Marc Márquez comienza tranquilo y contento, con el mismo talante de siempre

·4  min de lectura

Redacción deportes, 6 sep (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) comenzó sus primeros entrenamientos de MotoGP, en el circuito de Misano Adriático, tranquilo y contento en general con su rendimiento y con el mismo talante de siempre.

"Estoy contento, si bien es verdad que en la primera salida no me he divertido nada", dijo entre risas.

"Esta moto es mucho más veloz que la que llevé la semana pasada y durante la mañana, poco a poco me he encontrado mejor, he visto que todavía sé pilotar una MotoGP, pero me falta muchísima fuerza en el hombro y el brazo en general, pero estoy contento, porque hemos cumplido el plan previsto de dar 40 vueltas", añadió.

"Aunque era un plan un poco abierto, hemos visto que en el segundo ‘run’ ya era óptimo y hemos pasado a probar cosas de aerodinámica. Veremos, veremos, porque falta todavía muchísimo”, manifestó el piloto de Repsol Honda a la televisión italiana SKY.

Marc reconoció que tiene la sensación de que "la posición del brazo encima de la moto es más natural". "Se puede ver en una foto, pues al principio he mirado en una foto y en un vídeo para comparar la posición del brazo, sobre todo en las curvas de derechas y va mejor, pero todavía me falta bastante fuerza para tener la posición justa, pero tengo una buena posición encima de la moto durante algunas vueltas, después la posición vuelve a ser la de antes, pero estoy contento, porque siento fatiga en el brazo, pero no dolor”, agregó.

No quiso entrar en valorar su regreso a la competición, pero señaló: "En cuanto me vea más o menos bien para hacer una buena carrera, regresaré, pero por el momento me canso en cuatro vueltas, así que imagina más de veinte vueltas. Si la carrera fuera mañana, no la haría. Veremos cómo estoy mañana que probaré a dar alguna vuelta más y no decidiremos mañana pues habrá que ver cómo reacciona el cuerpo el jueves y el viernes, por lo que hasta el fin de semana no sabré si podré ir a correr a Aragón. Hay posibilidad, pequeña, pero no es la prioridad”.

"Una cosa es hacer un test, que son cuatro vueltas y parar, cuatro vueltas y parar, y la otra una carrera entera. Hoy no acabo una carrera entera a 27 vueltas, porque me irritaría la cápsula del hombro. Me conozco el cuerpo, porque llevo dos años lidiando con este problema y cuando no tienes la posición buena del hombro y los estabilizadores que trabajen bien, es ahí donde empleas posturas raras y sale irritación en la cápsula", explicó Márquez.

"Ahí tenemos que insistir más. Otra cosa es hacer una carrera rápido y constante, sin poder guardarte un segundo en alguna vuelta sino en tiempos buenos y ahora es un momento de improvisación. Hoy el plan era éste y ha salido como esperábamos, mañana el plan es dar más vueltas y veremos si se puede o no. Y el fin de semana, entender cómo reacciona el brazo y el cuerpo, y decidir si tiene sentido ir a Aragón o esperar más. Esto tendré que ir viéndolo poco a poco", insistió respecto a su regreso a la competición.

"El resumen es que tenemos que estar contentos. La primera vez que me he bajado de la moto había una sonrisa en mi cara, porque vuelves a sentir la adrenalina y estaba contento e ilusionado pero es verdad que en las primeras salidas disfrutas poco, porque estas motos corren mucho y no lo tienes ciento por ciento controlado, pero sí que poco a poco… ", reconoció Marc Márquez.

Tras hacer un símil con el esquí, que nunca se olvida, Marc Márquez destacó: "Es lo mismo, no se te olvida ir en moto, pero sí que al principio vas más rígido de lo normal, pero cuando me he puesto en unos tiempos aceptables he empezado a probar cosas, aunque no era el plan principal de hoy, porque era probar y adaptarme yo a la moto, pero cuando hemos visto que estaba en unos tiempos aceptables enseguida nos hemos puesto a probar y en las últimas salidas es cuando me he encontrado mejor, pero el plan eran 40 vueltas y al llegar a ellas hemos parado".

Sobre su brazo, dijo: "Ahora tiene una posición natural cuando no tengo que emplear mucha fuerza y esto significa que la posición es natural, pero cuando tengo que emplear la fuerza total aún falta que los músculos vayan creciendo, que vayan cogiendo fuerza para la estabilización de este hombro y brazo, para que pueda trabajar mucho mejor".

"En las curvas de izquierdas me he encontrado con una posición más natural que antes y en las de derecha, en las que tenía que apretar mucho, me faltaba fuerza, en las que no hay que apretar tanto, en toda la zona rápida, ahí me he dejado algunas 'decimitas', porque se va muy rápido y aún no tengo la estabilidad total, pero sí que me he sentido siempre seguro encima de la moto, que es importante", aseguró el piloto de Repsol.

(c) Agencia EFE