueve puntos.

¿Más de su filosofía de juego? “Nos interesa controlar los partidos a través del balón. Vamos a ser un equipo que propondrá el error del rival y no esperará a que este se equivoque. Para tener la pelota, tenemos que buscarla y, una vez que la tengamos, saber qué hacer. Quiero un equipo agresivo que, ante la pérdida, tenga buena recuperación y sea paciente para atacar. No quiero que ningún rival nos pase por encima, ni nos supere, ni nos controle. Quiero que nosotros seamos los protagonistas, los que controlemos, y que compitamos contra cualquier equipo y en cualquier cancha”, había dicho al llegar a Chile. Hasta Sebastián Beccacece había dado buenas referencias de Anselmi. Y ahora lo aplica en Independiente del Valle.

En 2011 fue a ver entrenamientos de Bielsa en Atheltic de Bilbao, por una gestión de Claudio Vivas (el hoy DT de Banfield) y presenció la final de la Copa del Rey en la despedida de Guardiola de Barcelona. También fue a ver prácticas de Gabriel Heinze en Argentinos. De ahí lo de las salidas desde el fondo como origen de todo, también. “La estrategia sin táctica es un camino más lento a la victoria. La táctica sin estrategia es el ruido que precede la derrota” , pregona.

Su último arribo a Independiente del Valle, en mayo de este año, fue controvertido por una declaración de Renato Paiva, el DT que había renunciado para irse a dirigir a León de México. Lo acusó de haber generado una maniobra para conseguir su puesto. Anselmi se defendió, lo mismo aclaró Santiago Morales, el gerente deportivo del club, dejando en claro que fue Paiva el que quiso irse a dirigir a otro club: “ No soy ese perfil, no me interesa mucho la exposición pública, ni las peleas públicas, ni hablar mal de alguien. No hablo de los árbitros, ni de los rivales, hablo de mi juego. En mi casa, de chiquito me enseñaron que no hay que hablar mal de la gente y menos si a esa persona no la conozco”, había dicho Anselmi.

“Yo a Renato no lo conozco”, argumentó Anselmi en aquel momento. Y agregó: “Y si lo conociese, no estuviera hablando mal de él. Y menos públicamente. Nuestro primer deseo era tomarnos un café con el cuerpo técnico de Renato porque queríamos aprender, hicieron un muy buen proceso y creíamos que nos iban a aportar mucha información. Ahora entiendo por qué el café no lo tomamos. Creo que la vida no son palabras. La vida son hechos. Si estoy acá sentado, es por mis hechos. Acá me conocen y saben la persona que soy”. En eso de los hechos, aparece Anselmi disputando una final de la Copa Sudamericana en su país.

Martin Anselmi y un sabor especial porque la final de la Copa Sudamericana será en la Argentina
Martin Anselmi y un sabor especial porque la final de la Copa Sudamericana será en la Argentina - Créditos: @RODRIGO BUENDIA

Otra declaración que lo define a Anselmi: “Hay una frase que dice ‘hazlo con pasión o cambia de profesión’. Y a mí si hay algo que me sobra es pasión”. Tuvo contactos con la gente de Newell’s antes de que designen a Javier Sanguinetti como DT, pero no se desespera. Presiente que el destino le puede tener guardada una chance para sentarse en el banco leproso.

El equipo ecuatoriano se medirá en la definición del certamen el sábado 1° de octubre en el estadio Mario Kempes con San Pablo Atlético, que en la noche del jueves eliminó a Atlético Goianiense por penales. Cuando fue la final de 2019, viajó para alentarlo una hinchada propia a Paraguay: 15 amigos suyos de Caballito. Ahora, muy probablemente, pase lo mismo en Córdoba. “Estoy feliz de que la final sea en la Argentina. Poder ir a mi país significa demasiado; no es lo mismo una final en otro lado, que en Argentina”, dijo Anselmi, un DT obsesivo por el juego y con sueños de campeón.