Marcelo se despidió de Real Madrid: el chico que llegó desde Río de Janeiro y se convirtió en el más ganador de la historia

·4  min de lectura
Marcelo Vieira se quebró apenas se subió al atril dispuesto para el acto de despedida de Real Madrid.
Marcelo Vieira se quebró apenas se subió al atril dispuesto para el acto de despedida de Real Madrid. - Créditos: @Captura de video

Prácticamente la mitad de su vida. Una construcción perfecta. Una identidad única, una comunión perfecta. Y como todo proyecto perfectamente edificado, también resultó igual de cuidado el final. Por eso la emoción resulta genuina, por eso no se advierte ni un ápice de corrección política en sus lágrimas, se trata de un sentimiento profundo. Es que a los 18 años llegó a Valdebebas, pasaron 16 años desde aquel primer día y en su vitrina lucen 25 trofeos. Una locura por donde se lo mire. Marcelo se despidió de su casa, de Real Madrid, con mucho más que el galardón de ser el jugador más ganador del equipo merengue, dejó su legado en una de las instituciones más importantes del universo del fútbol.

No pudo contenerse. Apenas puso un pie en el atril que le prepararon para dar su último discurso como jugador de Real Madrid, se quebró. Es que realmente se crió allí, porque apenas 17 años tenía Clarice Alves, la que hoy es su mujer, cuando llegaron juntos a la capital española, y desde entonces construyeron una familia junto con sus hijos Enzo y Liam.

“Quería agradecer al club, a los compañeros con los que tuve la suerte de jugar durante todos estos años, a los entrenadores que tuve, los utileros que para mí son como una familia, la gente que trabaja en la residencia, los de seguridad, los que trabajan por detrás, los que hacen el trabajo sucio…”, dijo completamente emocionado.

Es una historia tan increíble la que construyó que resulta difícil que otro futbolista pueda igualarlo en la Casa Blanca del fútbol. El lateral brasileño, de 34 años, dejó una huella profunda y en su última temporada pudo festejar la conquista de la liga de España y la Champions League... La quinta corona de Europa, un logro fuera de serie, un número difícil de alcanzar para cualquier jugador. “Estar en el mejor club del mundo, hacer historia, que mis hijos vean que fui capaz de jugar en el mejor club del mundo...”.

Todos, absolutamente todos en Madrid lloraron su despedida. Tanto años en el club lo convirtieron en un futbolista que siempre estuvo en todos los detalles. Cuentan algunos medios que era muy natural para él compartir más tiempo con los trabajadores de la institución que con sus propios compañeros. Incluso, en su discurso les dedicó palabras a ellos, a quienes se dedican a cuidar a cada uno de los futbolistas del equipo merengue: “Nosotros sólo nos dedicamos a jugar al fútbol, pero me gusta aclarar que para que juguemos bien, que tengamos ropa limpia, los botines limpios hay un trabajo detrás y eso aprendí en el Real Madrid. Quiero agradecer a todos, al mejor club del mundo por poder disfrutar de esto. Cuando digo trabajo sucio, me entienden. Estamos haciendo lo que nos gusta y tenemos todo para disfrutar”.

La guía de grandes futbolistas resultaron determinante para su formación, Marcelo se convirtió en un sello de identidad y por eso nadie quiso estar ausente en su despedida. En la Ciudad Deportiva de Valdebebas también estaba el legendario goleador y capitán de Real Madrid, Raúl, que para Marcelo fue un faro desde que desembarcó en Madrid: “El Capi está aquí. Quería agradecerte porque cuando llegué tuviste un detalle conmigo muy grande -se desarmó entre lágrimas-. Cuando nació mi hijo, como capitán me enseñaste mucho, nos regalaste, vos y tu familia, un canasto con muchas cosas y eso no me lo voy a olvidar jamás”.

Una emotiva despedida de Marcelo Vieira en Valdebebas
Una emotiva despedida de Marcelo Vieira en Valdebebas - Créditos: @Captura de video


Una emotiva despedida de Marcelo Vieira en Valdebebas (Captura de video/)

Y continuó: “Tuviste un detalle conmigo muy grande y empecé a verte como un capitán, como un ejemplo, y en el fútbol tuve muchos ejemplos y quise seguir el tuyo. Hoy salgo de aquí pudiendo decirte que tuve un ejemplo muy fuerte que fuiste tú. Esto no lo dije nunca, todo lo que digo es de corazón y quería agradecértelo en persona”, dijo Marcelo.

Fue una historia mágica, porque brilló en el futsal en Río de Janeiro, a los 17 años saltó al primer equipo de Fluminense y un año después Real Madrid se transformó en su casa. El final lógico y muy elaborado lo explica Marcelo a la perfección, así como fue historia en la Casa Blanca: “Hoy es un día de alegrías, lloramos porque tenemos muchas emociones, muchos recuerdos y estoy muy feliz. Salgo de aquí con la cabeza en alto, mi familia está muy orgullosa de mí. Soy un afortunado. No es un adiós, es un hasta luego, porque no siento que me vaya del Madrid. Si algún día vengo y no me dan una entrada, van a tener un problema”. La sonrisa del final es una muestra hermosa de una historia de amor maravillosa.

Sus hitos en Real Madrid

  • 101 partidos por Champions League: su primer partido en la Copa de Europa fue el 18 de septiembre de 2007, ante el Werder Bremen.

  • 546 partidos jugados

  • 38 goles anotados

  • 101 asistencias

  • 25 títulos: 5 Copas de Europa, 4 Mundiales de clubes, 3 Supercopas de Europa, 6 Ligas, 2 Copas del Rey y 5 Supercopas de España.

  • Primer futbolista extranjero en ganar la liga siendo capitán de Real Madrid.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.