Manolín Bueno: "Gento era el mejor extremo izquierdo del mundo"

·2  min de lectura

Cádiz, 18 ene (EFE)- El exfutbolista sevillano Manolín Bueno, que militó en el Real Madrid durante doce temporadas, entre 1959 y 1971, y principalmente como suplente del internacional madridista Paco Gento, fallecido este martes, ha declarado que el cántabro era "el mejor extremo izquierdo del mundo”.

“Lo he sentido un montón”, manifestó en declaraciones a Efe Manolín Bueno, de 81 años y que se mostró muy afectado por el fallecimiento de su antiguo compañero. Ambos extremos se vieron por última vez hace dos años en Navidad, en la comida de los veteranos del Real Madrid, recordó.

El también exjugador del Cádiz y del Sevilla rememoró su gran amistad con Gento por la larga y estrecha convivencia de ambos en el vestuario blanco. "Nos llevábamos muy bien, vivía cerca del campo (estadio Santiago Bernabéu) y parábamos en una cafetería junto a (Ignacio) Zoco y (Enrique Pérez) 'Pachín'", otros exmadridistas ya fallecidos, afirmó.

Manuel Bueno Cabral (Sevilla, 5 de febrero de 1940) -cumplirá dentro de dos semanas 82 años- jugó dos temporadas en el Cádiz, desde 1957 hasta 1959, antes de dar el salto al Real Madrid, en el que estuvo doce campañas, hasta 1971, y con el que jugó 119 partidos oficiales y consiguió dos Copas de Europa, ocho Ligas, dos Copas de España y una Intercontinental.

Manolín Bueno, que reside en Cádiz y ahora está convaleciente de una fractura en un brazo, consideró que él "también era bueno, pero no como él”, en alusión a Gento, lo que le otorgó esa condición de sempiterno suplente de la 'Galerna del Cantábrico' en el puesto de extremo izquierdo del Real Madrid.

“Yo no preferí seguir en el Madrid, pensé que estando Gento me cederían (tras su llegada con 19 años), pero al verme jugar (Alfredo) Di Stéfano y (Ferenc) Puskas, no quisieron que me fuera”, explicó.

Entre los partidos en los que pudo ser titular por ausencia del extremo cántabro debido a alguna lesión, destacó su debut ante el Sevilla (1-0), en un encuentro en el que también se estrenó con la camiseta blanca el brasileño Waldir Pereira 'Didí'.

Pero el recuerdo deportivo que Manolín tiene más marcado en su memoria es la final de la Copa Intercontinental de 1960 ante el Peñarol (0-0 en el Estadio Centenario de Montevideo y 5-1 en el Santiago Bernabéu), en la que rememoró que formó parte del once porque Gento, su compañero y gran amigo, "estaba lesionado”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.