“¡A Maratea le tenemos que ganar!”, el ingenioso y mordaz canto de los hinchas de Argentinos contra Independiente

·2  min de lectura
"¡A Maratea le tenemos que ganar!", cantó la hinchada de Argentinos para mofarse de Independiente, una vez que el Bicho había conseguido el 2-2 tras estar 0-2 en la Liga Profesional de Fútbol.
"¡A Maratea le tenemos que ganar!", cantó la hinchada de Argentinos para mofarse de Independiente, una vez que el Bicho había conseguido el 2-2 tras estar 0-2 en la Liga Profesional de Fútbol.

La alegría de empatar cerca del final un partido que estaba 2-0 abajo da como para cualquier cosa. La situación económico-deportivo-institucional de Independiente, también. En La Paternal, el Rojo de Avellaneda se había puesto dos goles arriba de Argentinos Juniors por la fecha 15 de la Liga Profesional de Fútbol, incluido un nuevo penal de Martín Cauteruccio, el sexto en el campeonato. Bien cobrado, pero el sexto. Y eso enoja a los hinchas contrarios.

Estaba muy caliente el encuentro, tan lleno de amonestaciones, protestas y mañas como deshabitado de fútbol en esos momentos calientes. Cuando el Bicho consiguió, mediante el ingresado Leonardo Heredia, el gol del 2-2 a los 38 minutos del segundo tiempo y le birlaba a Independiente una victoria como visitante que no consigue desde la segunda jornada del certamen, se desató la mordacidad de los simpatizantes. La gente cubrió en buen número el estadio Diego Maradona, más allá de que la campaña de Argentinos es irregular (5 éxitos, 5 igualdades, 5 reveses). Y el alivio por no perder dio paso a la ironía ingeniosa. Un poco hiriente, también.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

La cargada de los hinchas de Argentinos a Independiente

“¡A Maratea le tenemos que ganar! ¡A Maratea le tenemos que ganar!”, gritaron, y rieron, los bichitos colorados en las plateas y la popular de Boyacá y Agustín García. Tan importante y disruptiva es la colecta para ayudar a Independiente como penosa la actualidad del club, que las hinchadas contrarias se hacen un festín en las redes sociales y ahora también en los estadios. Santiago Maratea, el influencer fanático del Rojo que organiza recaudaciones de dinero por causas nobles, esta vez lleva adelante una para rescatar al que supo ser –aún es– el tercer club entre los grandes del fútbol argentino. Eficaz en sus cruzadas solidarias, el joven recurrió a lo que sabe hacer para cubrir los desmanejos de la dirigencia roja. Y fue criticado en estos días por admitir públicamente que retiene 5% del total de los montos reunidos, para lucro propio.

Ocupó un espacio tan central en estas semanas en el ambiente del fútbol y más allá, en los medios de comunicación, que hasta parece eclipsar al propio Independiente. Argentinos debía ganarle “a Maratea” más que al club dueño siete veces de la Copa Libertadores. El mecenas 2.0 tiene hoy más poderío económico que la entidad de la cual es hincha. Él, como millones de aficionados.