Manolo Lama centra su aguijón en Casemiro sin ninguna sutileza

·2  min de lectura
Manolo Lama no perdona una a Casemiro. (Fuentes: Twitter/@ElGolazoDeGol y Stanislav Vedmid/DeFodi Images via Getty Images)
Manolo Lama no perdona una a Casemiro. (Fuentes: Twitter/@ElGolazoDeGol y Stanislav Vedmid/DeFodi Images via Getty Images)

De sobra es sabido que Casemiro es uno de los jugadores fetiche de Manolo Lama del Real Madrid y con razón, después de años sosteniendo el centro del campo blanco de forma brillante. Esta temporada, sin embargo, es uno de los más criticados de sus retransmisiones, en cada pelota que pierde, lo que demuestra que el periodista de la COPE se casa con muy pocos, pues siempre está la salvedad de Raúl González, "el que nunca hace nada".

El pivote defensivo brasileño ha llegado mermado tras un verano con escaso descanso, teniendo que jugar la Copa América con su país, en el cual es tan indiscutible o más como en el Madrid. Se le ve físicamente algo mermado, después de tanto tiempo al pie del cañón, en lo que parecía una fuente inagotable de oxígeno. Aún así, sin estar en su mejor condición en este sentido, es una pieza fundamental para Ancelotti y en el Camp Nou lo ha vuelto a demostrar.

Sin embargo, Lama no le ha pasado ni una, como viene siendo habitual este año, que no le concede la tregua que se ha ganado con creces. Cada error en el pase, algo que ha sucedido cuatro veces contadas, resaltó el fallo: “Que mal Casemiro en la salida de balón”.

Lo cierto es que no le ha costado ningún disgusto a su equipo en ninguna pérdida.

La recuperación de balón se le antoja cada vez más complicada a Casemiro, rodeado de un Modric y un Kroos que abarcan cada día menos campo, cosa que no le favorece en la situación física por la que atraviesa. El contexto poco importó. Lama siguió a lo suyo: “Madre mía Casemiro cómo tiene el punto de mira”.

Precisamente, el Clásico ha sido el encuentro en el que el brasileño ha cumplido desde la sombra, sin destacar pero sin restar, recuperando ciertas sensaciones, especialmente a nivel táctico en tres cuartos, donde se veía solo tapando la frontal del área, situaciones que ha sacado adelante eficazmente.

No es sorprendente. Es común poner el foco y valorar siempre al jugador de quien más esperamos, y Lama espera siempre la excelencia de Casemiro, pues durante años ha sido la tónica habitual. Normalmente usa el sarcasmo para dejar claro algo que chirría, pero esta vez ha sido muy claro con el carioca.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.