Tokio: la cubana Idalys Ortiz entra a la historia con su cuarta medalla olímpica y día de gloria para Colombia con preseas para Mariana Pajón y Carlos Ramírez en BMX

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Podio de BMX femenino.
Mariana Pajón, a la izquierda, en el podio de Tokio.

Cuba y Colombia vivieron este viernes una jornada histórica en los Juegos Olímpicos de Tokio con las medallas logradas por la judoca Idalys Ortiz y las preseas en la prueba de BMX para Mariana Pajón y Carlos Ramírez.

Pajón alcanzó la medalla de plata tras terminar segunda en la final en el circuito del Ariake Urban Sports Park, solo superada por la británica Bethany Shriever.

Poco antes, otro colombiano, Carlos Ramírez, se había hecho con el bronce en la prueba masculina.

Para a cubana Idalyz Ortis, que ganó plata, se trata de su cuarta medalla olímpica, una de ellas de oro.

Pajón, que ya logró el oro en Londres 2012 y Río 2016, logró su tercera medalla en unos juegos.

Ramírez, por su parte, repitió el bronce que ya había logrado en Río hace cuatro años.

Con estos dos logros, Colombia suma tres preseas en el medallero.

Final de BMX
Carlos Ramírez, de azul, en la final de BMX

El podio en la prueba femenina lo completó la holandesa Merel Smulders.

En los hombres, el más rápido y ganador del oro fue el holandés Niek Kimmann, mientras que la plata se la quedó el británico Kye Whyte.

Concluida la carrera, Ramírez declaró a los medios: "No ha sido fácil; hubo un momento de la carrera en que la vi perdida".

El atleta colombiano describió como "un sueño hecho realidad" volver a colgarse una medalla olímpica.

La colombiana en el centro de todas las miradas

Por Tamara Gil, enviada especial de BBC Mundo a Tokio

Quedaban unos pocos minutos para que arrancaran las semifinales de BMX en el parque de Ariake y nada más llegar y decir que hablaba español, uno de los japoneses trabajando en esta sede me miró y dijo: "Mariana".

Todo el mundo parecía conocer a la estrella colombiana, desde hoy tricampeona olímpica.

Al subirse al podio, Mariana miró al cielo y después fijó la vista en la medalla, agarrando con fuerza la presea plateada. Iba a por el oro, a alzarse aun más en la historia, pero su emoción y su sonrisa medio cubierta por la mascarilla no dejaban lugar a dudas en ese momento y después, ante la prensa: "Es una plata que vale oro y más".

Su humildad y alegría se hizo evidente desde el primer momento, cuando los periodistas colombianos celebraban su triunfo aplaudiéndola nada más llegar a la zona de prensa y llamándola "berraca".

"Así somos los colombianos", decía emocionada. "Puedes estar en lo más profundo, escuchar miles de noes pero si tú crees que lo puedes hacer, simplemente rómpelos y demuéstrales que sí se puede".

En unos Juegos marcados por el caso Simone Biles y la salud mental, Mariana también habló de lo que supone estar llevando el peso de Colombia a sus espaldas, de la importancia de hablar de esa presión y protegerse con su equipo, de cómo llegó "no siendo la misma" a Tokio y de superar todas esas dificultades con esperanza y esfuerzo.

Poco antes de ella, aparecía por ese mismo espacio Carlos Ramírez Yepes con su bronce, sin poder dejar de sonreír y agradeciendo todo el apoyo de los colombianos.

"Sueño con un oro pero son dos bronces que me saben a oro", exclamaba. "Sabía que iba a ser duro pero la sacamos del estadio".

Idalyz Ortiz Cuiba
Idalyz Ortiz una de las grandes deportistas olímpicas de Cuba.

Ortiz revalida su legado

Y más tarde, otra leyenda de los JJ.OO. aumentó el número de páginas en los libros de historia: Idalys Ortiz.

Este viernes, en una muy reñida final, la judoca cubana se quedó con la medalla de plata en la categoría de más de 78 kilos.

De esta manera Ortiz alcanza la increíble marca de cuatro medallas olímpicas, de las cuales una de ellas de oro.

Las otras preseas fueron un bronce en Beijing 2008, oro en Londres 2012 y plata en Río de Janeiro 2016.

Ortiz no logró vencer a la japonesa Akira Sone, quien es la actual campeona del mundo de la categoría y que partía como gran favorita para quedarse con el primer lugar.

Además de aumentar su legado en las olimpiadas, Ortiz le da la segunda medalla a Cuba en Tokyo 2020, después del bronce conseguido por Rafael Alba en Taekwondo.

Logo de BBC Mundo en Tokio
Logo de BBC Mundo en Tokio

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.