Marcelo Gallardo no da señales acerca de su futuro en River: “No lo tengo resuelto”

·4  min de lectura
Marcelo Gallardo elude las consultas sobre su continuidad en River
Marcelo Aguilar

Concentrado en un objetivo claro, en un deseo latente. No quiere desviarse del foco. Por eso su futuro sigue siendo un interrogante. No deja ni un ápice de esperanza, ni tampoco ofrece una pizca de desilusión para los hinchas millonarios. Marcelo Gallardo, tras el contundente paso en Rosario con la goleada por 4-1 sobre Newell’s, el entrenador de River explicó que su cabeza no está en el 31 de diciembre cuando finaliza su contrato, sino que está enfocada en armar el mejor equipo posible para intentar conquistar el torneo local.

Fiel a su estilo, sin dejar margen para la especulación, Gallardo, se tomó unos segundos para hablar acerca de su futuro y dijo: “ No lo tengo resuelto. Estaré este tiempo con la cabeza ocupada armando rompecabezas para conformar el mejor equipo posible y tratar de ganar esta liga. La energía la tengo en todo lo que conté hasta ahora, trato de no pensar en fin de año porque me evito un gran desgaste mental. Me saca energías”, comentó ante las cámaras de TNT Sports.

Lejos de montarse a la euforia de una buena victoria, Gallardo fue cauteloso para evaluar la goleada sobre el conjunto rosarino: “Fue un partido raro más allá del resultado abultado. El desarrollo fue mucho más parejo, podría haberlo ganado cualquiera de los dos. Fuimos contundentes, a veces se nos reclama que, además dominio, no somos del todo contundentes. Hoy fuimos contundentes sin tener el dominio del juego en un partido que fue bastante vibrante y dinámico. Con aciertos y errores encontramos los goles”, explicó el DT.

Julián Álvarez, autor de dos de los cuatro goles que marcó River en la goleada ante Newell's por 4-1
LA NACION/Marcelo Manera


Julián Álvarez, autor de dos de los cuatro goles que marcó River en la goleada ante Newell's por 4-1 (LA NACION/Marcelo Manera/)

Y lógicamente la chance de ir por el torneo local, una corona que le es esquiva en su proceso, resulta una consulta inevitable. Sin embargo, Gallardo apela a toda su calma para explicar que no lo siente como una deuda en su gestión: “ No tengo esa cuenta pendiente. Lo quiero ganar, tengo ese deseo. Pero no me mueve el piso ”. Hay, sin embargo, quienes creen que ese resultado positivo podría movilizar muchas cosas. Si el entrenador quiere concluir su brillante ciclo con River, qué mejor que hacerlo como campeón. Y retirarse del club con uno de los pocos certámenes que se le negaron en estos años (además del Mundial de clubes).

Un equipo con cosas por ajustar

Siempre se muestra autocrítico y por eso no ocultó los problemas que advirtió que tuvo su equipo a pensar de haber goleado: “Newell’s nos hizo jugar a un ritmo distinto al que habíamos observado en la previa, con una dinámica diferente. Cuando se presenta así tenemos que jugar ese partido, fue incómodo porque nunca pudimos tener el control en el primer tiempo producto de que Newell’s nos puso en una situación difícil, llegaban a la segunda pelota más dinámicos que nosotros y si bien no hubo situaciones del todo claras, hubo aproximaciones peligrosas”.

De la Cruz abrió la cuenta para el conjunto millonario
LA NACION/Marcelo Manera


De la Cruz abrió la cuenta para el conjunto millonario (LA NACION/Marcelo Manera/)

Y continuó: “Corregimos lo que creíamos que habíamos hecho mal en el primer tiempo. Sobre todo en esas desatenciones defensivas, donde llegábamos tarde, no teníamos precisión cuando recuperábamos la pelota salvo en el gol y alguna jugada más”.

“Fuimos contundentes, algo que a veces se nos reclama. No jugamos con precisión, y más allá de que arrancamos el partido con el pie derecho producto de esa intensidad, también nos llevó a cometer errores. Y eso se nos presenta muchas veces como una oportunidad. Pudimos entender que si bajábamos un poquito, íbamos a tener chances si éramos precisos. Lo aprovechamos en el primer tiempo. Los cambios nos dieron frescura”, explicó el DT.

La enorme tarea de Julián Álvarez, que marcó dos de los cuatro goles del conjunto millonario, dejó también una reflexión de Gallardo: “ Él es un jugador de elite, tiene mucho potencial. ¿Y cómo se mejora? Con la toma de riesgos: si no los toman, no pueden descubrir qué son capaces de hacer. Es el tomar riesgos, creer en que tienen esas capacidades para resolver situaciones que en el fútbol son cada vez más complejas. Se hace difícil en el fútbol argentino porque jugamos como vivimos en un país que es complejo vivir, a veces se quiere hacer creer que el fútbol es una especie de isla en el que a veces es difícil e insistimos en que los jugadores pueden tomar riesgos y acompañarlos en ese crecimiento. Hoy cada vez más en este fútbol, donde tenés que jugar con jugadores más jóvenes que demoran en madurar y hoy es mucho más lenta la maduración”, finalizó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.