Marcelo Gallardo: de la defensa a Esequiel Barco y las chances de River al “campeonato ganado que no ofrece ninguna copa”.

·4  min de lectura
Gallardo ponderó el respeto que existe en River
Gallardo ponderó el respeto que existe en River - Créditos: @Mauro Alfieri

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, valoró la victoria sobre San Lorenzo de este domingo por el resultado en sí (1-0) más que por las formas con las que lo consiguió, ya que al quedarse con 10 hombres por la expulsión de Marcelo Herrera cuando promediaba el complemento “no quedó más remedio que defenderse”. Pero el DT millonario siempre trata de hacer una lectura más allá de si su equipo consiguió o no los tres puntos.

A la hora del análisis de lo que sucedió en el partido, dejó en claro que el desarrollo no fue favorable como lo hubieran pretendido. “El triunfo valió porque salimos de la racha negativa. Tuvimos dos partidos importantes con Boca y Banfield y nos quedamos sin nada. Dimos un paso importante, para la confianza y unidad grupal. Sirve para mantener la calma. Hoy estuvimos presentes. Tuvimos paciencia para jugar ante una estructura defensiva muy cerrada. Hasta la expulsión de Herrera lo hicimos bien y el gol (Emanuel Mammana en el final de la primera etapa) nos dio tranquilidad. Después no nos quedó otra que defender”, aceptó.

”Puede ser que haya existido una merma física, porque por ejemplo Nicolás De La Cruz estaba cansado. En la primera mitad controlamos bien la pelota en una estructura defensiva cerrada, pero nos faltó un poco en el último tercio. Carecimos de una mejor definición pero nos gustó la primera parte que hicimos ante un equipo que no pierde mucho”, apuntó .

El Muñeco insistió en la conferencia de prensa pospartido que sostuvieron el resultado “pero era necesario. San Lorenzo tuvo el empuje de su gente, con jugadores altos, pero nos defendimos bien. La victoria es necesaria para el espíritu del equipo. Volveremos a empujar porque hasta el final del campeonato vamos a intentar ganarlo”.

”Estamos buscando la dinámica que nos permita controlar el juego en el pase y para eso necesitamos a Santiago Simón. Nos da otra alternativa y no voy a parar hasta encontrar jugadores que nos den un buen funcionamiento. Después, depende de ellos si se sostienen o no. En un año irregular, todos tuvieron su chance de jugar”, aseguró.

El festejo de River, que ante San Lorenzo logró un triunfo aliviador
El festejo de River, que ante San Lorenzo logró un triunfo aliviador - Créditos: @Mauro Alfieri

”Pero acá hay que coleccionar victorias para pelear el campeonato y se llega a eso ganando. Siempre es necesario ganar, pero soy realista. No fuimos una maravilla, pero tuvimos buenos pasajes, ante un rival muy difícil. Nos va a dar posibilidades de, al menos, seguir pensando que se puede. Los demás pierden, ganan, empatan... Tal es así que un equipo que ganó cinco partidos consecutivos se puso a tiro en el campeonato. Acá tenés que coleccionar victorias para tener chances. Quedan siete partidos. Si ganamos la mayoría, vamos a tener posibilidades. Ganando se llega”, apuntó.

Al llegar la hora de algunos análisis individuales resaltó que el autor del gol, “Mammana vino para relanzar su carrera. Tuvo problemas físicos que no le dieron continuidad y sus momentos de trabajo y de adaptación. Hoy se siente más confiado, mejor físicamente y está rindiendo de buena manera”.

”Por su parte a Esequiel Barco le falta entender que tiene que tener mejores decisiones. Está en proceso, es un chico que se fue muy joven a un fútbol con el de los Estados Unidos donde no pudo crecer. Quiero que crezca, pero la pide siempre, porque tiene carácter. Vi muchos jugadores que ante el error no la tocan por mucho tiempo y yo quiero jugadores con coraje”, remarcó.

Sobre el final, se destacó en River ese pedido de Enzo Pérez para juntar a todos los jugadores en el centro del campo del Nuevo Gasómetro y festejar unidos. También Gallardo esperó a todo el plantel para saludarlos y darles un abrazo.

Pero si hay un campeonato ganado por nosotros y que no ofrece ninguna copa como recompensa, es el respeto y espíritu de trabajo entre jugadores, dirigentes, y cuerpo técnico. Y también los hinchas, que apoyan siempre. La foto final del grupo celebrando el triunfo se da siempre. Pero hoy quizá sintieron que tenían que hacer eso por las dos derrotas duras anteriores, pero no me sorprende. Una foto no dice nada, pero tenés que estar así siempre”, completó.